Con sabor oriental: el tajín, el chorba frik, el brik al huevo y otros platos típicos de Túnez

La gastronomía tunecina es una caja de sorpresas. El tajín, el chorba frik, la ensalada mechouia, el brik al huevo o las muchas variedades de cuscús brillan con especial intensidad entre los platos típicos de Túnez.

La comida tradicional de Túnez siempre ha sido una poderosa atracción para los turistas y foodies. Sus guisos, cocidos de carne y pescado, pastas y sopas recuerdan a los muchos zocos y medinas que salpican la geografía de este país, cuna de grandes chefs internacionales (Ghaya Oliveira, Abderrazak Haouari o Wafik Belaid). Buena parte de los platos típicos en Túnez son el resultado de una larga tradición culinaria, herencia de romanos, bizantinos, árabes, españoles, turcos, italianos y franceses.

Estos 10 platos típicos de Túnez permiten darle un bocado a la gastronomía de Oriente Próximo

Este artículo recoge una descripción de los platos típicos de la gastronomía tunecina, como el tajín, la harissa, el cuscús, el chorba frik, el lablabi, el chakchouka, la ensalada mechouia, la kamounia, El kefteji y el brik al huevo.

1. Tajín

platos típicos de Tunez tajin

Conocido a su vez como tayín y tajine, esta delicia tunecina se define como un cocido de carnes y verduras, preparado y servido en cazuelas de barro de grandes dimensiones (llamadas a su vez tajines). En líneas generales, se elabora con carne de pollo (o de atún o cordero), cebolla, almidón de patatas, queso, huevos batidos y especias diversas, como el perejil fresco.

El tajín es, además, uno de los platos típicos de Túnez con más historia. Sus orígenes se remontan a los tiempos del califa Harún al-Rashid, hace casi dos milenios de historia, y su popularidad ya era notable en tiempos antiguos, pues se menciona en Las mil y una noches.

Aunque es posible encontrar puestos de cocción de tajines en las calles de Cartago o Susa, este plato abunda más en bodas y otras ocasiones ceremoniosas, ocupando un puesto de honor en la comida típica de Túnez.

101Africa recomienda

¿Cómo es la comida típica de África? 11 platos y postres para descubrirla

2. Harissa

platos típicos de Tunez harissa

Otro de los platillos típicos de Túnez es la salsa harissa, ampliamente considerada como el condimento nacional de Túnez, muy presente en los menús de Oriente Medio. A diferencia de otras variedades, la harissa tunecina se prepara a partir de chiles procedentes de las localidades de Nabeul y Gabès, motivo por el que es tan picante. Su receta se completa con la adición de cebollas fermentadas, jugo de limón y especias diversas.

Como cualquiera otra salsa, la harissa no se consume en solitario. Se vende en frascos y tarros, añadiéndose a platos como el cuscús o el lablabi. No es descabellado afirmar que, sin esta salsa, la identidad de la comida tunecina se desdibujaría. La harissa es uno de los vestigios culinarios dejados por los españoles durante la ocupación del territorio tunecino en el siglo XVI.

3. Cuscús tunecino

platos típicos de Tunez cuscus

El cuscús tunecino o kousksi se define como una delicia combinada de carnes variadas, pescados y una base de cuscús, intensamente saborizada con salsa harissa. Recibe otros nombres en los países vecinos del África septentrional, como seksu (Marruecos) o kosksi (Argelia).

El kousksi, considerado como el plato nacional de Túnez, se elabora al vapor en cuscuseras. Entre sus ingredientes destacan carnes como el cordero, la ternera, el conejo o incluso el camello y pescados y mariscos como el calamar, la lubina o el pulpo.

Se estima que fueron los pueblos bereberes quienes inventaron las primeras variantes de esta delicia hacia el siglo III d.C. Su nombre originario (kaskasa o seksu) significa ‘redondear’ o ‘dividir en pequeños trozos’. En la actualidad, este cuscús es sinónimo de buen sabor, siendo uno de las delicias obligadas que comer en Túnez.

4. Chorba frik

platos típicos de Tunez Chorba frik

El chorba frik es una variante de una sopa muy tradicional del Magreb que se consume en Argelia, Túnez y Libia. Recibe también el nombre de jari y tiene como ingrediente principal las semillas de frikeh o freekeh, un cereal común entre los antiguos pueblos del Mediterráneo.

El chorba frik se define como una sopa elaborada con tomate, carne, garbanzos, aceite vegetal y ajos. Está condimentada con pimentón, sal o cayena y especias como la menta o el cilantro. Gracias a su valor nutritivo, este plato típico de Túnez se sirve en solitario, siendo un bocado muy común después del ayuno del Ramadán.

5. Lablabi

platos típicos de Tunez Lablabi

Los garbanzos desempeñan un rol protagonista en la comida típica de Túnez, y quizá el mejor ejemplo sea la lablabi. Esta sopa vegetal se consume en restaurantes económicos y puede encontrarse bajo el nombre de lablebi, pudiendo considerarse una delicia apta para paladares veganos, de no ser por la presencia del atún.

Otros ingredientes de la lablabi, además de la base de garbanzos y el atún, es el huevo duro (en un punto similar al mollet), las alcaparras, las aceitunas, el ajo y especias como el cilantro, el perejil o el cebollín. Se cocina con vinagre o jugo de limón, aceite de oliva y salsa harissa. Para los amantes de la gastronomía del África septentrional, el lablabi es una de las recetas de platos típicos de Túnez más codiciadas.

6. Chakchouka

platos típicos de Tunez Chakchouka

Pero los guisos vegetales también llevan la voz cantante en los platos representativos de Túnez. El chakchouka o shakshouka es una palabra de origen bereber que puede traducirse como guiso de verduras y cuenta con un largo historial en los países del Magreb.

El chakchouka se elabora con huevos hervidos de estilo mollet, generosamente regados por una salsa donde el ajo, el tomate y el chile se combinan. Condimentos como el comino, la nuez moscada y el pimentón saborizan este manjar, cuyos orígenes podrían remontarse al Imperio Otomano, donde era conocido como şakşuka. Con toda seguridad, el chakchouka destaca entre los platos típicos de Túnez.

7. Mechouia

platos típicos de Tunez Mechouia

Conocida localmente como slata mechouia, esta ensalada de verduras es un entrante muy común en los menús tunecinos, especialmente durante los meses de verano.

Se define como una combinación de tomates, pimientos, cebollas, ajo y berenjenas a la parrilla. Cuando se han preparado, se mezclan con diversos condimentos, previamente molidos, y se incorpora aceite de oliva y azú al resultado final. La mechouia, cuya denominación significa ‘ensalada a la parrilla’, está considerada como uno de los must de la comida y bebida típica de Túnez.

101Africa recomienda

¡Qué rico! 8 platos y alimentos típicos en la comida de Marruecos

8. Kamounia

platos típicos de Tunez Kamounia

Para los foodies que se preguntan cuál es la comida típica de Túnez, la carta de sabores de este país estaría incompleta sin la kamounia. Este guiso de carnes especiadas es popular no sólo en los menús de Túnez sino también de la cocina sudanesa.

Conocido igualmente como kamouneya, esta delicia se compone de abundante carne de res o de cordero cocinada con ajo y especies diversas, en las que predomina el comino y el perejil. No es infrecuente que la kamounia se sirva junto a arroz cocido o encima del mismo.

9. El kefteji

platos típicos de Tunez kefteji

Entre los platillos típicos de Túnez destaca igualmente el kefteji, conocido a su vez como kafteji. Se define como un manjar elaborado con vegetales fritos y sazonado con aceite de oliva y salsa harissa.

Entre los ingredientes del kefteji figuran el tomate, el pimiento verde, los huevos, la calabaza y casi siempre el calabacín. Se disponen en completo desorden, bien cortados y fritos, saborizados con perejil y cebolla además de harissa. Se cree que su denominación procede del vocablo köfteci o ‘vendedor de kofta’.

10. Brik al huevo

El brik al huevo brilla con especial intensidad entre los platos de Túnez, por ser uno de los más típicos y reconocidos internacionalmente de esta gastronomía. Puede definirse como una empanadilla frita que se rellena con un huevo frito combinado con otros ingredientes y especias.

Esta delicia es en realidad un aperitivo o una comida casual, no constituyendo nunca un almuerzo o cena completas. Entre sus ingredientes destacan el malsouqa (láminas hechas de harina y sémola), una pasta que se rellena con huevo, perejil y atún, admitiendo también queso y alcaparras. Ocasionalmente se adorna con limón y casi siempre se sirve con forma triangular o bien cuadrada con un corte diagonal.

El brik al huevo no se presenta de esta forma en los menús de los restaurantes tunecinos. Debe pedirse como brik à l’oeuf y brik bel âdham, pues tales nombres recibe en francés y en árabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *