Cruzando la ‘Puerta del Infierno’: el Volcán Erta Ale, uno de los destinos más extremos de Etiopía

El volcán de Erta Ale en Etiopía está ubicado en el desierto de Danakil, siendo uno de los volcanes más activos que hay en el mundo. Su lago de lava, descubierto en 1890, es una rareza natural.

ⓘ Desliza el ratón/dedo para navegar entre las imágenes. Haz clic para ver la galería.

Ubicado en el desierto de Danakil, en la depresión de Afar, se encuentra uno de los pocos volcanes activos del mundo: el volcán Erta Ale en Etiopía. Está muy cerca de la frontera con Eritrea y su nombre hace referencia, en lengua afar, a una ‘montaña que humea’.

El volcán Erta Ale presume, además, de ser uno de los más hermosos del continente africano, albergando un lago de lava, que puede contemplarse a simple vista siempre que no haya demasiadas nubes en las visitas organizadas que se realizan para una ascensión al volcán. Es una excursión dura, pero muy gratificante, con el objetivo de ver lo que la fuerza de la naturaleza es capaz de hacer.

A continuación se describirá el volcán Erta Ale en profundidad, con una aproximación al origen geológico de este destino etiopés.

Descripción del volcán Erta Ale en Etiopía

Con una altura de 613 metros, el volcán Erta Ale se eleva, majestuoso, en uno de los lugares más destacables de la propia Etiopía. Uno de los rasgos característicos de esta maravilla natural es su baja elevación. Esta es debida a la ubicación ya que se encuentra en una depresión, concretamente la depresión de Afar, y esta queda por debajo del nivel del mar.

El volcán Erta Ale tiene una caldera de tipo cumbre elíptica, de 1,6 kilómetros por 0,7 kilómetros de diámetro. Se diferencia de otros volcanes porque es más aplanado y con una mayor extensión que otros. Las medidas del volcán de Erta Ale de Etiopía son de 95 kilómetros de largo y 50 kilómetros de ancho, un tamaño, y características, similares a otro tipo de volcanes, como pueden ser el Mauna o el Kilauea.

Dispone de dos cráteres en la zona norte y otros en la zona sur. Es en este lugar donde se encuentra uno de los mayores tesoros, y el principal atractivo del volcán: el lago de lava. Es uno de los poquísimos que quedan activos desde hace más de 80 años. En la actualidad, y dependiendo del momento, se pueden encontrar uno o dos lagos activos donde se observa el movimiento que tiene la lava en el interior, así como explosiones y salidas de dióxido de azufre tóxico.

La ‘Puerta del Infierno’, el misterioso lago de lava de Erta Ale

El lago de lava que caracteriza al volcán Erta Ale fue descubierto en 1890, pero no fue hasta 1960 que pudieron tomarse muestras para catalogarlo como tal. Su apariencia es la de un lago con gran acumulación de magma rojo continuamente activo aumentando cada día más y más la cantidad que hay.

Este magma llega a subir a la superficie donde se desborda en algunas ocasiones, enfriándose y volviendo a descender al interior del Erta Ale. Se sabe que en 2004 el lago se enfrió y estuvo congelado durante 1 año y 8 meses, tiempo en el que muchos aprovecharon para caminar sobre él sin demasiado peligro.

En la actualidad, el lago está activo. ‘La puerta del infierno’, como se le conoce al Erta Ale, no es muy querido por los habitantes que viven en sus inmediaciones. Para ellos, el lugar está maldito por espíritus malignos que caminan a sus anchas, a caballo.

Eldesierto Danakil del volcán Erta Ale es una zona desértica a la cual se accede de manera complicada. Se trata de un desierto baldío muy cerca del límite con Eritrea. La ubicación del volcán Erta Aletambién es conocida como ‘el camino al infierno’ por la inhóspita que resulta.

Para visitar el volcán Erta Ale, la forma más segura y la única que existe es mediante las agencias que organizan visitas. Existen varias empresas que se dedican a ello por lo que hay diferentes opciones y precios para ir al volcán. No se puede, ni se debe ir por libre.

Conviene visitarlo en los meses de diciembre a marzo debido a las altas temperaturas que hay en la zona. Se estima que la temperatura a la que puede rondarse en las cercanías del lugar rondan los 50-60 grados y se hace dificultoso respirar de manera normal. En cambio, por las noches la temperatura desciende hasta cerca de los 25 grados.

El lugar es potencialmente peligroso y ya ha sufrido algunos atentados. Por ejemplo, el que tuvo lugar el 4 de enero de 2012, en el que varios turistas y científicos fueron asesinados por ataques terroristas.

¿Cuál fue el origen del volcán de Erta Ale?

La historia del volcán de Erta Ale data de varios años atrás, aunque los datos no están claros. La primera referencia que se tiene es de 1841, cuando los europeos descubrieron el lugar y, en 1873, lo coronaron. En ese mismo año, 1873, hay una registro en el cual el volcán tuvo una posible erupción, aunque no se sabe nada más al respecto.

El tipo de volcán de Erta Ale es en escudo basáltico, con un tipo de erupción hawaiana. Es decir, que no es explosiva, aunque eso no evita que sea peligroso por sí mismo.

El origen del volcán Erta Ale de Etiopía pudo deberse, como es común en este tipo de volcanes, al flujo de lava basáltica que fue enfriándose conforme era expulsado a la superficie, lo que tras varias erupciones le otorgó su actual fisionomía.

Descubierto en 1890, el volcán de Erta Ale se ha ganado el sobrenombre de ‘Puerta del Infierno’. Lleva más de 150 años de intensa actividad, siendo una parada obligada para los entusiastas del turismo extremo.

Fue objeto de estudio a partir del siglo XX, cuando los expertos empezaron a tenerlo más en cuenta debido a su actividad, que no ha cesado en más de 150 años. Se tiene constancia de varias erupciones completas, la última de ellas en 2015, donde acabó con la vida de 250 cabezas de ganado y varios habitantes de la zona tuvieron que marcharse de sus hogares. Dos años después, hubo que evacuar a varias personas por los flujos de lava que aún expulsaba el volcán.

En 2019 hay datos que revelan que podría estar sufriendo una erupción de fisura (en el flanco inferior este-sureste) del que queda como constancia un pequeño cono que puede verse a través de una imagen de satélite.

La zona donde se encuentra el volcán Erta Ale es de muy difícil acceso, lo que ha dificultado su estudio así como el turismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *