El lado más personal de David Livingstone, en 10 frases sobre religión y vida misionera en África

«Prefiero estar en el corazón de África por voluntad de Dios, que en el trono de Inglaterra lejos de la voluntad de Dios». Esta es una de las muchas frases de David Livingstone que han pasado a la posteridad. La humanidad y los valores de este misionero inglés siguen estando de plena actualidad.

Nacido en Escocia a comienzos del siglo XIX, David Livingstone fue un médico, explorador y misionero británico, que desempeñó un papel destacado en la historia de la exploración de los territorios africanos, siendo además una de las primeras voces en levantarse contra la esclavitud. Sus investigaciones en terra incognita, sin embargo, fueron determinantes para que la Corona Británica agilizase sus planes de colonización, lo que contrasta con la relación fraternal que Livingstone desarrolló con los nativos. Experto en botánica, geología y zoología, varias de las frases famosas de David Livingstone desnudan el pensamiento y sentir de uno de los padres de África para las culturas europeas.

Estas frases célebres de David Livingstone ayudan a entender el profundo amor que sentía hacia este continente y sus habitantes

«Nadie puede imaginarse la belleza de estos paisajes. Nunca antes habían sido contemplados por ojos europeos. Escenas tan cautivadoras sólo pueden haber sido presenciadas por los ángeles durante su vuelo»

Estacita de David Livingstone ponen de manifiesto el lirismo de este misionero. Y es que el héroe nacional en la Gran Bretaña victoriana no sólo era capaz de contemplar los inigualables paisajes del África: también tenía un don especial para comunicar sus sentimientos.

101Africa recomienda

Livingstone contra el Imperio Británico: cómo utilizó el periodismo para concienciar sobre la esclavitud

«Prefiero estar en el corazón de África por voluntad de Dios, que en el trono de Inglaterra lejos de la voluntad de Dios»

Las mejores frases de David Livingstone son, para sus seguidores, aquellas que demuestran la genuina admiración que sentía por las maravillas naturales de este hasta entonces desconocido y lejano continente. No las hubiera cambiado por el ‘asiento’ que ocupaba el rey Jorge V de Inglaterra.

mejores citas de david Livingstone

«Ojalá llegue el momento en que los ricos piensen que es un honor apoyar a los misioneros en África, en lugar de malgastar su dinero en perros y caballos»

Los modos de pensar de este misionero y sus homólogos actuales no difieren en absoluto. Así lo demuestra esta frase de David Livingstone, donde manifiesta su desencanto hacia las clases pudientes y en particular al uso inadecuado de sus capitales.

«No hay mejor remedio para una iglesia enferma que una dieta misionera»

Este teólogo, que llegó a ser miembro de la Royal Geographical Society y otras distinguidas sociedades de la época, terminó en África cuando su misión inicial a China fue cancelada como consecuencia de la Guerra del Opio. Esta y otras frases de David Livingstone en español muestran su visión crítica acerca de la Iglesia, por su inacción en momentos tan críticos.

«Todo esto no es nada en comparación con la gloria que se revelará para nosotros»

Británicos y otros pensadores occidentales cuestionaban los métodos de este investigador, y se burlaban de él por haberse resignado a una vida acomodada. Esta frase de David Livingstone parece justificar los sacrificios de su obra misionera y su modo de afrontar las dificultades. En otra ocasión, reconocía: «de vez en cuando la ansiedad, la enfermedad, el sufrimiento o el peligro pueden hacer que el espíritu vacile y el alma se hunda, pero sólo por un momento».

estatua de david Livingstone. Fotografía de Kim Traynor.
Esta estatua de David Livingstone conmemora el ataque de un león que dejó graves secuelas en el misionero inglés. Fotografía de Kim Traynor.

«Dios, envíame a cualquier parte, tan sólo acompáñame. Pon cualquier carga sobre mí, tan sólo sostenme. Y corta cualquier lazo en mi corazón, excepto el lazo que lo une con el tuyo»

Esta frase célebre de David Livingstone contiene referencias a su intensa convicción religiosa, que le acompañó a lo largo de su vida misionera hasta el momento de su muerte.

101Africa recomienda

La Piedra de Livingstone y Stanley, uno de los grandes iconos de la historia africana

«Ningún evangelista debería depender de más apoyo extranjero que un suministro ocasional… »

Esta cita, una de las últimas registradas en su diario, prosigue con: «… el café es indígena, y también lo es la caña de azúcar. Los árabes cultivan trigo y arroz en toda esta región de tierras altas. Lo único que necesita un misionero para asegurar un suministro abundante es dejarse aconsejar con respecto a lo más apropiado para sembrar durante la estación».

Fue tal la pasión por África que le caracterizó, que si bien su cuerpo se transportó a Inglaterra y se enterró en la Abadía de Westminster, su corazón fue sepultado en el continente africano, debajo de un árbol. Quienes lo despidieron decidieron que así fuera, pues realmente su corazón estaba en África. La última de las citas de David Livingstone da cuenta de su abierta mente, en una época en la que todo lo extraño provocaba sólo temor.

¿Y qué hay de la frase «El Dr. Livingstone, supongo»?

Contrariamente a la opinión popular, esta frase asociada a Livingstone no quedó recogida en sus diarios, sino que fue Henry Morton Stanley quien la pronunció e imortalizó el 10 de noviembre de 1871.

Todo comenzó con la desaparición de Livingstone durante su tercera exploración del continente en 1866. Dos rotativos británicos financiaron una expedición de rescate, comandada por el explorador y periodista Henry Stanley. Lo encontró 5 años después en Ujiji, un poblado de Tanzania. El estado del desaparecido eran tan lamentable. Stanley pronunció entonces las palabras «el Dr. Livingstone, supongo», tan famosas en la actualidad.

101Africa recomienda

«Livingstone, supongo»: así fue el legendario encuentro entre Stanley y Livingstone

En memoria de este legendario encuentro, Burundi convirtió en monumento la llamada Piedra de Livingstone y Stanley, en las proximidades del lago Tanganyika, donde se cree que tuvo lugar dicho contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *