Isalo, Tsingy, Ranomafana y otros parques nacionales de Madagascar que enamoran a los amantes del trekking y la naturaleza

La geografía malgache sorprende por la variedad, calidad y exotismo de sus espacios naturales. Isalo, Ranomafana, Andohahela o el insólito Tsingy figuran entre los mejores parques nacionales de Madagascar.

En sus 587 mil km2, este país insular del África occidental es un destino soñado para los amantes del turismo natural. A diferencia de otras naciones, que comenzaron tardíamente las labores de protección de su territorio, la asociación Madagascar National Parks lleva fomentando el respeto y el cuidado del entorno malgache desde 1927. Su red de parques nacionales, sin embargo, se inició en 1991. En la actualidad, el número de reservas y parques nacionales de Madagascar es muy elevado en relación a las dimensiones de su territorio.

A continuación se describirán los parques de Isalo, Tsingy de Bemaraha, Ranomafana, Andohahela, Andasibe-Mantadia, Ankarafantsika, la Bahía de Baly, Kirindy Mitea, Montaña de Ámbar y Mananara Nord.

De Isalo a Mananara Nord: así son los mejores parques nacionales de Madagascar

1. Parque Nacional Isalo

parques nacionales madagascar Isalo

El parque nacional de Isalo en Madagascar es el más visitado de este país insular gracias a su gran variedad de paisajes. Está ubicado al sur, cerca de la cuidad de Ranohira, y sus más de 800 km2 están jalonados por cascadas, valles, bosques, barrancos y piscinas naturales.

Este espacio protegido fue creado en 1962 y en él viven más de 80 especies de aves, 33 de reptiles, 15 de anfibios, 17 de mamíferos y 7 de primates entre los que se destacan los lémures, el sifaca, la garcilla bueyera, el sisirí, la perdiz malgache y la rana arcoíris. Existen diferentes recorridos nocturnos y diurnos para poder ver toda la fauna de este parque nacional.

La flora de Isalo también es uno de sus grandes atractivos, aunque la mayor parte se encuentra en el interior del cañón, pues el exterior corresponde a un hábitat seco. Hay más de 500 especies de líquenes, vegetación adaptada a la sequía y bosques húmedos. Pero sin dudas las beaucarneas y el aloe vera son dos plantas que caracterizan a este parque nacional.

2. Parque Nacional Tsingy de Bemaraha

parques nacionales madagascar Tsingy
parques nacionales madagascar Tsingy

A diferencia de lo que sucede en otras naciones africanas, la historia de los parques nacionales de Madagascar tiene un largo recorrido. Quizá el mejor ejemplo sea Tsingy de Bemaraha, una reserva nacida en el año 1927 y que opera desde 1997 como ‘parque nacional’, estando considerado declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1999.

La principal atracción de Tsingy son dos grandes formaciones geológicas: Gran Tsingy y Pequeño Tsingy que, junto con la reserva natural forman un paisaje único en el mundo. Situado al oeste de la isla y con más de 700 km2 de extensión, Tsingy no sólo aloja formaciones arqueológicas, sino que también alberga antiguos cementerios y una flora y fauna endémicas de gran exotismo.

Son más de 400 las especies de plantas que crecen en estas tierras, el 85% de ellas autóctonas, destacando el kalanchoe, las orquídeas y la guanábana. Mientras que entre los animales que se pueden divisar en este parque nacional se destacan los lémures, camaleones y aves como el aguilucho. Todos ellos pueden transitar sobre las complicadas superficies de los pináculos.

3. Parque Nacional de Ranomafana

parques nacionales madagascar Ranomafana

Ubicado al sudeste de la isla, el parque nacional de Ranomafana en Madagascar está en la provincia de Finarantsoa. Fue creado en 1991 con el fin de proteger a los animales y plantas que lo componen. Desde 2007 es parte del Patrimonio de la Humanidad, pero desde 2010 está declarado en peligro.

En él viven 29 especies de mamíferos, cientos de pájaros, más de 60 especies de reptiles, 90 de mariposas, 350 de arañas y 26 de lémures, dos de ellas son extrañas: el lémur dorado y el mayor de bambú.

Ranomafana tiene una superficie total de 416 km2 y se encuentra al sudeste de Madagascar, 65 km al noroeste de Fianarantsoa. En su geografía crecen diferentes especies de palmeras, plantas carnívoras como la drosera y arboledas enteras de bambú.

4. Parque Nacional de Andohahela

parques nacionales madagascar Andohahela

Al este de la parte austral de Madagascar se encuentra el Parque Nacional de Andohahela. Ocupa 760 km2, incluyendo la cordillera de Anosy, la densa y húmeda selva tropical, bosques secos y de transición, definiéndose como un área protegida desde 1939, que fue declarado como ‘parque nacional’ en 1998.

Andohahela es un área en la que viven muchos animales, principalmente lémures (hay 15 especies registradas como el indri y el lémur de collar blanco y negro), 20 especies más de mamíferos, reptiles como las tortugas y serpientes, 112 aves (entre las que se destaca el águila y el búho rojo), 50 especies de anfibios y 29 de peces de agua dulce.

Este parque nacional de Madagascar puede ser recorrido tanto a pie como en bicicleta, siempre en los circuitos habilitados para tal fin en cada una de las tres zonas. La primera es Malio, cubierta por selvas con más de 200 especies de helechos, plantas silvestres de vainilla y orquídeas. La segunda se llama Ihazofotsy-Mangatsiaka y es un bosque seco con plantas de la familia Didiereaceae, endémicas de la zona. La tercera, Tsimelahy, es la más visitada, ya que es un bosque de transición con palmeras de diferentes especies.

5. Parque Nacional de Andasibe-Mantadia

parques nacionales madagascar Andasibe-Mantadia

Con tan solo 155 km2, Andasibe-Mantadia es considerado uno de los mejores parques nacionales de Madagascar. Gracias a su clima húmedo con más de 200 días lluviosos por año esta selva tropical es el hogar de una gran biodiversidad de especies, incluidas algunas en peligro de extinción y endémicas.

El Parque Nacional de Andasibe-Mantadia fue creado en 1989 y su cercanía con la capital Antananarivo lo convierte en uno de los más visitados. Además, en una caminata de 1 a 6 horas es posible ver de cerca su nutrida fauna, compuesta por 11 especies de lémures, mamíferos nativos como la fosa y varias especies de murciélagos. camaleones y aves, entre las que se destacan las lechuzas y la filepita suimanga ventrigualda. Por otra parte, los bosques de Andasibe-Mantadia están repletos de vegetación, con nenúfares y palmeras, entre otras plantas y árboles endémicos.

6. Parque Nacional de Ankarafantsika

En la lista de los mejores parques nacionales de Madagascar no puede faltar el de Ankarafantsika, ubicado al noroeste de este país. Sus 1350 km2 están bañados de bosques tropicales secos, sabanas, rocas erosionadas y lagos. Alberga más de 800 especies arbóreas, a destacar el Katrafay, reconocido por sus propiedades medicinales y el gran Poupartia silvatica.

En este parque nacional se han registrado 44 especies de reptiles (entre ellos la característica tortuga cabezona y el camaleón Brookesia decaryi, ambos endémicos), 8 especies de lémures (dos de ellas reconocidas por ser los primates más pequeños del mundo) y roedores como el ratón Macrotarsomys Ingens, descubierto recientemente.

Pero Ankarafantsika también es el hogar de 120 especies de aves registradas. Algunas como la garza Ardea Humbloti o el águila pescadora sólo pueden encontrase en la geografía malgache.

7. Parque Nacional de la Bahía de Baly

parques nacionales madagascar Baly

Situado al noroeste de la isla de Madagascar, en el distrito de Soalala, se encuentra el Parque Nacional de la Bahía de Baly, a 150 km de la ciudad de Mahajanga. Fue creado en 1997, siendo el único hábitat conocido en el mundo de la tortuga angonoka, una especie en peligro de extinción crítico.

En sus más de 500 km2 conviven, además, 8 especies de lémures, 120 de aves y 35 de reptiles, entre otros. Actualmente existen dos circuitos para conocer el parque, en los que pueden avistarse desde la tortuga Carey y el dugongo, hasta el águila pescadora o el lémur sifaca de Decken.

Al igual que otros parques nacionales de Madagascar, sus paisajes son variados, comprendiendo lagos, cañones, bosques de bambú, secos y de manglares, así como pantanos, sabanas y colinas, todo acompañado de la bahía de nombre homónimo.

8. Parque Nacional de Kirindy Mitea

parques nacionales madagascar Kirindy Mitea

Cada uno de los parque naciones y reservas naturales de Madagascar tienen algo especial que los hace únicos. El Parque Nacional de Krindy Mitea no es la excepción. Fue creado en 1997 y es el único lugar donde vive el primate más pequeño del mundo, el lémur Microcebus berthae. Adicionalmente sus 722 km2 de superficie albergan otras 7 especies de lémures que viven en este parque nacional, junto con otros como la fosa, la mangosta de rayas angostas, el flamenco o el pato de Bernier.

Kirindy Mitea se emplaza en la región de Menabe, al suroeste del país, en la costa del canal de Mozambique. Este parque nacional también atesora una flora muy rica, con más de 185 especies de plantas identificadas. Algunas de las más representativas incluyen el árbol Baobab, el Colvillea racemosa y el Albizzia graveanaa.

9. Parque Nacional de la Montaña de Ámbar

parques nacionales madagascar montaña Ámbar

Ubicado bien al norte de este país insular, cerca de la ciudad Joffreville, el Parque Nacional de la Montaña Ámbar se destaca por atesorar la flora y fauna endémicas más diversas del territorio. Sus 75 especies de aves, 59 de reptiles, 25 de mamíferos y 7 de lémures constituyen un poderoso reclamo turístico.

Creado en 1958, este parque es el hogar del camaleón hoja y el roquero de Sharpe, un pájaro endémico de esta zona, albergando también la extraña civeta de Madagascar, un euplérido que solo habita en la isla.

Como casi todos los parques nacionales de Madagascar posee diversos ecosistemas: desde bosques secos y semidesérticos hasta selvas tropicales, cuya fisionomía la conforman cascadas, lagos y ríos. En todos ellos crecen diferentes especies vegetales y arbóreas, como orquídeas, helechos, eucaliptos, araucarias y pinos.

10. Parque Nacional de Mananara Nord

parques nacionales madagascar Mananara Nord

En la costa Este encuentra su sitio el Parque Nacional de Mananara Nord, creado en 1989 y reconocido como Reserva de la Biósfera en 1990 por la UNESCO. La fauna de este parque nacional de Madagascar es endémica en un 94% y está compuesta por 77 especies de aves, 17 de roedores, 13 de lémures.

En Mananara Nord, además, se da cita una rica población marina de 132 especies de corales, 34 de equinodermos y 64 de moluscos, entre otros. No hay dudas de que el lémur es el animal más representativo de Madagascar y de sus parques nacionales. El Mananara Nord se distingue de los demás porque se han avistado lémures Aye-aye, a los cuales se los consideraba extintos.

La flora de este parque nacional destaca igualmente por su variedad. Alberga bosques húmedos tropicales donde crecen plantas como el Tamanu, cuyo aceite es medicinal; el Ravensara, de la familia del laurel, y varias especies de palmeras. Pero asimismo existen partes arenosas con orquídeas y ebenáceas.

Lista de reservas y parques nacionales de Madagascar

  • Parque nacional de la Montaña de Ámbar
  • Parque Nacional de Andasibe-Mantadia
  • Parque nacional de Mananara-Norte
  • Parque Nacional de Ranomafana
  • Parque nacional de Zahamena
  • Parque nacional de Zombitse-Vohibasia
  • Parque nacional Tsingy de Bemaraha
  • Parque nacional de Andohahela
  • Parque nacional de Midongy del Sur
  • Parque nacional de la Bahía de Baly
  • Parque nacional de Kirindy Mitea
  • Parque nacional de Masoala
  • Parque nacional de Marojejy
  • Parque nacional de Andringitra
  • Parque nacional Isalo
  • Parque nacional de Ankarafantsika
  • Parque nacional del Tsingy de Namoroka
  • Parque nacional de Tsimanampetsotsa
  • Reserva natural integral de Tsingy de Bemaraha
  • Parque nacional de Tsimanampetsotsa
  • Parque de Tsarasaotra
  • Reserva especial de Ambatovaky
  • Reserva especial de Ambohijanahary
  • Reserva especial de Ambohitantely
  • Reserva especial de Analamazoatra
  • Reserva especial de Analamerana
  • Reserva especial de Anjozorobe
  • Reserva especial de Andranomena
  • Reserva especial de Anjanaharibe-Sur
  • Reserva especial de Ankarana
  • Reserva especial de Bemarivo
  • Reserva especial de Bora
  • Reserva especial de Beza Mahafaly
  • Reserva especial del Cabo Sainte-Marie
  • Reserva especial de la Montaña de Ámbar
  • Reserva especial de Kalambatritra
  • Reserva especial de Kasijy
  • Reserva especial de Mangerivola
  • Reserva especial de Maningoza
  • Reserva especial de Manombo
  • Reserva especial de Manongarivo
  • Reserva especial de Marotandrano
  • Reserva especial de la isla Mangabe
  • Reserva especial del pico de Ivohibe
  • Reserva especial de Tampoketsa-Analamaintso

Entre dunas y pirámides: así son los parques nacionales de Egipto que conquistan al público aventurero

Se estima que el 5% de la geografía egipcia está protegida por espacios naturales como Ras Muhammad, Nabq, el Desierto Blanco o Gebel Elba. Estos y otros parques nacionales de Egipto tienen mucho que ofrecer a los entusiastas del turismo de naturaleza.

Egipto no atesora el mejor historial de protección de vida silvestre. 57 años después de que Sudáfrica convirtiera a Kruger en el primer parque nacional del continente, las autoridades egipcias hacían lo propio con Ras Muhammad. A este primer espacio protegido siguieron otros muchos. En la actualidad, los mejores parques nacionales de Egipto abarcan 53 mil km2 de su geografía, sumando un total de 21 áreas de gran belleza.

A continuación se describirán los parques de Ras Muhammad, Nabq, Gebel Elba, Wadi El Gamal, Ras Abu Galum, Santa Catalina, Taba y del Desierto Blanco.

Ras Muhammad, Nabq, Gebel Elba y otros parques nacionales de Egipto

1. Parque Nacional Ras Muhammad

parques nacionales egipto Ras Muhammad

Creado en 1983, el parque nacional Ras Mohamed en Egipto es uno de los más populares de la región. Abarca tanto zonas áridas como una parte del Mar Rojo, donde la fauna marina y los arrecifes de coral son las principales atracciones de los buceadores. De ahí que sus aguas templadas y transparentes se hayan convertido en uno de los grandes centros de buceo a nivel mundial.

Ras Muhammad es un destino de fuertes contrastes, pues la superficie de sus aguas calmas y sin aparente vida esconden un mundo por descubrir. De hecho, de sus 480 km2, sólo 135 km2 son superficie terrestre. Y es que en este parque egipcio se pueden avistar más de 100 especies de peces, 25 erizos de mar, 40 de estrellas de mar y las famosas tortugas verde y carey. Por otra parte, Ras Muhammad es un destino accesible. Se encuentra tan sólo a 12 kilómetros de la ciudad turística Sharm el-Sheikh, en la parte más austral de la península del Sinaí.

2. Área Protegida de Nabq

La historia de los parques nacionales de Egipto es bastante reciente, y la del Área Protegida de Nabq está lejos de ser una excepción. Fue creada en 1992 y modificada en 1996 para agregar la zona de Dahab, abarcando 600 km2 de montañas imponentes, bosques de manglares yla costa de las aguas del golfo de Aqaba.

Nabq es habitado por aves como la garza, la espátula rosada y mamíferos como la gacela. Durante las excursiones de buceo es posible encontrarse con todo tipo de flora y fauna marina, con más de 400 especies marinas y unos 200 de corales. Gracias a su ubicación en la Gobernación de Sinaí del Sur, al nordeste del país está cerca de la ciudad Sharm el-Sheikh y el parque nacional Ras Mohamed, dos lugares imperdibles de cualquier viaje a Egipto.

3. Parque Nacional Gebel Elba

parques nacionales egipto Gebel Elba

Desde su creación en 1986, este parque nacional de Egipto se ha destacado no sólo por su gran extensión, de unos 35.600 km2, sino también por albergar una monumental elevación a la que debe su nombre: el Monte Elba, un pico de 1435 metros de altura que es una de sus principales atracciones. Pero este monte no es lo único que el Parque Nacional Gebel Elba puede ofrecer a sus visitantes.

Gebel Elba alberga un extenso tramo de arrecifes de coral, costas de manglares, llanuras desiertas y por supuesto, una diversa fauna silvestre. Los niveles de precipitaciones son bastante altos en esa zona, en comparación con otras cercanas, por lo que en Gebel Elba pueden avistarse águilas de Bonelli, buitres egipcios, osos hormigueros y leopardos. En su flora se destacan las poblaciones arbóreas de maringa y de acacias, además de los citados manglares.

Sin embargo, no es sencillo acceder a Gebel Elba. Es necesario conseguir permisos y un guía cualificado, ya que es una zona en disputa entre Sudán y Egipto, además de estar sumamente protegida. No obstante, esto lo convierte en un parque no tan masificado como otros, ideal para conocer Egipto en su estado más natural.

4. Parque Nacional Wadi El Gamal

parques nacionales egipto Wadi El Gamal

Con un total de 7450 km2, Wadi El Gamal brilla con especial intensidad gracias a la presencia de arte rupreste prehistórico en su territorio. Está ubicado a 45 km al sur de la ciudad Marsa Alam, en la zona este del país, y es conocido como el Valle de los Camellos, siendo éste uno de los animales más característicos de la región y al que se lo puede ver caminando en grupos o abrevando en las aguas.

Pero el camell, tan típico de la fauna y flora de Egipto, no el único que habita el Parque Nacional Wadi El Gamal. También alberga especies tan insólitas como los damanes o las dorcas.

Wadi El Gamal fue creado en el año 2003 con la finalidad de proteger sus especies residentes, algunas de las cuales se encuentran en peligro de extinción. Las visitas a este parque nacional deben ser cortas (no es posible alojarse en la zona) y siempre grupales. Con toda seguridad, el de Wadi El Gamal es uno de los mejores parques nacionales de Egipto.

5. Parque Natural Ras Abu Galum

parques nacionales egipto Ras Abu Galum

El de Ras Abu Galum es otro de esos parques nacionales de Egipto que se encuentra situado dentro del Sinaí del Sur, bien al este del mismo, sobre la costa del golfo de Aqaba. Ocupa una zona de casi 400 km2 y un destino privilegiado para observar un ecosistema muy diferente a los anteriores, por su cercanía con la costa.

Además de las clásicas dunas, wadis y paisajes desérticos, en Ras Abu Galum se dan cita bellísimos arrecifes de coral, que forman uno de los atractivos principales de la zona. Estos corales pueden apreciarse al máximo haciendo buceo con guías especializados. Ras Abu Galum fue declarada área protegida y, por eso mismo, dispone de áreas restringidas. Pero los habitantes locales, mayoritariamente beduinos, pueden guiar a los visitantes en camello por los sectores habilitados para el turismo.

6. Protectorado de Santa Catalina

parques nacionales egipto Santa Catalina

El Protectorado de Santa Catalina se sitúa al sur del desierto Sinaí. Ocupa un área de 4350 km2 de extensión, emplazándose en una región árida y montañosa. Fue nombrada como zona protegida en 1996 y es patrimonio mundial de la Unesco desde 2002.

Dentro de las reservas naturales de Egipto, el Área Protegida de Santa Catalina quizás sea la que ocupa un rol más histórico y social. Es que, además de ser el refugio de todo un ecosistema, en su interior viven alrededor de 7.000 beduinos egipcios y hay una gran cantidad de referencias religiosas. Destaca, por supuesto, el monasterio de Santa Catalina, ubicado donde Moisés habría visto la Zarza Ardiente y uno de los más antiguos del mundo que aún permanecen en actividad.

La flora local de este área protegida brilla con especial intensidad. Pueden verse infinidad de plantas endémicas y medicinales, tales como higueras, almendros, olivos y palmeras. A su vez, existen en la zona de Santa Catalina varias clases de murciélagos, reptiles y camélidos.

7. Área Protegida de Taba

parques nacionales egipto Taba

Aunque no figura como tal entre los parques nacionales de Egipto, el Área Protegida de Taba un cumple una finalidad bastante similar, preservando a numerosas especies en su interior. Se encuentra en el desierto Sinaí, a unos 550 kilómetros de El Cairo y abarca una superficie de alrededor de 3600 km2.

En Taba se pueden avistar más de 100 especies silvestres, entre las que se cuentan mamíferos como ciervos, íbices de Nubia o lobos, además de aves como buitres o cóndores y reptiles numerosos.

Por lo general, es posible visitar Taba, declarado como área protegida en 1998, haciendo un safari en camello con algún guía local. De esta forma, se puede apreciar la belleza de sus múltiples paisajes, sus cuevas y las formaciones geológicas que pueblan la región.

8. Parque Nacional del Desierto Blanco

parques nacionales egipto desierto blanco

Ubicado justo en el desierto de Farafra, el Parque Nacional del Desierto Blanco es una aventura bastante interesante para quienes se encuentren en este país africano y quieran hacer un paseo dedicado a la observación del paisaje.

A escasa distancia de la capital egipcia, este parque nacional de Egipto, nombrado como tal en 2002, se caracteriza principalmente por sus curiosas formaciones rocosas, que se dan únicamente en esta zona. Estas piedras son de caliza blanca, que una vez erosionadas por el viento y la arena toman unas formas sumamente curiosas. En el Desierto Blanco de Farafra habitan diversas especies de gacelas, cabras, zorros y chacales, siendo un destino de temperaturas elevadas.

Lista de reservas y parques nacionales de Egipto

  • Parque Nacional Gebel Elba
  • Parque Nacional Ras Muhammad
  • Protectorado de Santa Catalina
  • Parque Nacional Wadi El Gamal
  • Parque Natural Ras Abu Galum
  • Área Protegida del Lago Burullus
  • Área Protegida del Lago Qarun
  • Área Protegida de Nabq
  • Área Protegida de Taba
  • Reserva de la Biosfera Wadi Al Allaqi
  • Protectorado de Wadi El Rayan
  • Parque Nacional del Desierto Blanco

De Kissama a Cangandala: así son los parques nacionales de Angola que sorprenden a los aventureros

Este país del África oriental ha perdido gran parte de tu territorio silvestre como consecuencia de las guerras, pero sigue conservando tesoros como Kissama, Cangandala, Iona y otros parques nacionales de Angola.

Angola es un destino soñado para los amantes de la naturaleza. De acuerdo al IUCN, casi un 7% de su territorio (87 mil km2) está protegido por espacios como Kissama, el primer parque nacional angoleño, así reconocido en 1975. Sin embargo, la Guerra Civil no sólo abrió profundas heridas en su sociedad, sino que arrasó gran parte de Kissama y otras áreas protegidas. No obstante, un recorrido por los mejores parques nacionales de Angola ayuda a entender por qué este país sigue enamorando a los viajeros occidentales.

A continuación se describirán los parques de Kissama, Cangandala, Iona, Cameia, Mupa, Bicuar, Kavango-Zambeze, Mavinga, Mucusso y luiana.

¿Cuáles son los mejores parques nacionales de Angola?

1. Parque Nacional de Kissama

parques nacionales angola Kissama

El parque nacional Kissama en Angola es el más importante de este país del África meridional. Cuenta con 12.000 km2 de extensión y está ubicado justo sobre la costa del océano atlántico.

Conocido a su vez como Quiçama, Kissama fue declarado parque nacional en 1957. Cabe destacar que, actualmente, es uno de los pocos parques nacionales en funciones en dicho país, debido a una guerra civil angoleña que se prolongó durante más de 20 años. Su acceso es sencillo, puesto que se encuentra a 120 kilómetros de distancia de Luanda, la capital de Angola.

Al estar bañado por el océano y, a su vez, contar con amplia presencia de vegetación y ríos, es muy común ver en este parque a gran cantidad de especies animales y vegetales insignes. Los elefantes son los reyes del lugar, aunque también hay antílopes de envergadura, leones e hipopótamos.

2. Parque Nacional de Cangandala

parques nacionales angola Cangandala

Con tan sólo 600 km2 de extensión, el parque nacional de Cangandala, Angola, es el más pequeño de esta nación africana. Se emplaza en la provincia de Malanje, y destaca por la presencia de una gran colonia de antílopes sable o palanca-negra en portugués, una subespecie que habita únicamente en esta nación y que da nombre a la selección angoleña de fútbol, conocidos como Las palancas negras.

Cangandala se caracteriza por su clima agradable, aunque no tiene ríos con flujo de agua continua en su superficie. Fue nombrado como parque nacional en 1970 y está considerado como uno de los los mejores parques nacionales de Angola para los amantes de los safaris de vida silvestre.

3. Parque Nacional de Iona

parques nacionales angola Iona

El parque nacional de Iona en Angola cuenta con una superficie de 15.200 km2, presumiendo de ser uno de los de mayor extensión en este país. Se encuentra en el extremo sur, junto a la costa del Océano Atlántico, y goza de un clima desértico y caluroso, que motiva que las especies de fauna y flora no sean tan variadas.

Una de las grandes señas de identidad de Iona son los reptiles, tales como lagartos, escíncidos o serpientes, que prácticamente se han adueñado del lugar. Los guepardos, antílopes y diversas aves abundan en las orillas del río Cunene, donde pueden avistarse en excursiones y paseos en barca.

Iona, cuya ciudad más cercana es Lubango, fue declarado parque nacional en 1964. Desde 2009 se encuentra inmerso en un proceso de transformación y modernización, que sin embargo no ha interrumpido el flujo de visitantes locales e internacionales.

4. Parque Nacional de Cameia

El Parque Nacional de Cameia se encuentra emplazado en la zona oriental de este país, en la provincia de Moxico, contando con una extensión de poco más de 1400 km2. Desde su fundación en 1938, Cameia se caracteriza por encontrarse en una zona de lagos y ríos, lo que hace que tenga un ecosistema muy particular, siendo un territorio pantanoso que permanece inundado durante gran parte del año.

