¿Halloween en África? Así se celebra en Madagascar, Nigeria y otros países africanos

Disfrazarse de Drácula y Frankenstein o tallar aterradoras calabazas no es la forma tradicional de celebrar Halloween en África. Los nigerianos prefieren desfilar con máscaras espeluznantes, mientras que los malgaches desentierran y bailan con sus difuntos.

cómo se celebra Halloween en africa-2

Halloween no es una festividad exclusiva de los países occidentales. Sin embargo, la talla de calabazas o la práctica del ‘truco o trato’ no son comunes entre los nigerianos, los ghaneses o los malgaches. Tampoco les entusiasma la idea de disfrazarse de juju/muti (brujas), una figura que despierta auténtico terror en el África profunda y con la que no deben hacerse bromas.

Esto no significa que los pueblos africanos no cuenten con sus propios monstruos y criaturas aterradoras (el Tokoloshe de la mitología zulú es un buen ejemplo). Para entender cómo se celebra Halloween en África, es importante recordar que la Noche de Brujas se deriva del Samhain de los Celtas. Pero la herencia céltica es inexistente en este continente. ¿Cómo pudieron originarse festejos relacionados con el Día de los Muertos en África?

Este artículo recoge los orígenes de Halloween en África, antes de abordar cómo se celebran festejos similares en Nigeria, Madagascar, Ghana y Burkina Faso.

¿Realmente existe un Día de los Muertos en África?

Países como Sudáfrica han recibido una influencia occidental mucho más intensa que otros territorios, motivo por el que celebran Halloween de forma similar a las naciones de América y Europa. Claramente esta tradición es importada. Sin embargo, en determinadas fiestas nigerianas y ghanesas no se aprecian influencias célticas ni cristianas.

Tampoco hay posibilidad de que la cultura árabe dejara su impronta en algunos de estos festejos. Los pueblos islámicos que dominan el África septentrional censuran la veneración de los muertos. Tampoco creen en brujas, demonios o fantasmas debido a la omnipotencia atribuida a Dios. Sin embargo, en todos los pueblos africanos quedan vestigios animistas, que se mezclan con las creencias y mitologías locales, dando origen a festejos singulares.

En determinadas celebraciones africanas se utilizan disfraces y máscaras de aspecto aterrador. Sin embargo, no todas guardan relación con los difuntos, y las influencias celtas o cristianas brillan por su ausencia.

Aunque no existe Halloween en África tal y como se celebra en Estados Unidos o determinados países europeos, no es difícil encontrar fiestas muy similares. Un buen ejemplo es el Awuru Odo nigeriano, en el que se honra a los muertos a través de disfraces, máscaras y actos rituales.

Otras celebraciones, en cambio, contienen estos elementos, pero sin guardar relación con los difuntos, como sucede en el Festima de Burkina Faso o el Junkanoo de Ghana. El Famadihana malgache, por su parte, gira en entorno a los difuntos, pero no son los vivos quienes se disfrazan, sino los difuntos después de ser extraídos de sus tumbas.

Halloween en África: así se celebra el Día de los Muertos en Nigeria, Madagascar, Ghana y Burkina Faso

Más allá de los disfraces y las máscaras, la razón de ser de Halloween y sus variantes (Día de los Muertos, Día de Todos los Santos, etc.) es honrar a los difuntos. Es incorrecto, por lo tanto, vincularlo con el Junkanoo y el Festima que se listarán a continuación, donde no existe esta conexión. Sin embargo, los editores de 101Africa incluyen dichos festejos por sus otras similitudes, su valor cultural y su interés turístico:

Nigeria: música, disfraces y fantasmas

halloween africa Awuru Odo

El festival Awuru Odo es una de esas celebraciones de Halloween en el mundo que pasan desapercibidas al gran público. Es originaria de los pueblos igbo de Nigeria y marca el momento en que los espíritus de los muertos se levantan y regresan junto a sus familiares, con quienes permanecen durante 6 meses.

Este acontecimiento se representa con actuaciones en plazas, en las que intervienen miembros de sociedades locales con máscaras y atuendos típicos, a imagen y semejanza de los espíritus Odo. Su finalidad es recrear su despertar, su visita a los vivos y la agonía de su marcha final, en un ambiente festivo de música, tambores y bailes.

El Awuru Odo tiene lugar cada dos años, entre septiembre y noviembre, y es un ejemplo de cómo se celebra el Día de los Muertos en África, de un modo muy distinto al de Occidente.

Madagascar: bailando con muertos… literalmente

halloween africa madagascar

El exotismo de Madagascar no está presente sólo en su entorno privilegiado. También su cultura demuestra tener algo especial, si bien no es apto para todos los públicos. Quizá el mejor ejemplo sea la Famadihana, un festejo candidato a ser el Halloween de África, aunque no guarde relación con esta tradición celta.

Durante la Famadihana se honra a los seres queridos que han fallecido de un modo peculiar, bastante macabro para los ojos occidentales. Se inicia cuando las familias abren las criptas y tumbas de sus seres queridos, extraen a sus muertos y los visten con sus mejores galas, invirtiendo auténticas fortunas en la tela. Seguidamente se realizan procesiones y bailes en directo. Es entonces cuando los vivos y los muertos, antes separados, se reúnen para danzar juntos.

La Famadihana se desarrolla cada 7 años entre junio y septiembre, y aunque no puede ser considerada como una de las celebraciones de Halloween en el mundo, comparten la finalidad del Día de los Muertos en México y otras fiestas relacionadas: homenajear a las personas fallecidas.

Ghana: máscaras con reivindicación anticolonial

halloween africa ghana

Mientras que las fiestas de Awuru Odo y la Famadihana giran en torno a los muertos, el festival Junkanoo de Ghana se relaciona con el periodo colonial. Se celebra anualmente durante la Navidad, y se ha comparado con Halloween debido a la similitud de los disfraces y máscaras horripilantes que se utilizan. Sin embargo, el Junkanoo se asemeja más al carnaval que al Día de los Muertos.

Su historia comienza en 1709, cuando tuvo lugar la primera edición en honor de John Kenu (también llamado John Cani o John Conny por británicos y holandeses). Este guerrero local levantó el Fuerte Fredericksburg frenando a las potencias coloniales durante 20 años, hasta su derrota en 1725, que siguió a la esclavización de las gentes Ahantas.

En memoria de John Kenu y de su causa anticolonial, los ghanes celebran el Junkanoo con máscaras de aspecto aterrador, que pretenden representar a los blancos. Los movimientos y bailes de los enmascarados pueden parecer violentas, pero en realidad pretenden suscitar risas y divertir a la población. A pesar de sus similitudes, los ritos del Junkanoo no responden a cómo se celebra Halloween en África.

Burkina Faso: bailes y máscaras ‘espeluznantes’

halloween africa burkina faso

Halloween se celebra en todo el mundo, pero no todas las celebraciones que comparten sus características deben vincularse con esta festividad. En el Festima de Burkina Faso, por ejemplo, se emplean máscaras y disfraces tradicionales, que pueden parecer aterradoras para los ojos occidentales, aunque su finalidad sea otra muy distinta.

Sin embargo, el llamado Festival Internacional de Máscaras y Artes no guarda relación con los difuntos. Su última edición se desarrolló entre el 24 de febrero y el 3 de marzo y fue presenciada por más de 100 mil visitantes. Su atractivo reside en la gran variedad de máscaras que intervienen en bailes y actuales tradicionales, con diseños representativos de hasta 50 comunidades y etnias no sólo de Burkina Faso sino también de Benin, Costa de Marfil, Malí o Senegal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *