Vámonos a Burundi: 5 lugares turísticos de Burundi en África

La Piedra de Livingstone y Stanley, el exótico Lago Tanganica o la Reserva Natural de Bururi presumen de ser la flor y nata de los destinos turísticos de Burundi, un país extraordinario.

Burundi es una nación sin litoral situada en el centro-este de África, que se enorgullece de ser uno de los pocos países del continente cuyas fronteras no fueron delimitadas a escuadra y cartabón por las potencias coloniales. Read more «Vámonos a Burundi: 5 lugares turísticos de Burundi en África»

La Piedra de Livingstone y Stanley, uno de los grandes iconos de la historia africana

La Piedra de Livingstone y Stanley es uno de los monumentos más emblemáticos de Burundi, conmemorando el encuentro entre el Dr. David Livingstone y el explorador Henry Morton Stanley en 1871, tras haberse conocido en Ujiji dos semanas antes.

Desliza el ratón/dedo para navegar entre las imágenes. Haz clic para ver la galería.

Uno de los mayores atractivos que se encuentran en Burundi es la Piedra de Livingstone y Stanley. Está ubicada a las afueras de Buyumbura, a 12 kilómetros, cerca de la desembocadura del río Mugere. Es un lugar histórico, considerado el punto en que David Livingstone, explorador y misionero, se encontró en 1871 con Henry Morton Stanley, explorador y periodista.

A continuación se describirán la Piedra de Livingstone y Stanley. También se profundizará en su historia, relacionada con la célebre frase “Dr. Livinstone, supongo”.

Descripción de la Piedra de Livingstone y Stanley

La Piedra de Livingstone y Stanley se encuentra al sur de Buyumbura, muy cerca del lago Tanganica. Se define como una piedra grande dispuesta de manera vertical sobre un terreno plano. Mide más de 3 metros de alto y 2 de ancho, llegando a ser casi un paralelogramo.

Este monumento fue erigido en algún punto de la década de 1950 por las autoridades coloniales belgas en conmemoración del encuentro entre los dos exploradores británicos. Destaca del paisaje debido a su coloración, pues su color rojizo contrasta con el azul del cielo y el verde del entorno durante la estación de lluvias, lo que hace que sea claramente identificable para el público turista.

Cerca de la Piedra de Livingstone y Stanley hay un círculo de piedras más pequeñas que la rodean, además de un asentamiento donde la gente local desarrolla una vida tradicional. También se pueden encontrar puestos ambulantes que ofrecen alimentos y aperitivos al público turista.

Lo más característico del Monumento a Livingstone y Stanley es la inscripción visible en una de sus caras: Livingstone – Stanley, 25-XI-1971. La misma deja constancia de la fecha en que ambos exploradores se encontraron, un momento de gran repercusión para la época, ya que ponía fin a la misteriosa desaparición de Livingstone.

Este monumento es difícil de localizar, pues no se ubica en la carretera principal, sino en una de sus desviaciones cercanas al río Mugere. En sus inmediaciones se ubica un pequeño centro de visitantes que dispone de información de interés turístico, principalmente en francés.

¿Cuál es la historia detrás de la Piedra de Livingstone y Stanley?

De entre los muchos exploradores que pasaron por África en el siglo XIX, dos de los nombres más famosos, David Livingstone y Henry Morton Stanley, destacaron entre los demás. Prueba de su encuentro, se erige en Burundi la Piedra de Livingstone y Stanley, un monumento que representa el primer encuentro entre estos exploradores, un hito histórico que ha sido recreado en infinidad de libros, ilustraciones, litografías y largometrajes.

historia Livingstone Supongo

El primero en adentrarse en tierras africanas fue el Dr. David Livingstone quien, a finales del siglo XIX, se propuso hallar el origen del Nilo, lo que provocaría su desaparición en 1865. Nada de supo del intrépido inglés durante 6 largos años, y fue el rotativo New York Herald quien encargó a Henry Morton Stanley que marchara a tierras africanas en busca de Livingstone.

Tras nueve meses de búsqueda, llegó hasta Ujiji, cerca del lago Tanganica, el mismo lugar en el que estaba la persona a quien buscaba. De ahí surgió la mítica frase: «Doctor Livingstone, supongo», pues tales fueron las palabras que Stanley dijo a Livingstone en aquella ocasión.

101Africa recomienda

«Livingstone, supongo»: así fue el legendario encuentro entre Stanley y Livingstone

De ese encuentro, también queda constancia en la Piedra de Livingstone y Stanley la inscripción de sus apellidos y la fecha. Sin lugar a dudas, un episodio mítico de dos exploradores para la historia.