Livingstone contra el Imperio Británico: cómo utilizó el periodismo para concienciar sobre los horrores de la esclavitud en África

El ‘cuarto poder’ desempeñó un papel destacado en la abolición del comercio y tráfico de esclavos del Imperio Británico. Fueron los testimonios del doctor Livingstone los que concienciaron a la población occidental sobre los horrores que acontecían en África Oriental.

Livingstone africa esclavitud

David Livingston es considerado como el «el primer luchador por la libertad de África». Y no dicho por historiadores occidentales, sino por Kenneth Kaunda, primer presidente de Zambia. Aunque por todos es conocido el tráfico y venta de esclavos que aterrorizó a las poblaciones africanas en el siglo XVIII-XIX, no muchos conocen el papel que Livingston desempeñó en la retirada del Imperio Británico de este penoso e inhumano comercio.

David Livingston fue un lingüista, médico, misionero y explorador británico, nacido en la localidad de Blantyre, cerca de Glasgow. Se convirtió en un mito y leyenda durante sus expediciones por África, exponiendo algunos de los grandes misterios del continente y aprendiendo acerca de sus secretos. Sin embargo, su labor como exploradores empequeñece en comparación con su aportación más valiosa: la abolición de la esclavitud.

101Africa recomienda

El lado más personal de David Livingstone, en 10 frases sobre religión y vida misionera

A mediados del siglo XIX, Gran Bretaña y Estados Unidos ya habían eliminado la esclavitud, pero en la península arábiga y gran parte del continente africano persistía un comercio regular de esclavos.

De esta industria no se beneficiaban únicamente las potencias coloniales sino también las naciones del mundo árabe. Incluso había tribus indígenas que organizaban batidas para capturar y esclavizar a otras poblaciones indígenas. Este fue el panorama que el doctor Livingstone encontró en marzo de 1841 a su llegada a Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Del diario de Livingstone a la prensa británica: la masacre de 400 esclavos que lo cambió todo

Las facetas misionera y exploradora de Livingstone se combinaron y mezclaron durante las tres décadas que pasó en África. Sin embargo, el británico nunca subordinó sus expediciones a la difusión del cristianismo entre las gentes de este continente. Aunque se cuenta que no logró convertir a esta religión a ningún nativo, sus testimonios sobre la esclavitud tuvieron un impacto descomunal dentro y fuera de África.

El doctor Livingstone fue testigo de una masacre de 400 africanos locales a manos de esclavistas en una de sus primeras expediciones. Ya estaba firmemente en contra de la esclavitud, pero se estima que esta tragedia lo habría impulsado a hacerse eco de lo que estaba sucediendo en países como Zambia o Zanzibar.

foto esclavitud africa

En un principio, este misionero se limitó a registrar aquellos incidentes en su field diary. Sin embargo, el encuentro entre Livingstone y Henry Stanley le permitió trasladar su testimonio a las páginas del New York Herald y otros periódicos de la época. En efecto, el periodista Stanley envió un informe de esta masacre, detallando la brutalidad de los mercaderes de esclavos, ante la inacción de potencias coloniales como el Imperio Británico.

Los registros del doctor Livingstone sobre lo que sucedió durante la masacre impactaron y horrorizaron a los lectores británicos, estadounidenses y de otros países occidentales. Y esto tuvo un impacto positivo, ya que obligó al Gobierno británico a cerrar el comercio de esclavos en África Oriental.

Es imposible calibrar el impacto de Livingstone en la abolición de la esclavitud, pero no cabe duda de que su presencia fue beneficiosa para las gentes de Zambia, Burundi o Tanzania, donde hoy pueden encontrarse monumentos, museos y ciudades con su apellido.

Incluso después de su muerte en 1873, la contribución abolicionista de Livingstone se hizo sentir en países como Zanzíbar, cuyo sultanato prohibió la venta y tráfico de esclavo motivado por las ideas del misionero británico.

En la actualidad, las páginas del diario de Livingstone se conservan en el David Livingstone Centre de Glasgow, administrado por el National Trust for Scotland. Es notable las penosas condiciones en las que el misionero registró sus testimonios en este documento. Olvidado por sus contemporáneos en África Central, se vio obligado a hacer tinta con semillas de bayas y a obtener papel por medios hoy desconocidos.

101Africa recomienda

La Piedra de Livingstone y Stanley, uno de los grandes iconos de la historia africana

Sería imposible calibrar el impacto de Livingstone en la abolición de la esclavitud, una pesadilla que se prolongó durante varios siglos y que abrió grandes heridas en el África negra.

Es seguro, sin embargo, que este misionero sembró una semilla muy positiva durante los 30 años que permaneció en el continente, y por ello países como Zambia, Tanzania o Burundi le reconocen su humanidad y espíritu de lucha con monumentos, escuelas, museos, estatuas e incluso ciudades que llevan su apellido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *