¿Cosechar cuerno de rinoceronte? La desconocida industria que triunfa en Sudáfrica

Cada año miles de rinocerontes pierden la vida (y su preciado cuerno) a causa del furtivismo. John Hume y su equipo del Buffalo Dream Ranch combaten esta amenaza de una forma sorprendente: cultivando cuernos de rinoceronte de forma legal, indolora… y sin muerte.

L a mayoría de la gente ignora que el cuerno de rinoceronte se puede cosechar (sí, cosechar) y volver a dejar crecer a un ritmo anual de unos 20 centímetros. La extracción del cuerno de rinoceronte generalmente se asocia con la caza furtiva, que implica matar primero al animal y luego rebanarle el preciado cuerno sin piedad, dejando un agujero desagradable y sangriento en su cabeza.

El polémico proceso de ‘descornar’ a estos mastodontes de la sabana para protegerlos no es la única forma de frenar el drama del rinoceronte africano. Existe una alternativa sostenible, indolora para estos animales, que está logrando combatir el furtivismo de manera eficaz: la cosecha del cuerno de rinoceronte.

El mayor criador de rinocerontes del mundo afincado en Sudáfrica, John Hume, invitó a periodistas locales a conocer su rancho criadero de rinocerontes esta semana. Lo hizo para que pudieran ser testigos de la cosecha del cuerno de rinoceronte. Dijeron que era la primera vez que contemplaban en vivo este proceso.

rinoceronte cuerno africa 1
John Hume es considerado como uno de los mayores especialistas en rinocerontes del mundo. Fotografía cortesía y propiedad de Bemidji Pioneer.

El trabajo comenzó a las 7 de la mañana. Los cosechadores de cuernos del rancho Hume, el equipo Buffalo Dream Ranch (BDR), ya habían viajado casi dos kilómetros cuando cinco rinocerontes blancos aparecieron rodeados por dos miembros del equipo. Su tarea consistió en restringir el movimiento de los rinocerontes, para que dormirlos con dardos fuese más sencillo.

«El propósito principal es salvar a los rinocerontes de la extinción y no sólo ganar dinero con la venta de sus cuernos», explica John Hume.

Repentinamente, el sonido de los disparos de dardos llenó el aire y una jeringa blanca se incrustó en el trasero de uno de los animales. La veterinaria especializada de BDR, la doctora Michelle Otto, ordenó que detuvieran el vehículo en el que circulaba y así lo hicieron los otros también.

El siguiente paso fue esperar que los animales quedaran sedados. Una vez golpeado por el dardo, el rinoceronte continuó corriendo con el resto de la manada. Pasaron tres minutos hasta que empezó a dar señales de estar sedado. Empezó moviéndose muy despacio, como si estuviera caminando por el barro. En ese momento, la doctora Otto volvió a entrar en acción. Ahora no para dispararle con un dardo sedante, sino para ayudarlo recostarse suavemente sobre sus patas. Los guardabosques descendieron de sus vehículos seguidos por los periodistas que grababan con sus cámaras todo el proceso.

Empieza la cosecha del cuerno de rinoceronte…

La cosecha de cuernos llevó apenas 3 minutos. El rinoceronte no sintió ningún tipo de dolor. Ni siquiera hubo una gota de sangre en el cuerno cuando Riaan Calitz, el encargado de sección de BDR, cortó el cuerno utilizando una sierra de vaivén mientras un integrante del equipo vertía agua sobre el cuerno para evitar las marcas por la fricción.

En ese momento, el encargado general, Johnny Hennop, midió el peso, el largo y la circunferencia del cuerno mientras otros integrantes del equipo tomaban muestras de sangre para los registros de ADN del rinoceronte, que luego serían enviadas al Laboratorio de Genética de Sudáfrica con sede en Pretoria.

imagen de rinoceronte africano 3
Fotografía de Shadow Ayush, Wikipedia Commons.

Hennop empaquetó el cuerno de manera rápida y un poco secreta. Lo hizo como si se tratara de un recordatorio de que estaban siendo testigos de la cosecha de uno de los bienes más preciados del mundo: el cuerno de rinoceronte.

Pocos minutos después del corte, el rinoceronte estaba de nuevo en pie. Empezó a trotar y se reunió con su grupo. No experimentó dolor, ni hubo sangre, y lo que es más importante aún: no había perdido su vida. La cosecha continúo de manera efectiva hasta que los 18 rinocerontes tuvieron sus cuernos cosechados.

Podemos cosechar cuernos de rinocerontes después de dos o tres años» dijo John Hume. «Algunos rinocerontes han tenido su cuerno cosechado ya cinco veces.

Pero ¿existen trámites legales para este proceso? Desde luego, y ahí radica su legalidad. Se necesita un permiso del gobierno antes de cosechar cuernos de rinoceronte. Dos oficiales del Departamento de Temáticas Ambientales de Sudáfrica supervisaron el proceso.

La cosecha de cuernos de rinoceronte no es muy costosa si se prescinde del uso de un helicóptero. La cosecha en el rancho Hume requirió el uso de bakkies, una forma de llamar a los pequeños camiones abiertos que se utilizan, y el coste por rinoceronte fue de 320 dólares (unos 285 euros).

Nosotros cosechamos cerca de 600 cuernos al año y actualmente estamos disfrutando de una tasa de crecimiento de 200 rinocerontes anuales» sostuvo Hume.

Sin embargo, Hume es un criador único. Mientras que la mayoría de los cosechadores, en su mayoría granjeros, realizan este proceso sabiendo cuándo y dónde van a vender su producción agrícola, Hume cosecha con la esperanza de que un día le será permitido vender sus cuernos de rinoceronte, ya que los permisos para vender cuernos de rinoceronte «son los más difíciles de conseguir del gobierno».

«Preferimos el nuevo término de cosecha de cuernos porque retrata mejor lo que hacemos (salvamos la vida de los rinocerontes, no los cuernos)», afirmó Hume.

foto rinoceronte en africa 4
Una madre y su bebé rinoceronte pastan en una de las muchas reservas de Sudáfrica.

«Para salvar al rinoceronte tienes que cosechar y vender el cuerno, pero yo actualmente me encuentro a la espera, ya que no puedo comerciar los cerca de 7.000 kilogramos de cuernos de rinocerontes que he acumulado. Desafortunadamente, la expectativa no paga el salario del equipo, la seguridad de los rinocerontes, alimento suplementario para los rinocerontes y los millones de otros gastos que debo cubrir».

A la espera de los permisos que legalicen la cosecha de cuerno de rinoceronte

Hume afirmó que estaba tardando demasiado en conseguir los permisos del gobierno para vender sus cuernos de rinoceronte. En septiembre del año 2017, Hume atrajo a los medios locales, regionales e internacionales con su primera subasta legal en línea de cuernos de rinocerontes.

El retraso del gobierno para emitir los permisos para los compradores derivó en que pidieran su dinero de vuelta y la experiencia no trajo el éxito esperado», dijo Hume.

Sostuvo que su «propósito principal es salvar a los rinocerontes de la extinción» y no sólo ganar dinero vendiendo los cuernos. Por eso, los ingresos de la venta de cuernos de rinoceronte son importantes para continuar con sus esfuerzos de conservación, ya que podría utilizarlos para mejorar la seguridad, la alimentación suplementaria, el equipo y los proyectos de expansión del territorio.

¿El precio que un cuerno de rinoceronte puede alcanzar en el mercado negro? Un millón de euros.

Mientras tanto, Hume está pagando alrededor de 160 dólares por el almacenamiento de rinocerontes, sin incluir el seguro. Sus gastos por seguridad para los rinocerontes al año, alcanzan los 2 millones de dólares, sin incluir los salarios de los guardabosques y el resto del equipo.

Recientemente compró un sistema de seguridad por valor de 3 millones de dólares gracias a un préstamo que todavía no ha sido pagado del todo. Sin embargo, Hume obtiene mucha seguridad de este sistema, que permite detectar a los cazadores furtivos o a personas que violan la propiedad privada aún a medio kilómetro de distancia de las vallas de seguridad del rancho de rinocerontes.

La semana pasada detectamos un intruso a 500 metros del rancho», dijo Hume. «Si un cazador furtivo ingresa y le dispara a un rinoceronte, sería arrestado en pocos minutos porque el área entera está cubierta por un sistema de seguridad radarizado.

«Nuestro proyecto de rinocerontes blancos tiene una excelente tasa de crianza y protección. En los últimos 10 años hemos tenido un crecimiento promedio de 9.7%. Creó que este proyecto es un ejemplo a seguir para volver a tener las reservas de vida natural de nuestro país repletas, una vez que se termine con la crisis de los cazadores furtivos»

De esta forma, se podrá «volver a tener una población activa de rinocerontes en África», concluyó Hume.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *