Entre dunas y pirámides: así son los parques nacionales de Egipto que conquistan al público aventurero

Se estima que el 5% de la geografía egipcia está protegida por espacios naturales como Ras Muhammad, Nabq, el Desierto Blanco o Gebel Elba. Estos y otros parques nacionales de Egipto tienen mucho que ofrecer a los entusiastas del turismo de naturaleza.

Egipto no atesora el mejor historial de protección de vida silvestre. 57 años después de que Sudáfrica convirtiera a Kruger en el primer parque nacional del continente, las autoridades egipcias hacían lo propio con Ras Muhammad. A este primer espacio protegido siguieron otros muchos. En la actualidad, los mejores parques nacionales de Egipto abarcan 53 mil km2 de su geografía, sumando un total de 21 áreas de gran belleza.

A continuación se describirán los parques de Ras Muhammad, Nabq, Gebel Elba, Wadi El Gamal, Ras Abu Galum, Santa Catalina, Taba y del Desierto Blanco.

Ras Muhammad, Nabq, Gebel Elba y otros parques nacionales de Egipto

1. Parque Nacional Ras Muhammad

parques nacionales egipto Ras Muhammad

Creado en 1983, el parque nacional Ras Mohamed en Egipto es uno de los más populares de la región. Abarca tanto zonas áridas como una parte del Mar Rojo, donde la fauna marina y los arrecifes de coral son las principales atracciones de los buceadores. De ahí que sus aguas templadas y transparentes se hayan convertido en uno de los grandes centros de buceo a nivel mundial.

Ras Muhammad es un destino de fuertes contrastes, pues la superficie de sus aguas calmas y sin aparente vida esconden un mundo por descubrir. De hecho, de sus 480 km2, sólo 135 km2 son superficie terrestre. Y es que en este parque egipcio se pueden avistar más de 100 especies de peces, 25 erizos de mar, 40 de estrellas de mar y las famosas tortugas verde y carey. Por otra parte, Ras Muhammad es un destino accesible. Se encuentra tan sólo a 12 kilómetros de la ciudad turística Sharm el-Sheikh, en la parte más austral de la península del Sinaí.

2. Área Protegida de Nabq

La historia de los parques nacionales de Egipto es bastante reciente, y la del Área Protegida de Nabq está lejos de ser una excepción. Fue creada en 1992 y modificada en 1996 para agregar la zona de Dahab, abarcando 600 km2 de montañas imponentes, bosques de manglares yla costa de las aguas del golfo de Aqaba.

Nabq es habitado por aves como la garza, la espátula rosada y mamíferos como la gacela. Durante las excursiones de buceo es posible encontrarse con todo tipo de flora y fauna marina, con más de 400 especies marinas y unos 200 de corales. Gracias a su ubicación en la Gobernación de Sinaí del Sur, al nordeste del país está cerca de la ciudad Sharm el-Sheikh y el parque nacional Ras Mohamed, dos lugares imperdibles de cualquier viaje a Egipto.

3. Parque Nacional Gebel Elba

parques nacionales egipto Gebel Elba

Desde su creación en 1986, este parque nacional de Egipto se ha destacado no sólo por su gran extensión, de unos 35.600 km2, sino también por albergar una monumental elevación a la que debe su nombre: el Monte Elba, un pico de 1435 metros de altura que es una de sus principales atracciones. Pero este monte no es lo único que el Parque Nacional Gebel Elba puede ofrecer a sus visitantes.

Gebel Elba alberga un extenso tramo de arrecifes de coral, costas de manglares, llanuras desiertas y por supuesto, una diversa fauna silvestre. Los niveles de precipitaciones son bastante altos en esa zona, en comparación con otras cercanas, por lo que en Gebel Elba pueden avistarse águilas de Bonelli, buitres egipcios, osos hormigueros y leopardos. En su flora se destacan las poblaciones arbóreas de maringa y de acacias, además de los citados manglares.

Sin embargo, no es sencillo acceder a Gebel Elba. Es necesario conseguir permisos y un guía cualificado, ya que es una zona en disputa entre Sudán y Egipto, además de estar sumamente protegida. No obstante, esto lo convierte en un parque no tan masificado como otros, ideal para conocer Egipto en su estado más natural.

4. Parque Nacional Wadi El Gamal

parques nacionales egipto Wadi El Gamal

Con un total de 7450 km2, Wadi El Gamal brilla con especial intensidad gracias a la presencia de arte rupreste prehistórico en su territorio. Está ubicado a 45 km al sur de la ciudad Marsa Alam, en la zona este del país, y es conocido como el Valle de los Camellos, siendo éste uno de los animales más característicos de la región y al que se lo puede ver caminando en grupos o abrevando en las aguas.

