Saly, Virage, Petite Côte y otras playas de Senegal donde sentirse en el Paraíso

La geografía senegalesa no enamora al público turista sólo por la presencia del Dakar. Este también es el hogar de arenales como Saly, Virage, la Petite Côte y otras playas de Senegal que se reparten 531 kilómetros de costa.

El turismo es uno de los sectores clave en el desarrollo de Senegal, y sin duda la presencia de arenales tan exótico como Virage o los Almadíes allanan el camino a sus promotores. Entre la ciudad de Saint Louis y el Cabo Skirring, pasando por la famosa Dakar, se extienden las mejores playas de Senegal, de características aguas turquesas y arenas doradas, regadas por el Atlántico Norte.

A continuación se describirán las playas de Virage, la Petite Côte, Saly, Saint Louis, Yoff, los Almadíes, Toubab Dialao, Boucotto y Mamelles.

Playa del Virage

playas senegal Virage

En la parte norte de la península de Dakar, entre los barrios de Ngof y Yoff, se encuentra este precioso rincón de arenas tostadas y aguas azules. La Playa de Virage, muy cerca del aeropuerto, debe su nombre al célebre restaurante Gondolier Virage, reconocido como uno de los más exclusivos del país.

Perfectamente accesible desde cualquier punto de la ciudad, esta es una de las más famosas playas de Dakar en Senegal. Sus 300 metros de arena se llenan de turistas y locales en busca de un baño refrescante durante los días más calurosos. El ambiente es siempre magnífico y no faltan los puestos a pie de playa donde disfrutar de pescado fresco cocinado a la parrilla. La playa del Virage es también muy popular entre los surfistas y los entusiastas de los deportes acuáticos debido a la presencia de grandes olas en cualquier época del año.

Playa de la Petite Côte

playas senegal La Petite Côte

La «pequeña costa» senegalesa se extiende a lo largo de más de 70 kilómetros al sur de Dakar, entre las localidades de Rufisque y Joal-Fadiouth. Esta franja de litoral esconde algunas de las más bonitas playas de Senegal, una sucesión de arenales intercalados con pintorescos pueblos de pescadores como Yenne, Toubab Diallaw, Ndayane, Popenguine, Somone o Ngaparou. En todos estos lugares el turismo convive sin problemas con las viejas tradiciones marineras.

La mayoría de las playas de la Petite Côte son vírgenes. Las que se hallan más alejadas de las carreteras y de los núcleos de población ofrecen a los viajeros un paisaje interminable de arena inmaculada, conchas marinas y aguas cristalinas. Uno de los mejores ejemplos es la playa de la isla de Fadiouth, a la que se llega cruzando a pie un largo puente de madera.

Playa de Saly

playas senegal Saly

Probablemente sea este el destino turístico más desarrollado de los que conforman la Petite Côte, al sur de Dakar: Las playas de Saly en Senegal, son famosas por sus palmeras y por los bungalows construidos en la misma orilla. Los turistas encuentran en estas playas todo el equipamiento y los servicios que necesitan para disfrutar de unas perfectas vacaciones bajo el sol.

Sin embargo, igual que sucede en otras playas de Dakar, Senegal, en Saly se lucha contra un enemigo poderoso: la erosión. El oleaje y las mareas han ido reduciendo la anchura de la playa de forma considerable en las últimas décadas. Las autoridades del país han puesto en marcha un ambicioso plan de recuperación para reconquistar terreno al océano y devolver a Saly su antiguo esplendor.

Playa de Saint Louis

playas senegal Saint Louis

La ciudad de Saint Louis se encuentra en la desembocadura del río Senegal, que marca la frontera norte del país con Mauritania. El margen derecho del delta de este río forma una larga y estrecha península de arenosa. Justo en ese lugar se asienta la Playa de Saint Louis, también llamada Playa Hydrobase, debido a la cercanía de una base aérea para hidroaviones. Esta es sin duda una de las mejores playas de Senegal.

A lo largo de los tres kilómetros por los que se extiende la playa de Saint Louis se alinean grandes complejos hoteleros. Sus clientes tienen literalmente la playa a sus pies. Por otra parte la ciudad de Saint Louis queda un poco lejos, por lo que hace falta usar el transporte público para llegar hasta ella. La playa es amplia y tranquila, excepto el 15 de agosto, día en que se llena de gente para celebrar la Asunción, una de las grandes fiestas nacionales de Senegal.

Playa de Yoff

playas senegal Yoff
Fotografía de Isabelle Lemelin.

La localidad de Yoff, particularmente famosa por su larga y bonita playa, se ubica a unos 8 kilómetros al norte de Dakar. Su tramo más occidental, llamado Yoff Tongor, se halla cerca de un colorido y animado puerto de pescadores. Es habitual ver allí las tradicionales embarcaciones de pesca varadas en la arena, una imagen que forma parte del encanto del lugar. La parte oriental de la playa de Yoff es conocida también con el nombre de playa BCEAO, siglas del Banco Central de los Estados de África Occidental, cuyo edificio se levanta cerca de allí.

Yoff es un destino muy popular entre los surfistas, aunque al mismo tiempo es muy frecuentado por las familias, sobre todo los fines de semana. En este enorme arenal de 4 kilómetros hay espacio para todo el mundo. Sin duda el punto fuerte de Yoff es su fama de ser la más limpia de todas las playas en Senegal. De hecho, algunos medios especializadas han llegado a comparar sus aguas cristalinas con las de las Islas Seychelles.

Playa de los Almadíes

playas senegal Almadíes

En el extremo más occidental del territorio sengalés, y por tanto el punto situado más al oeste del continente africano, se esconde una maravillosa joya natural: la Playa de los Almadíes (en francés, Plage de la Pointe des Almadies). Sin discusión, esta es una de las mejores playas en Senegal.

Los Almadíes es una playa pequeña, de apenas 100 metros de largo. Se ubica justo al norte de la playa privada del Club Med. Un rincón de paz y tranquilidad a 10 kilómetros de Dakar, con buenos restaurantes y acogedores hoteles. Esta playa es ideal para ir con niños pequeños, pues existe una barrera de rocas que protege la costa del oleaje. Para los amantes del submarinismo, más allá de esta barrera hay ocultos bajo la superficie varios restos de naufragios entre los que bucear y dejar volar la imaginación.

Playa de Toubab Dialao

playas senegal Toubab Dialao

Existen algunas localidades en la costa senegalesa donde se ha conseguido alcanzar el equilibrio perfecto entre los modos de vida tradicionales y la actividad turística. Una de ellas es Toubab Dialao (o Toubab Dialaw), situada a poco más de una hora en coche de Dakar, en el corazón de la Petite Côte.

La atmósfera genuina que se respira paseando por las calles del pueblo es exactamente la misma que se disfruta en la playa. Las arenas doradas de Toubab Dialao no sólo ofrecen la posibilidad de unos días de relax junto al mar, sino que también brindan a los visitantes una interesante oferta cultural y de ocio, que va desde tiendas de artesanía a locales de música en vivo. Todo esto hace de Toubab Dialao una de las playas en Senegal con más personalidad y encanto.

Playa de Boucotto

playas senegal Boucotto
Fotografía de Bjørn Christian Tørrissen.

La región de Casamance, en el extremo más meridional de Senegal, cuenta con un litoral salvaje formado por manglares y largos arenales solitarios. Uno de sus mejores rincones secretos es la playa de Boucotto, ubicada cerca del Cabo Skirring.

Si hablamos de playas vírgenes, la de Boucotto es sin duda una las mejores playas de Senegal, además de una de las más grandes del país: nada menos que doce kilómetros de arena blanca, aguas limpias y naturaleza en estado puro. Un paraíso alejado del turismo de masas y especialmente indicado para los amantes de la tranquilidad y el ecoturismo.

Playa de Mamelles

playas senegal Mamelles

Bien protegida por los acantilados que la rodean, la pequeña Playa de Mamelles ofrece a los visitantes una preciosa pequeña bahía de arena tostada a menos de 10 kilómetros al oeste de Dakar. Debe su curioso nombre a la presencia cercana de dos colinas peladas de forma redondeada, bautizadas por los locales como mamelles, palabra que puede traducirse como «senos femeninos» en francés.

Las dos mejores palabras para definir esta playa son pulcritud y tranquilidad, cualidades que no siempre se pueden encontrar en otras playas en Senegal. Además de algunos restaurantes y coquetos hoteles, el paisaje de Playa de Mamelles está dominado por el gran faro que se levanta majestuosamente al sur, mirando hacia el puerto de Dakar.

Por qué los meses de julio, agosto y septiembre son la mejor época para viajar a Sudáfrica

La mejor época para viajar a Sudáfrica varía en función de los intereses de cada viajero. ¿Para disfrutar de la playa? El invierno. ¿Para hacer safaris? La temporada seca. ¿Para avistar ballenas y tiburones blancos? De junio a septiembre.

Para los viajeros occidentales, las estaciones y meteorología del hemisferio sur pueden ser una caja de sorpresas. Las diferencias entre países como España y Sudáfrica son drásticas. En la Nación del Arcoíris, por ejemplo, el otoño se desarrolla del 1 de marzo al 31 de mayo, mientras que el invierno tiene lugar entre principios de junio y finales de agosto; la primavera se inicia el 1 de septiembre y termina el 30 de noviembre, y el verano abarca los meses de diciembre y febrero.

¿Cuál es la mejor época para viajar a Sudáfrica? Para los turistas con gustos claros y definidos, esta pregunta tiene fácil respuesta. Cada periodo del año es propicio para disfrutar de un pedacito de este país del África meridional. Aunque este es un destino vacacional muy popular durante los doce meses del calendario, debido a sus variados climas regionales y la abundancia de su vida silvestre, hay mejores y peores periodos para visitarlo.

Los viajeros que deseen avistar a los Big Five o la exótica avifauna local deben escoger con cuidado en qué meses visitarán el territorio. Decantarse por la temporada lluviosa sería un error. Los recursos acuíferos son mayores entonces y los paisajes lucen más densos y frondosos, lo que dificultad la observación de especies silvestres ―exceptuando a los mosquitos, que son más numerosos que en cualquier época del año. De ahí que sea importante saber cuándo ir a Sudáfrica para disfrutar de determinadas actividades en plenitud.

Este artículo responde a las siguientes preguntas: ¿Cuál es el mejor mes para viajar a Sudáfrica? ¿Y la mejor época para ir de safari? ¿La temporada idónea para disfrutar del turismo de sol y playa? ¿La mejor época de tiburones? ¿El momento perfecto para ver ballenas?

Septiembre, el mejor mes para viajar a Sudáfrica

Sudáfrica goza de unas temperaturas máximas de 27 grados durante el mes de septiembre, con mínimos de 12 grados y más de 8 horas de luz. El clima es idóneo en la mayor parte del territorio, y pueden disfrutarse de casi todas las actividades que ofrece la Nación del Arcoíris.

mejor época para viajar a Sudáfrica septiembre

Para los amantes de la naturaleza, por su parte, encontrarás no pocas oportunidades de observación de vida silvestre. La vida silvestre es más fácil de encontrar porque hay una menor masa de vegetación, y las especies tiende a reunirse alrededor de ríos y acumulaciones de agua. De ahí que el turismo de safaris reconozca en septiembre el mejor mes para viajar a Sudáfrica.

Esto último no significa que los precios sean elevados. De hecho, septiembre corresponde a la temporada baja, y los parques y reservas naturales no reciben una gran demanda. Esto beneficia a los pequeños ahorradores en todos los sentidos: billetes de acceso más asequibles, mejor oferta de vuelos, reservas hoteleras más económicas, etc.

Pero septiembre también es el primer mes de la primavera sudafricana. Una alfombra de coloridas flores silvestres se extiende por la costa oeste del país, dando lugar a paisajes impresionante en Ciudad del Cabo, Worcester y otras ciudades sudafricanas. El diente de dragón, la margarita del Cabo, los geranios y gitanillas, la gerbera o la margarita africana se muestran en cada rincón, especialmente en áreas protegidas como el parque nacional West Coast. Otra razón de peso para considerar este mes como la mejor temporada para viajar a Sudáfrica.

101Africa recomienda

¡Maratón de parques! Kruger, Pilanesberg, Chobe y otros parques nacionales de Sudáfrica

Este también es un periodo idóneo para hacer actividades outdoor: hacer surf en playas sudafricanas como Durban, Muizenberg o Boulders, desafiar al miedo en las tirolinas de Tsitsikamma o hacer trekking en la Ruta del Jardín. Además, no hay mejor época para viajar a Sudáfrica y disfrutar de la vitivinicultura. La degustación de vinos como el chardonnay o sauvignon blanc en mitad de los viñedos es una experiencia única.

Temporada seca, la mejor época para ir de safari a Sudáfrica

De junio a agosto se desarrolla la llamada dry season o temporada seca, considerada por muchos como la mejor fecha para ir a Sudáfrica. Son muchos los factores que ayudan a entender el porqué. Las temperaturas son cálidas durante el día, con máximos y mínimos razonables y unas bajas precipitaciones, que permiten disfrutar de actividades al aire libre durante la mayor parte de la temporada.

mejor época para viajar a Sudáfrica animales2

No hay mejor momento para observar la espectacular vida silvestre de parques como Kruger, Pilanesberg o Chobe. Los suministros de agua son más escasos, lo que obliga a la fauna a realizar más desplazamientos y a concentrarse en zonas de acumulación acuífera. Este factor se suma a otros, como la menor densidad de vegetación o el mayor número de días soleados, que dan lugar a un cóctel perfecto para el turismo de safaris.

Viajar a Sudáfrica en agosto, por ejemplo, es una invitación sincera a disfrutar de las ventajas de la temporada baja. La reserva de vuelos y hoteles es más económica y no requiere tanta anticipación. La masificación turística es mínima en sus núcleos urbanos, aunque en los parques y reservas se contrarresta con la abundancia de excursiones escolares.

Por qué la temporada lluviosa no es la mejor para los safaris

La llamada wet season o temporada lluviosa está lejos de ser la mejor para los safaris. La observación de la vida silvestre puede ser un desafío debido a la escasez de desplazamientos en manada y la mayor densidad de la vegetación. La hierba puede ser muy elevada en algunas áreas después de las lluvias. Esto dificulta el avistamiento de la fauna incluso en mitad de la sabana.

mejor época para viajar a Sudáfrica animales1

Por otra parte, el menor número de días soleados limita los desplazamientos y condiciona las excursiones a los caprichos del clima. Las nubes de mosquitos, además, llegan a convertirse en una pesadilla. No obstante, los viajeros que deseen presenciar arcoíris deben decantarse por estos meses, pero serán la mejor fecha para viajar a Sudáfrica en su caso.

El invierno, el momento perfecto para disfrutar de la playa en Sudáfrica

Disfrutar del turismo de sol y playa… ¿en invierno? Esto no sorprende a los países del hemisferio sur, donde los veranos son fríos y los inviernos cálidos. De ahí que los surfistas y amantes de la playa consideren que los meses de junio, julio y agosto son la mejor época del año para viajar a Sudáfrica, a pesar de corresponder a la temporada baja.

mejor época para viajar a Sudáfrica

El surf, el windsurf, el buceo, el puenting y otras actividades se disfrutan especialmente durante esta estación. Los cielos son más azules, las playas son más cálidas y las temperaturas son más moderadas, libres de heladas. En el caso de ciudades como Durban, una ‘oleada’ de surfistas invaden sus arenales, creando un ambiente perfecto para los entusiastas de este deporte.

Pero además, los meses de invierno son la mejor época para viajar a Sudáfrica por su calendario festivo. Sólo durante este periodo se puede asistir al festival Afrikaburn, el Klein Karoo Nasionale Kunstefees, el festival Knysna Oyster o el festival Hermanus FynArts, entre otros.

De junio a septiembre, mejor época de tiburones en Sudáfrica

La perspectiva de hacer un viaje a Sudáfrica para ver el tiburón blanco es atractiva para el público turista. La temporada alta para avistar a estos ‘monstruos’ acuáticos se desarrolla entre julio y septiembre. Las posibilidades de ver escualos durante los meses de invierno son extremadamente altas.

mejor época para viajar a Sudáfrica tiburones

El otoño y la primavera son periodos muy interesantes para la observación de estas especies marinas. Nunca se sabe cuándo y dónde aparecerán los tiburones, pero los avistamientos son numerosos en cada recorrido. Para los ahorradores, no obstante, la mejor época para ir a Sudáfrica y ver al tiburón blanco es en diciembre, enero y febrero.

Este periodo corresponde a la temporada baja, y es el más económico para contratar tours y experiencias relacionadas con tiburones. Aunque las posibilidades de avistar al Carcharodon carcharias son menores, no es extraño tropezarse con varios en un mismo recorrido en las aguas de Gansbaai, por ejemplo.

101Africa recomienda

¡Experimenta la aventura! 10 cosas increíbles que hacer en Sudáfrica

¿Y las ballenas, cuándo ir a Sudáfrica para verlas? De junio a noviembre

Destinos como Kleinmond, Bettysbaai, Hermanus, Gansbaai o Pringle Bay forman parte de la llamada Ruta de las Ballenas en Sudáfrica, famosa entre los amantes de estos cetáceos, en particular de la ballena franca austral, común en las costas de Australia, Sudamérica y Nueva Zelanda, además de Sudáfrica.

mejor época para viajar a Sudáfrica ballenas

La época de avistamiento de ballenas en Sudáfrica es de junio a noviembre. La Eubalaena australis emigra desde la Antártida hasta las templadas aguas de la Nación del Arcoíris. En sus costas darán a luz a una única cría en los meses de julio y agosto. Ni la ballena franca austral ni sus crías son tímidas a los ojos humanos, siendo posible observarlas de cerca. Su saltos, sus expulsiones de aire, sus coletazos y otras acciones son un espectáculo para la vista.

Pero esta también es la mejor época para visitar Sudáfrica para observar a las ballenas jorobadas, los rorcuales de Bryde, las orcas, los delfines y, por supuesto, el gran tiburón blanco.

Con sabor oriental: el tajín, el chorba frik, el brik al huevo y otros platos típicos de Túnez

La gastronomía tunecina es una caja de sorpresas. El tajín, el chorba frik, la ensalada mechouia, el brik al huevo o las muchas variedades de cuscús brillan con especial intensidad entre los platos típicos de Túnez.

La comida tradicional de Túnez siempre ha sido una poderosa atracción para los turistas y foodies. Sus guisos, cocidos de carne y pescado, pastas y sopas recuerdan a los muchos zocos y medinas que salpican la geografía de este país, cuna de grandes chefs internacionales (Ghaya Oliveira, Abderrazak Haouari o Wafik Belaid). Buena parte de los platos típicos en Túnez son el resultado de una larga tradición culinaria, herencia de romanos, bizantinos, árabes, españoles, turcos, italianos y franceses.

Estos 10 platos típicos de Túnez permiten darle un bocado a la gastronomía de Oriente Próximo

Este artículo recoge una descripción de los platos típicos de la gastronomía tunecina, como el tajín, la harissa, el cuscús, el chorba frik, el lablabi, el chakchouka, la ensalada mechouia, la kamounia, El kefteji y el brik al huevo.

1. Tajín

platos típicos de Tunez tajin

Conocido a su vez como tayín y tajine, esta delicia tunecina se define como un cocido de carnes y verduras, preparado y servido en cazuelas de barro de grandes dimensiones (llamadas a su vez tajines). En líneas generales, se elabora con carne de pollo (o de atún o cordero), cebolla, almidón de patatas, queso, huevos batidos y especias diversas, como el perejil fresco.

El tajín es, además, uno de los platos típicos de Túnez con más historia. Sus orígenes se remontan a los tiempos del califa Harún al-Rashid, hace casi dos milenios de historia, y su popularidad ya era notable en tiempos antiguos, pues se menciona en Las mil y una noches.

Aunque es posible encontrar puestos de cocción de tajines en las calles de Cartago o Susa, este plato abunda más en bodas y otras ocasiones ceremoniosas, ocupando un puesto de honor en la comida típica de Túnez.

101Africa recomienda

¿Cómo es la comida típica de África? 11 platos y postres para descubrirla

2. Harissa

platos típicos de Tunez harissa

Otro de los platillos típicos de Túnez es la salsa harissa, ampliamente considerada como el condimento nacional de Túnez, muy presente en los menús de Oriente Medio. A diferencia de otras variedades, la harissa tunecina se prepara a partir de chiles procedentes de las localidades de Nabeul y Gabès, motivo por el que es tan picante. Su receta se completa con la adición de cebollas fermentadas, jugo de limón y especias diversas.

Como cualquiera otra salsa, la harissa no se consume en solitario. Se vende en frascos y tarros, añadiéndose a platos como el cuscús o el lablabi. No es descabellado afirmar que, sin esta salsa, la identidad de la comida tunecina se desdibujaría. La harissa es uno de los vestigios culinarios dejados por los españoles durante la ocupación del territorio tunecino en el siglo XVI.

3. Cuscús tunecino

platos típicos de Tunez cuscus

El cuscús tunecino o kousksi se define como una delicia combinada de carnes variadas, pescados y una base de cuscús, intensamente saborizada con salsa harissa. Recibe otros nombres en los países vecinos del África septentrional, como seksu (Marruecos) o kosksi (Argelia).

El kousksi, considerado como el plato nacional de Túnez, se elabora al vapor en cuscuseras. Entre sus ingredientes destacan carnes como el cordero, la ternera, el conejo o incluso el camello y pescados y mariscos como el calamar, la lubina o el pulpo.

Se estima que fueron los pueblos bereberes quienes inventaron las primeras variantes de esta delicia hacia el siglo III d.C. Su nombre originario (kaskasa o seksu) significa ‘redondear’ o ‘dividir en pequeños trozos’. En la actualidad, este cuscús es sinónimo de buen sabor, siendo uno de las delicias obligadas que comer en Túnez.

4. Chorba frik

platos típicos de Tunez Chorba frik

El chorba frik es una variante de una sopa muy tradicional del Magreb que se consume en Argelia, Túnez y Libia. Recibe también el nombre de jari y tiene como ingrediente principal las semillas de frikeh o freekeh, un cereal común entre los antiguos pueblos del Mediterráneo.

El chorba frik se define como una sopa elaborada con tomate, carne, garbanzos, aceite vegetal y ajos. Está condimentada con pimentón, sal o cayena y especias como la menta o el cilantro. Gracias a su valor nutritivo, este plato típico de Túnez se sirve en solitario, siendo un bocado muy común después del ayuno del Ramadán.

5. Lablabi

platos típicos de Tunez Lablabi

Los garbanzos desempeñan un rol protagonista en la comida típica de Túnez, y quizá el mejor ejemplo sea la lablabi. Esta sopa vegetal se consume en restaurantes económicos y puede encontrarse bajo el nombre de lablebi, pudiendo considerarse una delicia apta para paladares veganos, de no ser por la presencia del atún.

Otros ingredientes de la lablabi, además de la base de garbanzos y el atún, es el huevo duro (en un punto similar al mollet), las alcaparras, las aceitunas, el ajo y especias como el cilantro, el perejil o el cebollín. Se cocina con vinagre o jugo de limón, aceite de oliva y salsa harissa. Para los amantes de la gastronomía del África septentrional, el lablabi es una de las recetas de platos típicos de Túnez más codiciadas.

6. Chakchouka

platos típicos de Tunez Chakchouka

Pero los guisos vegetales también llevan la voz cantante en los platos representativos de Túnez. El chakchouka o shakshouka es una palabra de origen bereber que puede traducirse como guiso de verduras y cuenta con un largo historial en los países del Magreb.

El chakchouka se elabora con huevos hervidos de estilo mollet, generosamente regados por una salsa donde el ajo, el tomate y el chile se combinan. Condimentos como el comino, la nuez moscada y el pimentón saborizan este manjar, cuyos orígenes podrían remontarse al Imperio Otomano, donde era conocido como şakşuka. Con toda seguridad, el chakchouka destaca entre los platos típicos de Túnez.

7. Mechouia

platos típicos de Tunez Mechouia

Conocida localmente como slata mechouia, esta ensalada de verduras es un entrante muy común en los menús tunecinos, especialmente durante los meses de verano.

Se define como una combinación de tomates, pimientos, cebollas, ajo y berenjenas a la parrilla. Cuando se han preparado, se mezclan con diversos condimentos, previamente molidos, y se incorpora aceite de oliva y azú al resultado final. La mechouia, cuya denominación significa ‘ensalada a la parrilla’, está considerada como uno de los must de la comida y bebida típica de Túnez.

101Africa recomienda

¡Qué rico! 8 platos y alimentos típicos en la comida de Marruecos

8. Kamounia

platos típicos de Tunez Kamounia

Para los foodies que se preguntan cuál es la comida típica de Túnez, la carta de sabores de este país estaría incompleta sin la kamounia. Este guiso de carnes especiadas es popular no sólo en los menús de Túnez sino también de la cocina sudanesa.

Conocido igualmente como kamouneya, esta delicia se compone de abundante carne de res o de cordero cocinada con ajo y especies diversas, en las que predomina el comino y el perejil. No es infrecuente que la kamounia se sirva junto a arroz cocido o encima del mismo.

9. El kefteji

platos típicos de Tunez kefteji

Entre los platillos típicos de Túnez destaca igualmente el kefteji, conocido a su vez como kafteji. Se define como un manjar elaborado con vegetales fritos y sazonado con aceite de oliva y salsa harissa.

Entre los ingredientes del kefteji figuran el tomate, el pimiento verde, los huevos, la calabaza y casi siempre el calabacín. Se disponen en completo desorden, bien cortados y fritos, saborizados con perejil y cebolla además de harissa. Se cree que su denominación procede del vocablo köfteci o ‘vendedor de kofta’.

10. Brik al huevo

El brik al huevo brilla con especial intensidad entre los platos de Túnez, por ser uno de los más típicos y reconocidos internacionalmente de esta gastronomía. Puede definirse como una empanadilla frita que se rellena con un huevo frito combinado con otros ingredientes y especias.

Esta delicia es en realidad un aperitivo o una comida casual, no constituyendo nunca un almuerzo o cena completas. Entre sus ingredientes destacan el malsouqa (láminas hechas de harina y sémola), una pasta que se rellena con huevo, perejil y atún, admitiendo también queso y alcaparras. Ocasionalmente se adorna con limón y casi siempre se sirve con forma triangular o bien cuadrada con un corte diagonal.

El brik al huevo no se presenta de esta forma en los menús de los restaurantes tunecinos. Debe pedirse como brik à l’oeuf y brik bel âdham, pues tales nombres recibe en francés y en árabe.

Livingstone contra el Imperio Británico: cómo utilizó el periodismo para concienciar sobre los horrores de la esclavitud en África

El ‘cuarto poder’ desempeñó un papel destacado en la abolición del comercio y tráfico de esclavos del Imperio Británico. Fueron los testimonios del doctor Livingstone los que concienciaron a la población occidental sobre los horrores que acontecían en África Oriental.

Livingstone africa esclavitud

David Livingston es considerado como el «el primer luchador por la libertad de África». Y no dicho por historiadores occidentales, sino por Kenneth Kaunda, primer presidente de Zambia. Aunque por todos es conocido el tráfico y venta de esclavos que aterrorizó a las poblaciones africanas en el siglo XVIII-XIX, no muchos conocen el papel que Livingston desempeñó en la retirada del Imperio Británico de este penoso e inhumano comercio.

David Livingston fue un lingüista, médico, misionero y explorador británico, nacido en la localidad de Blantyre, cerca de Glasgow. Se convirtió en un mito y leyenda durante sus expediciones por África, exponiendo algunos de los grandes misterios del continente y aprendiendo acerca de sus secretos. Sin embargo, su labor como exploradores empequeñece en comparación con su aportación más valiosa: la abolición de la esclavitud.

101Africa recomienda

El lado más personal de David Livingstone, en 10 frases sobre religión y vida misionera

A mediados del siglo XIX, Gran Bretaña y Estados Unidos ya habían eliminado la esclavitud, pero en la península arábiga y gran parte del continente africano persistía un comercio regular de esclavos.

De esta industria no se beneficiaban únicamente las potencias coloniales sino también las naciones del mundo árabe. Incluso había tribus indígenas que organizaban batidas para capturar y esclavizar a otras poblaciones indígenas. Este fue el panorama que el doctor Livingstone encontró en marzo de 1841 a su llegada a Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Del diario de Livingstone a la prensa británica: la masacre de 400 esclavos que lo cambió todo

Las facetas misionera y exploradora de Livingstone se combinaron y mezclaron durante las tres décadas que pasó en África. Sin embargo, el británico nunca subordinó sus expediciones a la difusión del cristianismo entre las gentes de este continente. Aunque se cuenta que no logró convertir a esta religión a ningún nativo, sus testimonios sobre la esclavitud tuvieron un impacto descomunal dentro y fuera de África.

El doctor Livingstone fue testigo de una masacre de 400 africanos locales a manos de esclavistas en una de sus primeras expediciones. Ya estaba firmemente en contra de la esclavitud, pero se estima que esta tragedia lo habría impulsado a hacerse eco de lo que estaba sucediendo en países como Zambia o Zanzibar.

foto esclavitud africa

En un principio, este misionero se limitó a registrar aquellos incidentes en su field diary. Sin embargo, el encuentro entre Livingstone y Henry Stanley le permitió trasladar su testimonio a las páginas del New York Herald y otros periódicos de la época. En efecto, el periodista Stanley envió un informe de esta masacre, detallando la brutalidad de los mercaderes de esclavos, ante la inacción de potencias coloniales como el Imperio Británico.

Los registros del doctor Livingstone sobre lo que sucedió durante la masacre impactaron y horrorizaron a los lectores británicos, estadounidenses y de otros países occidentales. Y esto tuvo un impacto positivo, ya que obligó al Gobierno británico a cerrar el comercio de esclavos en África Oriental.

Es imposible calibrar el impacto de Livingstone en la abolición de la esclavitud, pero no cabe duda de que su presencia fue beneficiosa para las gentes de Zambia, Burundi o Tanzania, donde hoy pueden encontrarse monumentos, museos y ciudades con su apellido.

Incluso después de su muerte en 1873, la contribución abolicionista de Livingstone se hizo sentir en países como Zanzíbar, cuyo sultanato prohibió la venta y tráfico de esclavo motivado por las ideas del misionero británico.

En la actualidad, las páginas del diario de Livingstone se conservan en el David Livingstone Centre de Glasgow, administrado por el National Trust for Scotland. Es notable las penosas condiciones en las que el misionero registró sus testimonios en este documento. Olvidado por sus contemporáneos en África Central, se vio obligado a hacer tinta con semillas de bayas y a obtener papel por medios hoy desconocidos.

101Africa recomienda

La Piedra de Livingstone y Stanley, uno de los grandes iconos de la historia africana

Sería imposible calibrar el impacto de Livingstone en la abolición de la esclavitud, una pesadilla que se prolongó durante varios siglos y que abrió grandes heridas en el África negra.

Es seguro, sin embargo, que este misionero sembró una semilla muy positiva durante los 30 años que permaneció en el continente, y por ello países como Zambia, Tanzania o Burundi le reconocen su humanidad y espíritu de lucha con monumentos, escuelas, museos, estatuas e incluso ciudades que llevan su apellido.

¿Dónde celebrar Halloween en África? Pueblos fantasma, castillos malditos y otros lugares para visitar en 2019

El pueblo fantasma de Kolmanskop, el mercado vudú de Akodessawa o el cementerio pirata de Sainte-Marie son algunos de los mejores lugares para visitar en Halloween en África.

Africa es tierra de leyendas, historias de fantasmas y destinos aterradores. Cuando los viajeros se preguntan donde viajar en Halloween, rara vez piensan en Egipto, Sudáfrica, Madagascar o Kenia. Y sin embargo, no pueden faltar en la wishlist de quienes deseen pasarlo de miedo.

Este mágico continente ofrece cientos de experiencias aterradoras: recorrer un pueblo fantasma en mitad del desierto del Namib, buscar al fantasma del Castillo de Buena Esperanza, visitar el Cementerio Pirata de Sainte-Marie, hacer unas compras el mercado vudú de Akodessawa, etc. Estos y otros lugares para visitar en Halloween en África no decepcionarán a los viajeros.

¿Dónde celebrar Halloween en África? 10 destinos espeluznantes donde pasarlo de miedo

Este artículo recoge una descripción del pueblo Kolmanskop, el Mercado de Akodessawa, el Cabo de Buena Esperanza, el Cementerio Pirata de Sainte-Marie, las cuevas de Sterkfontein, el Santuario de Tofet, las Ruinas de Gede, la Isla de las Serpientes, el Castillo de Buena Esperanza y el Palacio del Barón Empain.

Viaje al pueblo fantasma de Kolmanskop en Namibia

lugares visistar en halloween Kolmanskop

Uno de los mejores sitios para visitar en Halloween dentro del continente africano es Kolmanskop. Probablemente este sea el pueblo más famoso de Namibia y el menos habitado con diferencia, pues ningún ser humano ha vivido entre sus paredes desde la Primera Guerra Mundial.

Este pueblo fantasma está situado en Sperrgebiet, en el desierto del Namib, a 10 kilómetros de la ciudad portuaria de Lüderitz. Sus casitas y edificios se yerguen en mitad del desierto como ‘esqueletos’ de madera, ladrillo y hormigón. Aún quedan en pie y pueden visitarse los restos del hospital, el salón de baile, la escuela, la bolera, el teatro o la panadería de Kolmanskop, así como las muchas viviendas particulares.

Pero Kolmanskop no siempre tuvo este aspecto de abandono y desolación. Cuando Zacharias Lewala encontró en 1908 un diamante en las inmediaciones del territorio, la noticia se extendió como la pólvora. Los cazafortunas, en su mayoría colonos alemanes, se desplazaron hasta aquí con sus familias, dando así origen a una población permanente, que alcanzó su punto culminante en la década de 1920, antes de que el precio de los diamantes se desplomase, poniendo fin al pilar económico de Kolmanskop.

De compras en el mercado vudú de Akodessawa en Togo

lugares halloween africa Akodessawa
Fotografía de Julius Cruickshank y Dominik Schwarz.

¿Hacer shopping en un supermercado de artículos de vudú? Esta idea tan espeluznante es posible en la capital de Togo, Lomé, sede del Mercado de Fetiches de Akodessawa. Presume de ser el mayor punto de venta de fetiches y amuletos relacionados con la religión vudú y la magia negra a nivel internacional.

Conocido a su vez como Marche des Feticheurs, este es uno de los mejores lugares para visitar en Halloween, debido a los productos tan macabros y espeluznantes que pueden encontrarse: cabezas de leopardo, caimanes disecados, cráneos humanos o huesos de gacelas, sin mencionar los amuletos y talismanes artesanales. Por si fuera poco, abundan los sacerdotes vudú que bendicen estos objetos o realizan preparados in situ para curar desde un simple resfriado hasta el mal de ojo.

Barco fantasma en el Cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica

lugares visistar en halloween cabo buena esperanza
Fotografía de Martie Swart y pintura de Charles Temple.

Como bien es sabido, la leyenda del Holandés Errante ha sido popularizada por compositores como Richard Wagner y sagas cinematográficas como Piratas del Caribe. Pero pocos saben que, en la actualidad, este barco fantasma sigue haciendo acto de presencia en las costas de Sudáfrica. Y es que los fareros del Cabo de Buena Esperanza han informado de múltiples avistamientos del Holandés Errante en los últimos años.

En opinión de los lugareños, el famoso barco sigue vagando por los mares en busca de un puerto seguro, y a veces merodea el Cabo de Buena Esperanza, en Ciudad del Cabo. De ahí que acudir a este puerto en mitad de una tormenta sea una actividad popular entre los jóvenes, pues se dice que el mal temporal es propicio para avistar este espectral navío. En el peor de los casos, disfrutarán de una agradable travesía en el Flying Dutchman Funicular, un buen destino donde ir en Halloween.

Psicofonías en el Cementerio Pirata de Sainte-Marie en Madagascar

lugares visistar en halloween cementerio madagascar

La Isla de Sainte-Marie fue durante los siglos XVII y XVIII un refugio para los piratas de la época, llegando a ser el hogar de más de 1.000 de estos bandidos de las mares. Se estima que William Kidd, Olivier Levasseur, Henry Every, Robert Culliford o Thomas Tew atracaban con frecuencia en estas costas. Esto ha llevado a los historiadores a establecer la ubicación de la legendaria Libertalia en la Sainte-Marie.

Esta isla tan pintoresca es el hogar del Cementerio Pirata de Sainte-Marie, una destino perfecto donde ir en Halloween con niños. Gran parte de sus lápidas, pertenecientes a filibusteros reales, muestran grabados y relieves con el inconfundible Jolly Roger (símbolo piratesco). Pasear entre sus tumbas puede ser una aventura durante el día, mientras que los más atrevidos pueden desafiar al miedo durante la noche y buscar psicofonías con motivo de Halloween.

Dentro de las cuevas de Sterkfontein en Sudáfrica

lugares visistar en halloween Sterkfontein

No todos los lugares para celebrar Halloween tienen por qué estar embrujados o haber presenciado ninguna tragedia. Un buen ejemplo son las cuevas de Sterkfontein, a pocos kilómetros de Johannesburgo y Pretoria, cuya visita pondría los pelos de punta a todos los públicos, debido a la atmósfera lóbrega y sombría de sus galerías de más de 30 metros de profundidad.

Pero además, el área en que se ubica Sterkfontein ha sido denominada Cuna de la Humanidad, por lo que entusiasmará a los amantes de la historia. En estas cuevas se han descubiertos restos de gran valor, como la Señora Ples o Little foot, entre otros esqueletos de casi 3 millones de años.

Sacrificios humanos en el Santuario de Tofet en Túnez

lugares visistar en halloween Santuario de Tofet

Otro de los lugares para visitar en Halloween en África es el Santuario de Tofet, escenario de una de las prácticas más espeluznantes de la historia cartaginesa: el sacrificio de niños.

Dedicado en su origen a los dioses Baal Hammon y Tanit, el Santuario de Tofet es un cementerio antiguo con restos de tumbas, arcos y muros, en cuyas superficies se aprecian grabados y formas geométricas. Cuando los arqueólogos franceses excavaron el lugar en 1921, descubrieron más de 20 mil urnas con cenizas de niños.

Este hallazgo tan espeluznante cobra fuerza cuando se rastrea el origen de la palabra tofet en el Antiguo Testamento, donde se refería como sinónimo de Infierno. Aunque el sacrificio de infantes en este santuario es muy discutido, National Geographic se hizo eco de un estudio de Antiquity que avala esta teoría tan siniestra.

Noche de miedo en las Ruinas de Gede en Kenia

lugares visistar en halloween ruinas gede
Fotografía de Daniel Jircik

Aislada en el corazón de los bosques orientales de Kenia, las Ruinas de Gede son los vestigios de una ciudad abandonada hacia el siglo XIII por razones aún desconocidas. Este hecho tan insólito se suma al avanzado de desarrollo de sus antiguos habitantes, algo que desconcierta a los historiadores.

Aún permanecen en pie las viviendas, palacios, mezquitas, tumbas y otros edificios de Gede en un estado ruinoso, cubiertos de tierra y hojarasca. Sus vecinos, los Giriama, sostienen que el lugar está protegido por los espíritus de antiguos sacerdotes. Ni qué decir tiene que este es uno de los lugares que visitar en Halloween más interesantes de Kenia.

Invocando espíritus en la Isla de las Serpientes en Senegal

lugares visistar en halloween isla serpientes
Fotografía de Haguard Du Nord

Castillos y mansiones embrujadas hay muchas, pero sólo una isla tiene esta misteriosa característica: la Isla de las Serpientes, uno de los mejores sitios para pasar Halloween en África. Su nombre no es lo único que pone en alerta al público turista, pues también su aspecto rocoso y hostil infunden un gran temor. Se cree que, en sus orígenes, estaba atestada de serpientes, pero en la actualidad no cuenta con una población significativa.

Perteneciente a la conjunto isleño de la Magdalena, la Isla de las Serpientes contienen las ruinas de una vivienda que se remonta al siglo XVIII, cuando un tal Lacombe comenzó a edificarla, aunque los espíritus malignos de la isla no se lo permitieron: a medida que el hombre construía, los espíritus lo echaban abajo, lo que provocó el abandono del proyecto.

En busca del fantasma del Castillo de Buena Esperanza en Sudáfrica

lugares visistar en halloween castillo buena esperanza
Fotografía de Bernard Gagnon

El edificio colonial más antiguo de Sudáfrica tiene el honor de ser uno de los más fantasmagóricos del mundo: el Castillo de Buena Esperanza, un destino preferencial para los cazadores de fantasmas.

Esta fortaleza fue levantada en el 1666 por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Acogió una intenta actividad hacia el siglo XVIII. Fue entonces cuando el gobernador Pieter van Noodt condenó a varios hombres a la horca, uno de los cuales le maldijo antes de morir. Aquella misma noche el gobernador murió de un ataque al corazón, y desde entonces su fantasma merodea por las almenas del Castillo de Buena Esperanza.

Visita al palacio maldito del Barón Empain en Egipto

lugares visistar en halloween palacio Barón Empain

Aunque las pirámides egipcias son la arquitectura más representativa del país de los faraones, no es difícil encontrar otros edificios de interés turístico. Un buen ejemplo es el Palacio del Barón Empain, una mansión abandonada en mitad del distrito El Korba de Heliópolis.

En las últimas décadas este ha sido un lugar ideal donde celebrar Halloween en África debido a la horripilante historia que esconden sus paredes. Fue construida a principios del siglo XIX por Édouard Empain, una figura que sigue envuelta en un halo de misterio debido a dos tragedias ocurridas en su entorno familiar: el suicidio de su esposa arrojándose al vacío desde la torre principal y la posterior muerte de su hija, hallada en uno de los sótanos. Con semejantes antecedentes, la visita al Palacio del Barón Empain sólo es apta para los muy valientes ―o los muy imprudentes.

¿Halloween en África? Así se celebra en Madagascar, Nigeria y otros países africanos

Disfrazarse de Drácula y Frankenstein o tallar aterradoras calabazas no es la forma tradicional de celebrar Halloween en África. Los nigerianos prefieren desfilar con máscaras espeluznantes, mientras que los malgaches desentierran y bailan con sus difuntos.

cómo se celebra Halloween en africa-2

Halloween no es una festividad exclusiva de los países occidentales. Sin embargo, la talla de calabazas o la práctica del ‘truco o trato’ no son comunes entre los nigerianos, los ghaneses o los malgaches. Tampoco les entusiasma la idea de disfrazarse de juju/muti (brujas), una figura que despierta auténtico terror en el África profunda y con la que no deben hacerse bromas.

Esto no significa que los pueblos africanos no cuenten con sus propios monstruos y criaturas aterradoras (el Tokoloshe de la mitología zulú es un buen ejemplo). Para entender cómo se celebra Halloween en África, es importante recordar que la Noche de Brujas se deriva del Samhain de los Celtas. Pero la herencia céltica es inexistente en este continente. ¿Cómo pudieron originarse festejos relacionados con el Día de los Muertos en África?

Este artículo recoge los orígenes de Halloween en África, antes de abordar cómo se celebran festejos similares en Nigeria, Madagascar, Ghana y Burkina Faso.

¿Realmente existe un Día de los Muertos en África?

Países como Sudáfrica han recibido una influencia occidental mucho más intensa que otros territorios, motivo por el que celebran Halloween de forma similar a las naciones de América y Europa. Claramente esta tradición es importada. Sin embargo, en determinadas fiestas nigerianas y ghanesas no se aprecian influencias célticas ni cristianas.

Tampoco hay posibilidad de que la cultura árabe dejara su impronta en algunos de estos festejos. Los pueblos islámicos que dominan el África septentrional censuran la veneración de los muertos. Tampoco creen en brujas, demonios o fantasmas debido a la omnipotencia atribuida a Dios. Sin embargo, en todos los pueblos africanos quedan vestigios animistas, que se mezclan con las creencias y mitologías locales, dando origen a festejos singulares.

En determinadas celebraciones africanas se utilizan disfraces y máscaras de aspecto aterrador. Sin embargo, no todas guardan relación con los difuntos, y las influencias celtas o cristianas brillan por su ausencia.

Aunque no existe Halloween en África tal y como se celebra en Estados Unidos o determinados países europeos, no es difícil encontrar fiestas muy similares. Un buen ejemplo es el Awuru Odo nigeriano, en el que se honra a los muertos a través de disfraces, máscaras y actos rituales.

Otras celebraciones, en cambio, contienen estos elementos, pero sin guardar relación con los difuntos, como sucede en el Festima de Burkina Faso o el Junkanoo de Ghana. El Famadihana malgache, por su parte, gira en entorno a los difuntos, pero no son los vivos quienes se disfrazan, sino los difuntos después de ser extraídos de sus tumbas.

Halloween en África: así se celebra el Día de los Muertos en Nigeria, Madagascar, Ghana y Burkina Faso

Más allá de los disfraces y las máscaras, la razón de ser de Halloween y sus variantes (Día de los Muertos, Día de Todos los Santos, etc.) es honrar a los difuntos. Es incorrecto, por lo tanto, vincularlo con el Junkanoo y el Festima que se listarán a continuación, donde no existe esta conexión. Sin embargo, los editores de 101Africa incluyen dichos festejos por sus otras similitudes, su valor cultural y su interés turístico:

Nigeria: música, disfraces y fantasmas

halloween africa Awuru Odo

El festival Awuru Odo es una de esas celebraciones de Halloween en el mundo que pasan desapercibidas al gran público. Es originaria de los pueblos igbo de Nigeria y marca el momento en que los espíritus de los muertos se levantan y regresan junto a sus familiares, con quienes permanecen durante 6 meses.

Este acontecimiento se representa con actuaciones en plazas, en las que intervienen miembros de sociedades locales con máscaras y atuendos típicos, a imagen y semejanza de los espíritus Odo. Su finalidad es recrear su despertar, su visita a los vivos y la agonía de su marcha final, en un ambiente festivo de música, tambores y bailes.

El Awuru Odo tiene lugar cada dos años, entre septiembre y noviembre, y es un ejemplo de cómo se celebra el Día de los Muertos en África, de un modo muy distinto al de Occidente.

Madagascar: bailando con muertos… literalmente

halloween africa madagascar

El exotismo de Madagascar no está presente sólo en su entorno privilegiado. También su cultura demuestra tener algo especial, si bien no es apto para todos los públicos. Quizá el mejor ejemplo sea la Famadihana, un festejo candidato a ser el Halloween de África, aunque no guarde relación con esta tradición celta.

Durante la Famadihana se honra a los seres queridos que han fallecido de un modo peculiar, bastante macabro para los ojos occidentales. Se inicia cuando las familias abren las criptas y tumbas de sus seres queridos, extraen a sus muertos y los visten con sus mejores galas, invirtiendo auténticas fortunas en la tela. Seguidamente se realizan procesiones y bailes en directo. Es entonces cuando los vivos y los muertos, antes separados, se reúnen para danzar juntos.

La Famadihana se desarrolla cada 7 años entre junio y septiembre, y aunque no puede ser considerada como una de las celebraciones de Halloween en el mundo, comparten la finalidad del Día de los Muertos en México y otras fiestas relacionadas: homenajear a las personas fallecidas.

Ghana: máscaras con reivindicación anticolonial

halloween africa ghana

Mientras que las fiestas de Awuru Odo y la Famadihana giran en torno a los muertos, el festival Junkanoo de Ghana se relaciona con el periodo colonial. Se celebra anualmente durante la Navidad, y se ha comparado con Halloween debido a la similitud de los disfraces y máscaras horripilantes que se utilizan. Sin embargo, el Junkanoo se asemeja más al carnaval que al Día de los Muertos.

Su historia comienza en 1709, cuando tuvo lugar la primera edición en honor de John Kenu (también llamado John Cani o John Conny por británicos y holandeses). Este guerrero local levantó el Fuerte Fredericksburg frenando a las potencias coloniales durante 20 años, hasta su derrota en 1725, que siguió a la esclavización de las gentes Ahantas.

En memoria de John Kenu y de su causa anticolonial, los ghanes celebran el Junkanoo con máscaras de aspecto aterrador, que pretenden representar a los blancos. Los movimientos y bailes de los enmascarados pueden parecer violentas, pero en realidad pretenden suscitar risas y divertir a la población. A pesar de sus similitudes, los ritos del Junkanoo no responden a cómo se celebra Halloween en África.

Burkina Faso: bailes y máscaras ‘espeluznantes’

halloween africa burkina faso

Halloween se celebra en todo el mundo, pero no todas las celebraciones que comparten sus características deben vincularse con esta festividad. En el Festima de Burkina Faso, por ejemplo, se emplean máscaras y disfraces tradicionales, que pueden parecer aterradoras para los ojos occidentales, aunque su finalidad sea otra muy distinta.

Sin embargo, el llamado Festival Internacional de Máscaras y Artes no guarda relación con los difuntos. Su última edición se desarrolló entre el 24 de febrero y el 3 de marzo y fue presenciada por más de 100 mil visitantes. Su atractivo reside en la gran variedad de máscaras que intervienen en bailes y actuales tradicionales, con diseños representativos de hasta 50 comunidades y etnias no sólo de Burkina Faso sino también de Benin, Costa de Marfil, Malí o Senegal.

Antananarivo, Toamasina y otras ciudades importantes de Madagascar por descubrir

Desde Antananarivo hasta Toamasina, las principales ciudades de Madagascar demuestran tener algo especial. El exotismo de sus paisajes costeros, la arquitectura colonial de sus palacios o sus poblaciones de baobabs conquistan al visitante extranjero.

Antananarivo y sus edificios milenarios no son el único atractivo de esta nación del este de Mozambique. Son muchas las ciudades importantes de Madagascar que cautivan al público turista. Buenos ejemplos son Ambositra, famosa por las artesanías en madera que decoran sus balcones, y Antsirabe, cuyas aguas termales la han convertido en la Vichy del África Meridional.

Morondava es otra respuesta a la cuestión de cuáles son las ciudades de Madagascar más turísticas gracias a sus poblaciones de baobabs, atesorando especies en peligro de extinción como la Adansonia grandidieri.

A continuación se describirán las ciudades de Antananarivo, Hell-Ville, Toliara, Toamasina, Morondava, Antsirabe, Antsiranana, Mahajanga y Ambositra. Por último, se mostrará un listado de ciudades de Madagascar.

Antananarivo es historia viva

ciudad de madagascar Antananarivo

Con 1.3 millones de habitantes, Antananarivo no sólo es la ciudad y capital de Madagascar más poblada. También es una reliquia urbana con infinidad de edificios y palacios con cerca de medio milenio de historia. Los orígenes de esta metrópolis se remontan al año 1610, cuando la monarquía malgache erigió un sistema masivo de arrozales, similares al Betsimitatatra, con el fin de mantener a la reciente población.

En sus 88 km² de extensión, Antananarivo esconde un sinfín de reliquias de gran valor patrimonial, como la Colina Real de Ambohimanga, el Palacio de Rova o el Palacio de Andafiavaratra. Como no podía ser de otra manera, la naturaleza brilla con especial intensidad en destinos como el Jardín Botánico y Zoológico de Tsimbazaza o el Lago Anosy. De ahí que Antananarivo sea una de las ciudades más importantes de Madagascar.

Hell-Ville es naturaleza y exotismo

ciudad de madagascar Antsiranana

Conocida a su vez como Andoany, la capital de la isla de Nosy Be tiene un nombre pésimo a nivel turístico (por su similitud con la palabra hell, esto es, ‘infierno’). Sin embargo, Hell-Ville debe su nombre al francés Anne Chrétien Louis de Hell, en cuyo honor fue fundada esta ciudad en 1841.

Con poco más de 30 mil habitantes, Hell-Ville es una de las ciudades más bonitas de Madagascar. Acoge destinos de gran interés para los amantes de la naturaleza, como el parque Lemuria Land o las pequeñas islas de Nosy Tanikely y Nosy Sakatia.

Morondava es el País de los Baobabs

ciudad de madagascar Morondava.
Fotografía de Bernard Gagnon.

La Adansonia no es el árbol nacional de Madagascar por casualidad, y eso se comprende especialmente en Morondava. El sobrenombre de esta ciudad malgache bien podría ser el ‘País de los Baobabs’, pues alberga bosques enteros de esta insólita especie con más de 800 años de antigüedad.

Los 35 km² de superficie de Morondava no deslumbran por su trazado urbano, bastante pobre y poco desarrollado. Su punto fuerte es, con toda seguridad, la naturaleza, un atractivo que le basta para figurar entre las ciudades de Madagascar más visitadas.

A la playa casi virgen de Morondava se suma la Reserva Especial Andranomena y la singular Avenida de los Baobabs, ambos ubicados a 10-20 kilómetros de Morondava. Esta ciudad puede ser un excelente lugar de paso para descansar y visitar estos mágicos destinos.

Toliara es aventura

Anteriormente conocida como Tulear, Toliara es el hogar de 156 mil habitantes, lo que la convierten en una de las ciudades importantes de Madagascar a nivel poblacional. En sus orígenes intervienen marineros francesas que, con el fin de establecer un asenamiento comercial, fundaron esta urbe, que experimentó un boom en manos del militar Joseph Simon Gallieni durante el periodo colonial.

Son muchas las actividades que pueden disfrutarse en sus avenidas y parajes naturales: recorrer el jardín Arboretum d’Antsokay, dar un paseo fluvial en el Anakao Express o explorar el Musee Rabesandratana, entre otras atracciones que salpican sus 16 km². Por todo lo anterior, no sorprende que Toliara sea una de las principales ciudades de Madagascar.

Toamasina es arte y ecoturismo

ciudad de madagascar Toamasina

Otra de las ciudades más pobladas de Madagascar es Toamasina. En sus 20 km² es posible visitar destinos como el Parque Zoológico de Ivoloina o la Isla Alanana con su hermoso faro. Pero la arquitectura y el arte también hablan con elocuencia en Toamasina. Así lo demuestran el Palais des enfants o los Musée de l’Université y Musée du Port.

Tambien llamada Tamatave, esta y otras ciudades malgaches han recibido fuertes influencias coloniales. Y es que Toamasina estuvo bajo dominio francés durante el siglo XIX, un periodo jalonado por varias epidemias y confrontaciones con la población local. En la actualidad, 300 mil almas habitan esta bella urbe, siendo una de las ciudades de Madagascar con mayor densidad poblacional.

Antsirabe es la Vichy de Madagascar

ciudad de madagascar Antsirabe

Si la mayoría de las ciudades de Madagascar fueron fundadas por colonos franceses, este no es el caso de Antsirabe. En la raíz de su historia encontramos al misionero G.T. Rosaas, quien en 1872 se establece en este territorio, que pronto ganaría fama internacional por la calidad de sus aguas termales. No era extraño que los antiguos europeos viajaran hasta Antsirabe para disfrutar de un poco de relax, motivo por el que se ganó el sobrenombre de la Vichy de Madagascar.

Sus 132,9 km² están poblados por 238 mil habitantes, que presumen de tener su propia catedral: la espectacular Catedral de Antsirabe. Otras atracciones de interés incluyen visitar los lagos Tritriva y Andraikiba y fotografiarse en el Monumento a las Tribus Fahaleovantena. Y es que Antsirabe ocupa un merecido puesto de honor en el mapa de las ciudades de Madagascar.

Antsiranana es una belleza colonial

ciudad de madagascar Antsiranana

Antsiranana era conocido en tiempos antiguos como Diego Suárez en honor a Diogo Soares, pues este fue el navegante portugués que la visitó por primera vez a mediados del siglo XVI. A pesar de tener sólo 115 mil habitantes, esta urbe goza de renombre.

Entre los grandes atractivos de sus 42 km² de extensión, destacan la Bahía de Antsiranana, la Plage de Ramena o el islote rocoso Pain de Sucre, entre otros. Sin lugar a dudas, Antsiranana es una de las ciudades principales de Madagascar.

Mahajanga es una caja de sorpresas

ciudad de madagascar Mahajanga

Los cruces de caminos comerciales son el origen de incontables ciudades europeas, y esta misma situación se dio hacia el siglo XVIII en Mahajanga, una de las mejores ciudades de Madagascar. Por entonces operaba como un asentamiento comercial a caballo entre África Oriental y Oriente Medio, principalmente habitado por suajilis e indios.

En la actualidad, Mahajanga es el hogar de 220 mil malgaches. Los viajeros no deben abandonar sus 51 km² de territorio sin visitar el Jardín del Amor (Jardin d’Amour), el milenario Baobab de Majunga, la reserva Cirque Rouge o la playa de Grand Pavois. Gracias a estos tesoros turísticos, Mahajanga es una de esas ciudades turísticas de Madagascar que no deben faltar en el itinerario del público turista.

Ambositra es famosa por sus balcones

ciudad de madagascar Ambositra

Otra de las las principales ciudades de Madagascar es Ambositra. Esta pequeña urbe de 32 mil es famosa por la profusión de tallas y ornamentos que adornan los balcones de su casco urbano. Esta cualidad única atrae a cientos de miles de visitantes al año.

La tribu zafimaniry está presente en un porcentaje significativo de la población de Ambositra y se caracteriza por la maestría de sus miembros en la talla en madera. Tal es su valor que la Unesco la declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2008. Más allá de la artesanía en madera, Ambositra se enorgullece también de albergar la Catedral del Inmaculado Corazón de María.
https://es.wikipedia.org/wiki/Zafimaniry

Lista de ciudades de Madagascar

  • Ambatofinandrahana
  • Ambatolampy
  • Ambatomainty
  • Ambatondrazaka
  • Ambenja
  • Ambilobe
  • Amboasary
  • Ambohidratrimo
  • Ambohimahamasina
  • Ambohimahasoa
  • Ambositra
  • Ambovombe
  • Ampanihy
  • Amparafaravola
  • Analalava
  • Andapa
  • Andilamena
  • Andramasina
  • Anjozorobe
  • Ankazoabo
  • Ankazobe
  • Anosibe An’ala
  • Antalaha
  • Antanambao Manampotsy
  • Antananarivo (Tananarive)
  • Antanifotsy
  • Antsalova
  • Antsirabe
  • Antsirambazaha (Andoany)
  • Antsiranana (Diégo-Suarez)
  • Antsohihy
  • Arivonimamo
  • Bealanana
  • Befandriana-Avaratra
  • Befotaka
  • Bekily
  • Beloha
  • Belo Tsiribihina
  • Benenitra
  • Beroroha
  • Besalampy
  • Betafo
  • Betioky
  • Betroka
  • Boriziny (Port-Bergé)
  • Fandriana
  • Farafangana
  • Faratsiho
  • Fenoarivo (Fenoarivobe)
  • Fenoarivo Atsinanana
  • Fianarantsoa
  • Iakora
  • Ifanadiana
  • Ihosy
  • Ikalamavony
  • Ikongo
  • Ivohibe
  • Kandreho
  • Maevatanana
  • Mahabo
  • Mahajanga (Majunga)
  • Mahanoro
  • Maintirano
  • Mampikony
  • Manakara
  • Mananara Avaratra
  • Manandriana
  • Mananjary
  • Mandritsara
  • Manja
  • Manjakandriana
  • Maroantsetra
  • Marolambo
  • Marovoay
  • Miarinarivo
  • Miandrivazo
  • Midongy-Sud
  • Mitsinjo
  • Morafenobe
  • Moramanga
  • Morombe
  • Morondava
  • Nosy Be (Nossi-bé)
  • Nosy Varika
  • Sainte-Marie (Nosy-Boraha)
  • Sakaraha
  • Sambava
  • Soalala
  • Soanierana Ivongo
  • Soavinandriana
  • Tôlanaro
  • Toamasina
  • Toliara
  • Tsaratanana
  • Tsiombe
  • Tsiroanomandidy
  • Vangaindrano
  • Vatomandry
  • Vavatenina
  • Vohemar
  • Vohibinany
  • Vohipeno
  • Vondrozo

Ciudad del Cabo, Johannesburgo y otras increíbles ciudades de Sudáfrica para visitar

Pretoria, Ciudad del Cabo, Johannesburgo o Durban destacan entre las ciudades de Sudáfrica más visitadas, atesorando un sinnúmero de playas, parques naturales y una arquitectura colonial de profundas raíces germánicas.

Casi 3,5 millones de turistas se dejan conquistar por Sudáfrica cada año. Grandes metrópolis como Ciudad del Cabo o Pretoria son el hogar de rincones como la Montaña de la Mesa, la Catedral de San Jorge o el Monumento al Voortrekker, que despiertan la admiración del mundo.

Cada una de las ciudades importantes de Sudáfrica tienen algo que ofrecer al viajero. Los entusiastas del surf no sabrán decir que no a Durban, poseedora de playas de gran atractivo para este público, mientras que los viajeros con inquietudes culturales se dejarán seducir por la colección de museos de Johannesburgo.

Pero el mapa de Sudáfrica con sus ciudades no está monopolizado por estas conocidas metrópolis. Kimberley, Pietermaritzburg, Grahamstown, Bloemfontein, Puerto Elizabeth y otras ciudades de Sudáfrica ofrecen una y mil razones para visitarlas.

A continuación se describirán las ciudades de Ciudad del Cabo, Johannesburgo, Pretoria, Durban, Puerto Elizabeth, Bloemfontein, Pietermaritzburg, East London, Knysna, Kimberley, Grahamstown y Polokwane. Por último, se mostrará un listado de ciudades de Sudáfrica.

Ciudad del Cabo es la gran metrópolis africana

Esta ciudad y capital de Sudáfrica se enorgullece de ser la ‘vaca sagrada’ del turismo de este país. Sus más de 400 km² están dominados por cadenas montañosas, acantilados tan vertinginosos como el Pico del Diablo y playas arenosas, poseedora de una rica avifauna y vida marina. Con sus 433 mil habitantes, Ciudad del Cabo presume además de ser una de las ciudades de Sudáfrica por población más relevantes.

En esta ciudad sudafricana hay muchos lugares de interés turístico. Buenos ejemplos son la Montaña de la Mesa, el colorido barrio de Bo-Kaap, el Cabo de Buena Esperanza, la playa de Boulders o el Kirstenbosch, el único jardín botánico del mundo que presume de ser Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ciudad del Cabo fue descubierta por el explorador Bartholomeu Dias en 1488, y sus antiguos habitantes la llamaban Hui !Gais, es decir, «donde las nubes se reúnen» en idioma khoe.

Johannesburgo es un gigante industrial

ciudad de sudafrica Johannesburgo

Con sus 957 mil habitantes, Johannesburgo ocupa un puesto honorífico entre las ciudades más pobladas de Sudáfrica. Sus ciudadanos, sin embargo, no eran tan numerosos a principios del siglo XIX, cuando estas tierras eran habitadas únicamente por aborígenes. Todo cambió en 1886, cuando el explorador George Harrison descubrió el depósito de oro más rico del mundo, desencadenando la Fiebre del Oro de Witwatersrand.

Su riqueza y variedad arquitectónica no dejan indiferente al visitante extranjero, que puede redescubrir la historia sudafricana en el Museo del Apartheid o conocer más a fondo a uno de los responsables de su eliminación en la Casa de Nelson Mandela.

En sus 1.645 km², Johannesburgo también enamora a los entusiastas de las emociones fuertes. El el parque de atracciones Gold Reef City es un destino excelente para las familias, al igual que el Jardín Botánico de Johannesburgo.

Pretoria es la ‘Ciudad Jacaranda’

ciudad de sudafrica pretoria.
Fotografía de Janek Szymanowski.

Pretoria es la sede del Poder Ejecutivo de Sudáfrica y el hogar de 741 mil habitantes, que sienten el mayor de los orgullos hacia la Ciudad Jacaranda, así apodada por la abundancia de este hermoso árbol subtropical en su territorio. Pero en sus 687,5 km² albergan algo más que arboledas de Jacaranda mimosifolia.

Buenos ejemplos son el Monumento Voortrekker, el Jardín Zoológico Nacional de Sudáfrica o la Reserva Natural Groenkloof. De ahí que Pretoria sea considerada como una de las mejores ciudades de Sudáfrica. Su fundación se remonta al año 1855, cuando el líder de los Voortrekkers, Marthinus Pretorius, decidió establecer un asentamiento en esta parte del territorio sudafricano.

Durban es surf y cosmopolitismo

ciudad de sudafrica durban

La ciudad de Sudáfrica más famosa entre los surfistas y amantes del turismo de sol y playa es Durban. Sus más de 2.290 km² tienen salida al mar, y sus arenales se benenfician de esta generosa franja costera.

Pero sus 595 mil habitantes saben que playas como North Beach no son el único atractivo de Durban. Entre sus destinos más turísticos figuran el Jardín Botánico de Durban, el Estadio Moses Mabhida o el Mercado Victoria.

Fue en 1835 cuando Durban comenzó a recibir los primeros asentamientos colonos, siendo testigo de cruentas batallas entre bóers y británicos.

Puerto Elizabeth es la ‘Ciudad Amistosa’

Esta ciudad sudafricana de 312 mil habitantes debe su nombre a la difunta esposa de su fundador, Sir Rufane Shaw Donkin. Entre los visitantes extranjeros, Puerto Elizabeth es conocida como la Ciudad Amistosa por la hospitalidad de sus gentes.

En sus 251 km² se puede descubrir la histórica reserva Kragga Kamma, el museo infantil Bayworld o rincones de gran emblematismo, como el Horse Memorial o el Puente del río Van Stadens. No sorprende, pues, que Puerto Elizabeth sea una de las principales ciudades de Sudáfrica.

Bloemfontein es la ‘Ciudad de las Rosas’

ciudad de sudafrica Bloemfontein.
Fotografía de Carlos Viloria.

Bloemfontein significa «La Fuente de Bloem», aunque su nombre antiguo en sesotho es más descriptivo (mangaung o «la tierra donde moran los guepardos»). Para los turistas, sin embargo, Bloemfontein significa cultura y diversión. Así lo demuestran destinos como el Museo Nacional de Bloemfontein, el icónico edificio Fourth Raadsaal, el Monumento Nacional a las Mujeres o el Museo Literario y Centro de Investigación Nacional Afrikaans.

Bloemfontein cuenta con 256 mil habitantes en la actualidad, aunque su número era sensiblemente menor en 1846. Esta es su fecha fundacional, el momento en que se erigió un fuerte para las tropas del británico Henry Douglas Warden. Ciudades de Sudáfrica como Bloemfontein no pueden faltar en el itinerario del público viajero.

Pietermaritzburg es una cuna multicultural

ciudad de sudafrica Pietermaritzburg.
Fotografía de Tim Giddings.

Conocida localmente como Maritzburg, Pietermaritzburg es una de las ciudades sudafricanas que mayor resistencia opusieron a las políticas del apartheid. Su principal centro educativo, la Universidad de KwaZulu-Natal, presume de ser una de las primeras en abrir sus aulas a estudiantes de raza negra.

En la actualidad, los 223 mil habitantes de Pietermaritzburg conforman una sociedad cohesionada, que comparten un vivo entusiasmo por el arte y la cultura. De ahí que la la galería de arte Tatham sea una de las más famosas de África. No menos interesante es el Jardín Botánico Nacional KwaZulu-Natal y otros muchos destinos turísticos que pueden visitarse en esta mágica ciudad.

East London es la perla del Índico

East London fue bautizada de esta forma en un guiño a la capital de Gran Bretaña. En un principio era conocida como Port Rex, pues sus orígenes se remontan a un asentamiento inglés de 1847.

Con más de 267 mil habitantes, esta pequeña metrópolis ofrece una y mil atracciones de interés turístico: la galería de arte Ann Bryant, el Museo de East London, el Casino Hemingways o el Zoo de East London a lo largo de sus 168,9 km², destacando entre las principales ciudades de Sudáfrica.

Knysna es un paraíso costero

ciudad de sudafrica Knysna.
Fotografía de Vaiz Ha.

Con sus 51 mil habitantes, Knysna figura entre las ciudades más bonitas de Sudáfrica, lo que aporta un atractivo añadido a su clima oceánico y su ubicación costera.

Abarca un territorio de 108,8 km² que un día fue conocido como The Knysna, nombre de procede del río Knysna, que se integra dentro de la exótica Ruta Jardín (Garden Route) de Sudáfrica. Este es el hogar de la ruta senderista de Otter Trail, del santuario Monkeyland y del Parque Nacional de Garden Route, entre otros rincones naturales de gran atractivo.

Kimberley es un ‘diamante’ urbano

ciudad de sudafrica Kimberley

Puede decirse que los orígenes de Kimberley fueron ‘brillantes’. Esta urbe apareció formalmente en los mapas geográficos cuando Erasmus Jacobs descubrió en 1866 un diamante de 21,25 quilates. Este fue el detonante de la posterior fiebre del oro y del surgimiento del monumento más reconocible de Kimberley: la antigua mina Big Hole.

Con 7 mil habitantes, Kimberley sea quizá la ciudad menos poblada de Sudáfrica. No obstante, sus 164,3 km² son el hogar del Museo McGregor, el Parque Nacional Mokala o la galería de arte William Humphreys, entre otros destinos, que la ubican en un lugar preeminente en la lista de ciudades de Sudáfrica.

Grahamstown es un fósil viviente

ciudad de sudafrica Grahamstown

Fundada en 1820, Grahamstown presume de ser una de las ciudades sudafricanas más longevas. En sus orígenes fue un pequeño puesto de avanzada militar establecido por John Graham en 1812, pero en la actualidad cuenta con 67 mil habitantes. Su rica historia está presente en sus monumentos más insignes, como la Catedral de San Miguel y San Jorge o el Monumento Nacional a los Colonos de 1820.

Polokwane es una ciudad de leyenda

ciudad de sudafrica Polokwane

El ecoturismo reconoce en Polokwane uno de sus destinos más atractivos. En sus 106,8 km² es posible disfrutar de la naturaleza en la Polokwane Game Reserve o el Savannah Centre. También hay sitio para la cultura en la galería de arte Polokwane y para el entretenimiento en el Meropa Casino and Entertainment World.

La afición por el deporte rey está presente en una parte de sus 130 mil habitantes. No en vano Polokwane acoge el Estadio Peter Mokaba, una de las sedes de la Copa Mundial de Fútbol de 2010. Por todo lo anterior, es una de las ciudades turísticas de Sudáfrica por excelencia.

Lista de ciudades de Sudáfrica

  • Alice
  • Butterworth
  • East London
  • Graaff-Reinet
  • Grahamstown
  • King William’s Town
  • Mthatha
  • Puerto Elizabeth
  • Queenstown
  • Uitenhage
  • Zwelitsha
  • Bethlehem
  • Bloemfontein
  • Jagersfontein
  • Kroonstad
  • Odendaalsrus
  • Parys
  • Phuthaditjhaba
  • Sasolburg
  • Virginia
  • Welkom
  • Benoni
  • Boksburg
  • Brakpan
  • Carletonville
  • Germiston
  • Johannesburg
  • Krugersdorp
  • Pretoria
  • Randburg
  • Randfontein
  • Roodepoort
  • Soweto
  • Springs
  • Vanderbijlpark
  • Vereeniging
  • Durban
  • Empangeni
  • Ladysmith
  • Newcastle
  • Pietermaritzburg
  • Pinetown
  • Ulundi
  • Umlazi
  • Giyani
  • Lebowakgomo
  • Musina
  • Phalaborwa
  • Polokwane
  • Seshego
  • Sibasa
  • Thabazimbi
  • Emalahleni
  • Nelspruit
  • Secunda
  • Klerksdorp
  • Mahikeng
  • Mmabatho
  • Potchefstroom
  • Rustenburg
  • Kimberley
  • Kuruman
  • Puerto Nolloth
  • Bellville
  • Ciudad del Cabo
  • Constantia
  • George
  • Hopefield
  • Oudtshoorn
  • Paarl
  • Simon’s Town
  • Stellenbosch
  • Swellendam
  • Worcester

Antes de visitar alguna de estas ciudades, el público turista no puede obviar las grandes distancia entre ciudades de Sudáfrica como Ciudad del Cabo o Bloemfontein (cerca de 900 kilómetros). Se recomienda reducir el número de destinos a visitar si los turistas no disponen de al menos una semana para explorarlas.

21 de septiembre: Ghana celebra el Aniversario del nacimiento de Kwame Nkrumah

El 21 de septiembre se celebra en Ghana el aniversario del nacimiento de Kwame Nkrumah. Este líder socialista y nacionalista dejó un legado difícil de valorar. Visionario y autoritario, se le considera un héroe nacional con un ideario equivocado.

El 21 de septiembre tiene una gran trascendencia para los 28 millones de almas que viven en Ghana: fue entonces cuando nació uno de sus principales símbolos políticos, padre fundador del panafricanismo e impulsor de la independencia ghanesa. Hablamos, por supuesto, de Kwame Nkrumah.

¿Quién fue Kwame Nkrumah?, ¿un libertador o héroe nacional convertido en tirano?, ¿un impulsor del socialismo ghanés o un líder autoritario? Incluso en la actualidad se discuten estas cuestiones, pues la biografía de Kwame Nkrumah tiene una gran complejidad, especialmente en sus últimos compases políticos.

¿Qué sucedió un 21 de septiembre de 1909?

En el aniversario del nacimiento de Kwame Nkrumah, en Ghana y el resto de países africanos se recuerdan temas como el neocolonialismo, el panafricanismo y por supuesto, la independencia ghanesa. Esta última fue ganada con gran dolor, y su promotor indiscutible fue Kwame Nkrumah.

estatua de Kwame Nkrumah
El Kwame Nkrumah Memorial puede visitarse en la capital de Ghana, Accra. Fotografía de Rachel Strohm, Flickr.

«Mientras seamos gobernados por otros, delegaremos nuestros errores en ellos». Esta es una de las muchas frases de Kwame Nkrumah que pueden leerse en sus discursos en defensa del panafricanismo.

Kwame Nkrumah nació el 21 de septiembre de 1909, en una extinta colonia británica conocida como Costa de Oro. Su particular odisea se inició en 1935, cuando viajó a EE.UU y obtuvo un graduado en economía y sociología, para después graduarse en derecho en Londres, diez años más tarde. Debido a su condición humilde, dedicaba parte de su tiempo libre a ganarse el sustento ejerciendo como camarero o vendiendo pescado en las calles. Esta fue su preparación para liderar el movimiento independentista que convirtió a Costa de Oro en la actual Ghana.

El aniversario del nacimiento de Kwame Nkrumah es una fecha señalada en el calendario africana, aunque no celebrada por todos. Nkrumah, que fue el primer presidente de Ghana, fue derrocado en un golpe en los años sesenta. Su propósito de modernizar la industria ghanesa y unificar África chocó con los intereses neocoloniales y con un fuerte receso de su economía, que motivó que el militar Joseph Arthur Ankrah y sus afines protagonizaran el golpe de estado de 1966.

Por qué Kwame Nkrumah es uno de los símbolos nacionales de Ghana y del panafricanismo, en 5 claves

Cada 21 de septiembre, el aniversario del nacimiento de Kwame Nkrumah reaviva esta conocida figura de la política africana y la más influyente de Ghana. ¿Quién era realmente Kwame Nkrumah?

Líder de la independencia de Ghana

El ascenso político de Kwame Nkrumah fue meteórico. En 1950, sus ideas lo llevaron a ser recluido en prisión y ser tachado de ‘Hitler local’ por Charles Noble Arden-Clarke, que por entonces gobernaba Costa de Oro. Sin embargo, el apoyo social y una deriva política más suave del Reino Unido lo convirtió en Primer Ministro, siendo reelegido en 1954 y 1956. Sus esfuerzos (huelgas y diversos actos de desobediencia civil) condujeron a Ghana a su independencia en 1957. Ni dentro ni fuera de su país le llamaban ya el ‘Hitler local’ sino el ‘Libertador’.

Primer presidente de la República de Ghana

Kwame Nkrumah fue el primer presidente de la extinta República de Ghana elegido democráticamente por el pueblo. Protagonizó una aplastante victoria en las elecciones presidenciales de 1960, con el voto de 9 de cada 10 ghaneses, siendo ésta la primera votación que se producía en la historia de este país.

revista time Kwame Nkrumah
Kwame Nkrumah fue portada de la edición de febrero de 1953 de la prestigiosa revista Time.

Panafricanista y ‘padre’ de la Unión Africana

Este político ghanés también fue uno de los creadores del panafricanismo, un movimiento que promovía la cooperación y unión de fuerzas no sólo entre las naciones africanas sino entre todas las personas de ascendencia africana, frente a las amenazas externas (por ejemplo, el neocolonialismo).

Pero además, Kwame Nkrumah influyó en la creación de la Unión Africana (conocida inicialmente como Organización de la Unidad Africana), destinada a promover la paz y la cooperación entre todos los países de este continente. De hecho, Nkrumah fundó el organismo precursor de la Unión Africana: la Unión de Estados Africanos, el 23 de noviembre de 1958.

Autoritario

Pero la figura de Kwame Nkrumah no está exenta de sombras. La inflexibilidad de sus iniciativas políticas le motivaron los odios de jueces, intelectuales y otras personalidades, muchas de las cuales huyeron al extranjero (alrededor de 10 mil personas). Las políticas de la República de Ghana derivaron en el autoritarismo en 1964, cuando sólo quedó en pie el partido político de Nkrumah, quien fue elegido presidente vitalicio aprovechando su popularidad entre las masas.

¿El resultado? La Operación Cold Chop, que el 24 de febrero de 1966 protagonizó un golpe de estado que terminó con el derrocamiento de Nkrumah, quien se exilió en Guinea. Allí prosiguió su labor panafricanista hasta el fin de sus días, el 27 de abril de 1972.

Trascendencia social, que no política

Entre 1951 y 1966, Kwame Nkrumah fue la figura política de mayor trascendencia en el . Aunque la sociedad ghanesa respeta y admira el legado de su primer presidente legítimo, sus ideas son rechazadas por los principales partidos políticos de Ghana (Congreso Democrático Nacional y Nuevo Partido Patriótico), que no se alinéan con el socialismo y el panafricanismo de Nkrumah.

La revolución en la música gnawa de Marruecos se llama Majid Bekkas

Majid Bekkas ha sabido mantener la espiritualidad en los ritmos gnawa, fusionándolos con géneros occidentales como el jazz y el blues, de forma similar a lo que Paco de Lucia hizo con el flamenco en Andalucía.

Los tintineos del banjo hajhuj y la percusión uniforme de las castañuelas conocidas como qraqab están ligadas al género musical más tradicional de Marruecos: el gnawa. Uno de sus máximos representantes es Majid Bekkas, un pionero internacionalmente reconocido de este género musical, que ha sabido combinar con infinidad de ritmos foráneos.

Majid Bekkas comenzó a tocar el banjo a los 15 años. Incluso después de enseñar guitarra clásica en el Conservatoire National de Musique de Rabat, este genio prefirió dedicarse por entero a su instrumento frente a cualquier otra actividad. «Es suficiente», afirmó. «Prefiero pasar el resto de mi vida tocando mi música». Eso hizo, y toda una carrera de éxitos avalan esta decisión.

En sus inicios, Bekkas eligió un banjo para tocar música popular «chaabi» antes de ayudar al nuevo renacimiento de música gnawa. Este género tradicional marroquí hunde sus raíces en la esclavitud, siendo famosa por sus marcados ritmos, hipnotizadoramente hermosos.

Bekkas advierte que «tenemos que tener cuidado cuando hablamos de fusión», para evitar perder la «espiritualidad» inherente a este género.

Antes de aprender a ‘hacer magia’, Majid Bekkas recibió primero el ‘hechizo’ de los ritmos típicos del gnawa. El artista Ba Houmane era una figura popular en Sale. Bekkas lo reconoció tocando música gnawa en las calles, y se interesó por aquellas melodías.

«Un día lo seguí. Estaba con el tambor, y lo seguí hasta su casa. Él me dijo: «¿Qué quieres?». Yo no supe que responderle». Así comenzó su aprendizaje con Ba Houmane, que se convertiría en su maestro.

Música gnawa: de la tradición a la revolución de Majid Bekkas y sus contemporáneos

La música gnawa ha sido parte de la cultura de Marruecos desde la llegada, a principios del siglo XI, de esclavos del África subsahariana. Las tradiciones de este grupo étnico (de nombre homónimo y aún existente en países como Argelia y Marruecos) incluyen una forma de música espiritual y ritualista, que está destinada a hacer las paces con el reino espiritual.

Aunque los gnawa fueron originalmente un grupo marginado en Marruecos, su música comenzó a popularizarse en la década de 1960, y hoy sus artistas son uno de los mejores reflejos de la cultura marroquí.

Majid Bekkas musica gnawa marruecos
Un músico callejero toca el hajhuj y entona canciones típicas del género gnawa.

El reciente boom de la música gnawa está logrando conectar a los marroquíes con una identidad panafricana. No es extraño que Maajid Bekkas opine que «la música gnawa en sí misma, es africana … La madre es una, es África. Incluso con el blues. […] Pero no es solo música».

Lo sucedido con los ritmos gnawa de dicha minoría étnica tiene paralelismos interesantes con el pueblo gitano y el flamenco en Andalucía, donde su artista más cosmopolita, Paco de Lucía, impulsó la llamada ‘fusión flamenca’. Esta evolución logró universalizar los ritmos tradicionales de Andalucía. Si bien la música gnawa no ha llegado a tanto, vive una fuerte diáspora por el resto del continente africano.

Aunque Majid Bekkas está entusiasmado con esta difusión, le preocupa preservar su integridad. «Todavía espero que esta música pueda alcanzar un mayor desarrollo… Pero de lo que tengo miedo, me temo que se convierta en algo que perderá su espiritualidad. Eso es lo más importante en esta música: debe mantenerse espiritual».

«Tenemos que tener cuidado cuando hablamos de fusión. Realmente tenemos que tener cuidado (con las mezclas de géneros), y debemos estar abiertos a conocer las otras culturas antes de comenzar a hacer esta fusión entre música gnawa y la otra música».

¿Cómo suena la música gnawa? 5 canciones de Majid Bekkas para descubrirla

Majid Bekkas está lejos de pertenecer a la rama más purista del género gnawa. De ahí que no sea el artista más recomendado para entrar en contacto con estos ritmos africanos. La siguiente playlist combina las melodías gnawa con el jazz, el blues y diversos ritmos africanos:

Mrhaba

Bossoyo

Mimouna Saadiyamou

Bania, junto a Khalid Kouhen y Manuel Hermia

Bouregreg