Pero el de Cameia es otro de esos parques nacionales de Angola que ha sido arrasado por la guerra civil. Actualmente cuenta con muy poco personal y el área está devastada. No quedan muchos animales, y las pocas especies que sobreviven son víctimas de la caza furtiva. Su visita, por lo tanto, no es recomendable para el público turista.

5. Parque Nacional de Mupa

parques nacionales angola mupa

El parque nacional da Mupa en Angola fue creado como tal en 1964. Se sitúa en la región de Cunene, bien al sur del país, y comparte con el de Cameia su actual estado de abandono. Es normal encontrar habitantes angoleños y pastores nómadas en su superficie, que se encargaron de depredar las especies animales que poblaron la zona. Jirafas, leopardos, leones y hienas fueron sus habitantes originarios, aunque la República de Angola no descarta planes de repoblación en el futuro.

6. Parque Nacional del Bicuar

parques nacionales angola Bicuar

Bicuar o Bicuari es un parque nacional de Angola ubicado en la región sudoeste de este país, en la meseta de Huila. Su extensión es de casi 8.000 km2 y opera desde 1964. Bicuar se caracteriza por su clima caluroso y semi-árido, lo que no le impide contar con búfalos negros, ñus, antílopes, cebras, elefantes o guepardos en su superficie.

A diferencia de otros parques angoleños que se encuentran prácticamente abandonados, el de Bicuar está siendo rescatado por las autoridades tras la cruenta guerra civil que azotó durante años este país. Así es como se va restituyendo la fauna que alguna vez llegó a ser muy abundante.

7. Área de Conservación Kavango-Zambeze

parques nacionales angola Kavango-Zambeze

Si bien Kavango-Zambeze no es específicamente uno de los parques nacionales de Angola, sí es una enorme área de conservación de más 500.000 km2, que se extienden a caballo entre cinco países: Zambia, Namibia, Botsuana, Zimbabue y, por supuesto, Angola.

Dentro de la gran zona de Kavango-Zambeze se encuentran dos parques nacionales angoleños: Luiana y Longa-Mavinga, ambos en la parte austral del país. Al ser un área tan grande, su biodiversidad es realmente vasta, destacando leones, elefantes, guepardos, flamencos y perros salvajes. Igualmente sus ríos y afluentes están habitados por cocodrilos.

Kavango-Zambeze fue desarrollada en 2011, como parte de una iniciativa de la World Wide Fund for Nature, que logró reunir a los cinco países con el objetivo en común de preservar la flora y fauna de la zona.

8. Parque Nacional de Mavinga

parques nacionales angola Mavinga

Longa-Mavinga es otro parque nacional de excepción, emplazado en el sudeste del país, junto al parque de Luiana. Forma parte del área de conservación transfronteriza de Kavango-Zambeze y tiene una superficie de 22.000 km2.

Como ha sucedido con muchos parques de Angola, el impacto de la guerra civil fue devastador. Pero la belleza de sus bosques de miombos, sus ríos y las más de 150 especies de animales que habitan esta sabana de clima tropical están en su apogeo.

No sorprende que Longa-Mavinga sea considerado como uno de los mejores parques nacionales de Angola de cara al futuro, puesto que se está trabajando en la mejora de sus prestaciones desde su inclusión en el área Ka-Za en 2011.

9. Parque Nacional de Mucusso

parques nacionales angola Mucusso

El de Mucusso es un pequeño parque natural de Angola ubicado al sur del país, junto a la frontera con Namibia. Al igual que otras reservas de la misma zona, cuenta con amplios bosques, ríos y paisajes. Los safaris y excursiones al aire libre son populares en el programa de actividades de Mucusso, donde se pueden divisar búfalos, ñus, antílopes y perros salvajes, entre otras especies.

Si bien se sitúa junto a los parques de Mavinga y Luiana, Mucusso no forma parte de área de conservación de Kavango-Zambeze. Su ‘estado de salud’ es excelente, pudiendo visitarse durante los doce meses del año.

10. Parque Nacional de Luiana

parques nacionales angola luiana

Con 600 km2 de superficie, Luiana se ha ganado un puesto de honor entre los mejores parques nacionales de Angola. Fue creado en 1966 y se ubica junto a la reserva de Longa-Mavinga, integrándose en el área de conservación Kazango-Zambeze.

De ahí que hablar de Luiana y de Mavinga sea prácticamente hablar de un mismo parque. De hecho, ambos operan como un mismo espacio de conservación en la actualidad. Sus características climáticas y de biodiversidad guardan una estrecha relación, destacando por sus poblaciones de kudús, panteras, leones, guepardos e impalas.

Lista de reservas y parques nacionales de Angola

  • Parque Nacional del Bicuar
  • Parque Nacional de Cameia
  • Parque Nacional de Cangandala
  • Parque Nacional de Iona
  • Área de Conservación Kavango-Zambeze
  • Parque Nacional de Kissama
  • Parque Nacional de Mavinga
  • Parque Nacional de Luenge
  • Parque Nacional de luiana
  • Parque Nacional de Mucusso
  • Parque Nacional de Mupa
  • Reserva parcial de Búfalo
  • Parque natural regional de Chimalavera
  • Reserva parcial de Namibe
  • Reserva natural integral do Ilhéu dos Pássaros
  • Reserva natural integral de Luando

De Yankari a Gashaka-Gumti: estos son los parques nacionales de Nigeria que conquistan a los viajeros más intrépidos

Gran parte de la geografía nigeriana está protegida por reservas y parques como Yankari, Gashaka-Gumti, Okomu, el Río Cross o la Cuenca del Chad. Estos y otros parques nacionales de Nigeria abarcan casi un 15% de su territorio.

La red de espacios protegidos de Nigeria se inició oficialmente en 1979, cuando el lago Kainji recibió la denominación de Parque Natural por orden del ex presidente Olusegun Obasanjo. En la actualidad se cuentan por miles los parques y reservas de este país, sumando entre todos un total de 127.359 km2. No obstante, sus dimensiones y atractivo turístico son disparares. De ahí que la IUCN sólo reconozca 12 de los parques nacionales de Nigeria.

A continuación se describirán los parques de Yankari, Gashaka-Gumti, Okomu, del Antiguo Oyo, del Río Cross, la Cuenca del Chad, Kainji y Kamuku.

Explorando los mejores parques nacionales de Nigeria

1. Parque Nacional Yankari

parques nacional nigeria Yankari

El parque nacional Yankari en Nigeria es uno de los más importantes que existen en el continente africano. Cuenta con una extensión de 2.250 km2 y se encuentra ubicado en el centro-este nigeriano, siendo una puerta de entrada a la auténtica sabana africana, puesto que atesora todos los ingredientes buscados en estos ecosistemas.

En Yankari se pueden ver elefantes, monos, leones, antílopes, cebras, hipopótamos y hasta pavos reales, conviviendo un total de 50 especies de mamíferos y más de 300 de aves. Fue nombrado parque nacional en 1991.

Yankari tiene todas las facilidades para recibir visitantes y turistas. Para aquellos que no les interese tanto hacer un safari, pueden disfrutar de sus zonas arqueológicas y museo. Se puede acampar y también alojarse en cabañas. En definitiva, un parque destacable dentro de territorio nigeriano.

2. Parque Nacional Gashaka-Gumti

parques nacional nigeria Gashaka-Gumti

Situado en el sureste nigeriano, Gashaka-Gumti es considerado uno de los mejores parques nacionales de Nigeria. Su superficie abarca más de 6.000 km2, limitando casi con la frontera de este país con Camerún.

La orografía de Gashaka-Gumti destaca por su singularidad, destacando el pico más elevado de Nigeria: el Chappy Waddi, con 2.419 metros de altura. Es el hogar de animales de toda índole, tales como antílopes, elefantes, búfalos, perros salvajes o el eland gigante. Además, en la reserva habita la colonia de chimpancés más grande de la geografía nigeriana.

Este parque opera como tal desde 1991, destacándose por sus bosques tupidos y su paisaje con figuras geológicas irregulares. Existe una gran cantidad de poblaciones cercanas por las cuales se puede acceder al parque y conocer sus encantos.

3. Parque Nacional de Okomu

parques nacional nigeria Okomu

Okomu es un pequeño parque nacional de Nigeria, que cuenta con una extensión de 200 km2 ubicados al sudoeste de este país africano. Su ciudad más cercana es Ovia, y su relieve está bañado por ríos, pantanos y numerosas lluvias anuales.

La vegetación es sumamente espesa y abundante en Okomu, destacándose el árbol de seda y las ceibas. También la población animal sorprende por su riqueza y variedad. La misma incluye jabalíes, ciervos, cocodrilos, monos, loros o búfalos, además de 700 especies de coloridas mariposas.

Okomu funciona como parque nacional desde 1936. Cuenta con numerosas facilidades para el público visitante, que incluso se puede alojar dentro de sus fronteras, en algunas de las cabañas disponibles o también acampando.

4. Parque Nacional del Antiguo Oyo

parques nacional nigeria Viejo Oyo

El de Antiguo Oyo es otro de los parques naturales de Nigeria situados en la zona austral de su territorio. Tiene una superficie de más de 2.500 km2 y su ciudad más cercana es, justamente, Oyo.

En el parque nacional de Antiguo Oyo, el ojo humano se deleita con diferentes superficies geográficas, destacando los ríos, colinas y áreas habilitadas para la práctica del montañismo, uno de los puntos de interés de la reserva. En cuanto a fauna, hay que decir que la cercanía con numerosas poblaciones humanas ha mermado su número y la ha hecho peligrar. No obstante, Antiguo Oyo es el hogar de manadas de perros salvajes, búfalos, cérvidos varios y más de 50 tipos de pájaros.

Al encontrarse rodeado de poblaciones, su acceso es realmente fácil. Incluso se puede ir y volver en un mismo día sin ningún tipo de inconvenientes. Antiguo Oyo comenzó como una reserva en 1936 y fue actualizado a parque nacional en 1952.

5. Parque Nacional del Río Cross

parques nacional nigeria Río Cross

El Parque Nacional del Río Cross abarca una superficie de 4.000 km2 y se divide en dos zonas principales: Okwangwo y Oban. Queda situado al sur del país, junto a la frontera con Camerún.

Río Cross se define como un bosque tropical húmedo, bañado por el río que le da nombre y albergando en su interior un ecosistema notable. Casi el 80% de primates en territorio nigeriano pertenecen a este parque, famoso por sus colonias de gorilas, mandriles y chimpancés. Pero también pueden divisarse loros, elefantes, búfalos, hipopótamos y muchas más especies.

Desde 1991, Río Cross funciona como parque nacional, principalmente financiado por la World Wide Fund for Nature. La mayor organización conservacionista del mundo constribuyó a mejorar las prestaciones de la reserva y su potencial turístico. De ahí que este destino ocupe un lugar privilegiado entre los mejores parques nacionales de Nigeria.

6. Parque Nacional de la Cuenca del Chad

parques nacional nigeria Chad

Al extremo noreste del país, se encuentra la reserva de la Cuenca del Chad, otro de esos parques nacionales de Nigeria que vale la pena remarcar en cualquier wishlist turística. Está emplazado junto a la frontera con Chad y ocupa más de 2.200 km2 entre sus tres sectores.

El clima y superficie de este parque se corresponden con el típico de una sabana africana, con abundantes acacias y plantaciones de sorgo. Entre sus habitantes insignes se cuentan elefantes, búfalos, gacelas, hienas o perros salvajes. Sin embargo, debido a la caza furtiva, no existe hoy una vida animal tan espectacular como en otros parques similares en Nigeria.

A diferencia de otros parques nigerianos, el de la Cuenca de Chad se encuentra en un estado de mayor abandono, no recibiendo las aportaciones y estímulos económicos de otras reservas. No obstante, se puede visitar con guías especializados o por cuenta propia sin problema alguno.

7. Parque Nacional de Kainji

parques nacional nigeria Kainji

El de Kainji es un parque nacional de Nigeria que se encuentra localizado en la zona occidental del país, junto al lago que le da nombre. Tiene una superficie de más de 5.000 km2 y está dividido en tres áreas: una parte del lago Kainji, la reserva de Borgu y la de Zuguma.

La presencia del lago, en cuya área protegida la pesca está prohibida, separa a las dos partes principales del parque de Kainji. Su geografía posee el encanto del clásico paisaje de la sabana africana, con manadas de leones, elefantes, guepardos, antílopes, cocodrilos, lagartos y más de 80 tipos de peces de su lago.

Mientras la reserva de Zuguma no tiene caminos de fácil acceso, sí lo tiene la de Borgu, mucho más preparada para recibir al turismo. También el grueso de la flora y fauna más interesante se ubica en este sector, ya que es el que tiene el mejor drenaje y condiciones para tal fin. Funciona como parque desde 1978 y se encuentra bajo la administración del Servicio Federal de Parques Nacionales.

8. Parque Nacional de Kamuku

parques nacional nigeria Kamuku

En la parte noroeste de Nigeria, en el estado de Kaduna, se localiza el Parque Nacional de Kamuku, con una superficie de 1.120 km2 de pura sabana africana. Dentro de su vegetación típica de palmeras, acacias y sorgo puede avistarse una gran cantidad de animales: antílopes, cérvidos, simios diversos y diversas aves, como el Bucorvus abyssinicus, que sólo puede observarse en estas regiones.

Kaduna fue declarado parque nacional desde 1999 y está en plena fase de expansión, con un fuerte impulso hacia el ecoturismo. En los poblados de los alrededores se puede ver a los habitantes originarios kamuku, que le dieron nombre al parque y que han alcanzado fama mundial por su arte de alfarería. Por todo lo anterior, el de Kamuku es uno de esos parques naturales de Nigeria que no dejan indiferente al público turista.

Lista de parques nacionales de Nigeria

  • Parque Nacional del Antiguo Oyo
  • Parque Nacional del Río Cross
  • Parque Nacional de la Cuenca del Chad
  • Parque Nacional Gashaka-Gumti
  • Parque Nacional de Kainji
  • Parque Nacional de Kamuku
  • Parque Nacional de Okomu
  • Parque Nacional Yankari

Desde Serengeti hasta Kilimanjaro: así son los parques nacionales de Tanzania que enamoran a los aventureros

Los aventureros y amantes de la naturaleza son bienvenidos en este país del África oriental, hogar de las reservas de Tarangire, el Serengeti, Gombe Stream, Ngorongoro y otros parques nacionales de Tanzania.

Tanzania es una nación pletórica de parques y reservas naturales. A lo largo y ancho de sus 945 mil km² se dan cita un total de 16 áreas protegidas, administradas por la TANAPA (Tanzania National Parks Authority), que trabaja con la misión de proteger y fomentar la investigación y el turismo en los parques nacionales de Tanzania.

Este organismo opera desde 1959, lo que pone de manifiesto el interés del pueblo tanzano por salvaguardar sus ecosistemas. El cine ha popularizado nombres como Arusha o Serengeti, pero existen otros muchos parques naturales de Tanzania que hacen las delicias del público turista.

Explorando los mejores parques nacionales de Tanzania

A continuación se describirán los parques del Serengeti, Kilimanjaro, Tarangire, Gombe Stream, Ruaha, Lago Manyara, Ngorongoro, Udzungwa, Selous y Arusha.

1. Parque Nacional de Serengeti

parques nacionales tanzania serengueti
Fotografía de David Berkowitz.

La reserva natural de Tanzania más conocida a nivel internacional es el Parque Serengeti. Con casi 15 mil km² de extensión, este destino ha sido inmortalizado en numerosas películas y documentales galardonados (The Serengeti Rules, Serengeti Stories, etc.), pero su encanto va mucho más allá.

El Parque Nacional de Serengeti de Tanzania se encuentra situada al noroeste de este país, justo en la frontera con Kenia. Para entender su trascendencia, se debe subrayar que posee un ecosistema propio, el Serengeti, gracias a la variedad de flora y fauna que pueblan esta zona. En las tres regiones de dicho parque (planicie, corredor del oeste y Seregeti norte) se pueden avistar cocodrilos, tejones de miel, gacelas, cebras o hipopótamos, además de la colonia de ñus más grande del mundo.

Este parque fue nombrado como tal en 1951, tomando una palabra que usaban sus habitantes originarios, el pueblo Masai, para referirse al territorio. No están permitidos los asentamientos humanos en la reserva, excepto para los responsables de su administración. Se puede visitar libremente a lo largo del año.

2. Parque Nacional de Kilimanjaro

El Parque Nacional del Kilimanjaro en Tanzania presume de ser uno de los más famosos de África. La sola presencia del Monte Kilimanjaro, el pico más alto del continente con más de 5 mil metros, aporta un valor añadido a este destino.

Con una extensión de casi 1700 km², el Parque Kilimanjaro se encuentra 300 kilómetros al sur del Ecuador, bien al norte de Tanzania. Su ciudad más cercana es Moshi. El clima cálido y húmedo que rodea al monte posibilita la existencia de una fauna muy diversa. Destacan los búfalos y los pequeños cérvidos y rodeadores, como los damanes arborícolas. Además, la vegetación es abundante y los paisajes son impactantes, atesorando fenómenos geológicos como las fumarolas.

Denominado como reserva animal y forestal en 1921, cuando el país todavía era colonia alemana, fue en 1971 cuando recibió su actual estátus de parque nacional. Como los demás, está bajo la administración de parques nacionales de Tanzania (TANAPA).

3. Parque Nacional de Tarangire

parques nacionales tanzania tarangire
Fotografía de Gary Bembridge

El Parque Nacional de Tarangire en Tanzania recibe esta denominación por encontrarse atravesado por un famoso afluente de nombre homónimo. Situado en el noreste del país, cuenta con 2850 Km² de extensión, y se puede acceder fácilmente al lugar desde Arusha, su ciudad más cercana.

Creado en 1971, el Parque Tarangire sobresale por la diversidad de su fauna, donde los baobabs llevan la voz cantante. Pero su principal fortaleza es una fauna pletórica de especies exóticas: leones, leopardos, ñus, elefantes, cebras, tortugas y maravillosas aves de toda índole, como los flamencos, el ganso egipcio, el ibis negro o la cigüeña de Abdim, que pueden avistarse a lo largo y ancho de su superficie. De ahí que el Tarangire sea un destino preferencial para el turismo de safaris.

4. Parque Nacional de Gombe Stream

El Parque Nacional de Gombe, Tanzania, es uno de los más pequeños de dicho país, con tan sólo 35 Km² de extensión, pero su tamaño no le impide ser tan bello como variado. Esta reserva se emplaza en la parte oriental del territorio tanzano, en la región de Kigoma y junto al lago Tanganyika, y fue establecida en 1958 y está bajo la administración nacional de parques.

Para primatólogos como Jane Goodall, este parque de Tanzania es un destino de ensueño gracias a su amplia colonia de chimpancés, papiones oliva y colobos rojos y de cola roja. Pero no sólo primates pueden hallarse en esta reserva, hogar del potamoquero de río y de comunidades de leopardos, así como cientos de especies de aves, a destacar el águila pescadora africana. Además, el clima de selva tropical que domina la zona permite la proliferación de numerosas especies vegetales.

5. Parque Nacional de Ruaha

parques nacionales tanzania ruaha
Fotografía de Brian Harries.

Con más de 20.000 Km², el Parque Nacional de Ruaha, Tanzania se ubica en el corazón del país, a unos 120 km de Iringa, siendo el espacio protegido más grande de su tipo en el territorio tanzano. Fue creada en 1964 y cuenta con una fauna sumamente amplia, con casi 600 especies de aves, entre las que destaca el martín gigante africano y el cálao de pico rojo de Tanzania.

Pero Ruaha está habitada igualmente por leones, elefantes, búfalos, perros salvajes y hienas. Tanto la flora como la fauna se benefician de la presencia del río Gran Ruaha, cuyos 475 km de longitud atraviesan la reserva de este a oeste. Ruaha gustará a los entusiastas del trekking y el campismo, pues se puede acampar en la zona, que cuenta con facilidades de aprovisionamiento y hospedaje.

6. Parque Nacional del Lago Manyara

parques nacionales tanzania lago Manyara

El Parque Nacional del Lago Manyara está situado a tan sólo 70 kilómetros del de Tarangire y a unos 120 de la ciudad de Arusha. Debe su nombre al lago Manyara, cuyos 325 Km² de extensión le bastan para albergar una rica biósfera de suma importancia para toda la región, embellecida por las plumas rosadas de las comunidades de flamencos.

Fue nombrado parque nacional en 1960, y desde 1981 es zona protegida por la Unesco. Además, el del Lago Manyara es uno de los parques naturales de Tanzania que más se destaca por su espesa vegetación. Posee más de 600 variedades de plantas y flores, y cuenta con dos temporadas de lluvias fuertes durante el año, estando dominado por un clima cálido y húmedo. Las hienas, gatos salvajes, guepardos, jirafas y una gran variedad de peces lacustres, como el Oreochromis amphimelas.

7. Área de Conservación del Ngorongoro

parques nacionales tanzania Ngorongoro

En el extremo septentrional de Tanzania, en la zona de cráteres y montañas, encuentra su sitio el Parque Ngorongoro, un área protegida de casi 8300 Km² de superficie, a unos 180 km de Arusha, su ciudad más próxima. Su principal atracción es, justamente, el Cráter de Ngorongoro, si bien la Garganta de Oldupai merece una mención aparte.

Este cráter es sumamente imponente. Además de ser el más grande del mundo en inactividad, está habitado por un ecosistema de fabulosas praderas repletas de animales de toda índole: el rinoceronte negro, el búfalo cafre o amplias poblaciones de avestruces, así como búfalos, leopardos, gacelas y antílopes.

Establecido en 1959, Ngorongoro es uno de esos parques nacionales de Tanzania que atraen a miles de visitantes al año (más de 500 mil). Fue declarado zona protegida por la Unesco en 1979.

8. Parque Nacional de Udzungwa

parques nacionales tanzania Udzungwa
Fotografía de Andrés Moreno.

El Parque Nacional de Udzungwa, ubicado al sureste de Tanzania, cuenta con una biodiversidad considerada la segunda más importante del continente africano. Recibe ese nombre por la formación montañosa homónima que se encuentra en su superficie de 1990 Km², a poca distancia de la ciudad de Mikumi.

Si bien las especies raras de primates y la enorme cantidad de pájaros de la zona es destacada, su flora brilla con mayor intensidad si cabe. El parque de Udzungwa atesora selvas tropicales, bosques montañosos y praderas, hábitat de más de 2500 plantas y flores, como la misteriosa violeta africana.

Entre las actividades más populares en este parque, sobresalen la práctica del trekking, el montañismo y la escalada, puesto que acoge el monte Lohomero, de 2576 metros de altura. Los amantes de la fotografía no sabrán decir que no a esta parte del Udzungwa, donde es fácil divisar saltos y cataratas que justifiquen sobradamente una larga caminata.

9. Parque Nacional de Selous

parques nacionales tanzania selous
Fotografía de Richard Mortel.

El Parque Nacional de Selous en Tanzania es un área protegida, así declarada por la Unesco en 1982. Se encuentra en la parte meridional del país y cuenta con más de 50 mil Km² de extensión, que sorprenden por su baja densidad de animales. Sus manadas de elefantes, por ejemplo, llegaron a ser las mayores de África, pero en la actualidad se han reducido en casi un 10%.

No obstante, Selous tiene una gran cantidad de atractivos para el público turista. En este parque natural en Tanzania, declarado reserva en 1922, se pueden hacer safaris, excursiones en bote o experiencias cinegéticas de forma sostenible. Por desgracia, no es sencillo llegar a la reserva de Selous, pero se puede acceder en tren o en avioneta desde Dar Es Salaam.

10. Parque Nacional de Arusha

parques nacionales tanzania Arusha
Fotografía de Kyle Taylor.

Dentro de los parques nacionales en Tanzania, el de Arusha sorprende por sus reducidas dimensiones, no exentas de una intensa variedad de fauna y flora. Y es que en sus 137 Km² de extensión se pueden encontrar los paisajes más diversos, con el Monte Meru y sus más de 5600 metros de altura dominando la escena.

En sus ríos y cráteres se pueden avistar jirafas, búfalos del Cabo, cebras, jabalíes, primates como el colobo blanco y negro y poblaciones aviares como el flamenco, el ibis hadada o los exóticos surucuá de Narina y trogón elegante. Establecido en 1960, el Parque Nacional de Arusha tiene el atractivo añadido de encontrarse a 35 kilómetros del aeropuerto de Kilimanjaro y a 25 kilómetros de la ciudad a la que debe su nombre. El acceso a la zona es sumamente sencillo y nunca faltan actividades para hacer en la reserva.

Lista de parques nacionales de Tanzania

  • Parque nacional Arusha
  • Parque nacional de la Bahía Jozani Chwaka
  • Parque nacional de Katavi
  • Parque nacional del Kilimanjaro
  • Parque nacional de Kitulo
  • Parque nacional del Lago Manyara
  • Parque nacional de los Montes Mahale
  • Parque nacional de Mikumi
  • Parque nacional de Mkomazi
  • Parque nacional de los Montes Udzungwa
  • Parque nacional Gombe Stream
  • Parque nacional Ruaha
  • Parque nacional de la Isla Rubondo
  • Parque nacional de Saadani
  • Parque nacional Serengueti
  • Parque nacional de Tarangire

¡Maratón de parques! Kruger, Pilanesberg, Chobe y otros parques nacionales de Sudáfrica

Kruger, Pilanesberg, Chobe o Kalahari destacan entre los mejores parques nacionales de Sudáfrica. De ahí que la llamada Nación del Arcoíris sea un destino preferencial para los amantes de la naturaleza.

Sudáfrica es el hogar de decenas de reservas y espacios protegidos. En sus 1,22 millones de km² se dan cita algunos de los parques con mayor prestigio del continente africano. Desde que la Compañía Británica (BSAC) convirtiera el Coto de Caza Singwitsi en el primer parque nacional de Sudáfrica (el actual Kruger), son muchos los espacios naturales que han adoptado este estatus. Buenos ejemplos son Chobe, Pilanesberg, Tsitsikamma y más recientemente Camdeboo, entre otros parques naturales de Sudáfrica de reconocido prestigio. Read more «¡Maratón de parques! Kruger, Pilanesberg, Chobe y otros parques nacionales de Sudáfrica»