Pero el camell, tan típico de la fauna y flora de Egipto, no el único que habita el Parque Nacional Wadi El Gamal. También alberga especies tan insólitas como los damanes o las dorcas.

Wadi El Gamal fue creado en el año 2003 con la finalidad de proteger sus especies residentes, algunas de las cuales se encuentran en peligro de extinción. Las visitas a este parque nacional deben ser cortas (no es posible alojarse en la zona) y siempre grupales. Con toda seguridad, el de Wadi El Gamal es uno de los mejores parques nacionales de Egipto.

5. Parque Natural Ras Abu Galum

parques nacionales egipto Ras Abu Galum

El de Ras Abu Galum es otro de esos parques nacionales de Egipto que se encuentra situado dentro del Sinaí del Sur, bien al este del mismo, sobre la costa del golfo de Aqaba. Ocupa una zona de casi 400 km2 y un destino privilegiado para observar un ecosistema muy diferente a los anteriores, por su cercanía con la costa.

Además de las clásicas dunas, wadis y paisajes desérticos, en Ras Abu Galum se dan cita bellísimos arrecifes de coral, que forman uno de los atractivos principales de la zona. Estos corales pueden apreciarse al máximo haciendo buceo con guías especializados. Ras Abu Galum fue declarada área protegida y, por eso mismo, dispone de áreas restringidas. Pero los habitantes locales, mayoritariamente beduinos, pueden guiar a los visitantes en camello por los sectores habilitados para el turismo.

6. Protectorado de Santa Catalina

parques nacionales egipto Santa Catalina

El Protectorado de Santa Catalina se sitúa al sur del desierto Sinaí. Ocupa un área de 4350 km2 de extensión, emplazándose en una región árida y montañosa. Fue nombrada como zona protegida en 1996 y es patrimonio mundial de la Unesco desde 2002.

Dentro de las reservas naturales de Egipto, el Área Protegida de Santa Catalina quizás sea la que ocupa un rol más histórico y social. Es que, además de ser el refugio de todo un ecosistema, en su interior viven alrededor de 7.000 beduinos egipcios y hay una gran cantidad de referencias religiosas. Destaca, por supuesto, el monasterio de Santa Catalina, ubicado donde Moisés habría visto la Zarza Ardiente y uno de los más antiguos del mundo que aún permanecen en actividad.

La flora local de este área protegida brilla con especial intensidad. Pueden verse infinidad de plantas endémicas y medicinales, tales como higueras, almendros, olivos y palmeras. A su vez, existen en la zona de Santa Catalina varias clases de murciélagos, reptiles y camélidos.

7. Área Protegida de Taba

parques nacionales egipto Taba

Aunque no figura como tal entre los parques nacionales de Egipto, el Área Protegida de Taba un cumple una finalidad bastante similar, preservando a numerosas especies en su interior. Se encuentra en el desierto Sinaí, a unos 550 kilómetros de El Cairo y abarca una superficie de alrededor de 3600 km2.

En Taba se pueden avistar más de 100 especies silvestres, entre las que se cuentan mamíferos como ciervos, íbices de Nubia o lobos, además de aves como buitres o cóndores y reptiles numerosos.

Por lo general, es posible visitar Taba, declarado como área protegida en 1998, haciendo un safari en camello con algún guía local. De esta forma, se puede apreciar la belleza de sus múltiples paisajes, sus cuevas y las formaciones geológicas que pueblan la región.

8. Parque Nacional del Desierto Blanco

parques nacionales egipto desierto blanco

Ubicado justo en el desierto de Farafra, el Parque Nacional del Desierto Blanco es una aventura bastante interesante para quienes se encuentren en este país africano y quieran hacer un paseo dedicado a la observación del paisaje.

A escasa distancia de la capital egipcia, este parque nacional de Egipto, nombrado como tal en 2002, se caracteriza principalmente por sus curiosas formaciones rocosas, que se dan únicamente en esta zona. Estas piedras son de caliza blanca, que una vez erosionadas por el viento y la arena toman unas formas sumamente curiosas. En el Desierto Blanco de Farafra habitan diversas especies de gacelas, cabras, zorros y chacales, siendo un destino de temperaturas elevadas.

Lista de reservas y parques nacionales de Egipto

  • Parque Nacional Gebel Elba
  • Parque Nacional Ras Muhammad
  • Protectorado de Santa Catalina
  • Parque Nacional Wadi El Gamal
  • Parque Natural Ras Abu Galum
  • Área Protegida del Lago Burullus
  • Área Protegida del Lago Qarun
  • Área Protegida de Nabq
  • Área Protegida de Taba
  • Reserva de la Biosfera Wadi Al Allaqi
  • Protectorado de Wadi El Rayan
  • Parque Nacional del Desierto Blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *