Desierto del Namib, un océano de arena en el corazón de África

El Desierto del Namib es uno de los tesoros mejor guardados del territorio namibio, asentada en su mismo corazón. No hay mejor manera de experimentar África que aventurarse a través de sus dunas y paisajes insólitos, realmente monótonos, debido a una fauna y flora pobres. No obstante, la extraña belleza de este desierto compensa todo lo demás.

Contrariamente a la opinión popular, el Desierto del Namib forma parte del Parque Nacional de Namib-Naukluft, pero el mismo no le sirve de marco geográfico, ya que esta reserva también abarca la cordillera de Naukluft. Este desierto está dominado por dos características: la arena y el viento. Ambos cambian y cambian constantemente y también lo son los sonidos que producen.

El viento es enormemente significativo para la comunidad local, la San, para quienes está vinculado con el pensamiento y la respiración de sus dioses, siendo además un portador de mensajes. Baste decir que, para estas gentes, hay buenos vientos y malos vientos (los meteorólogos occidentales podrían coincidir hasta cierto punto).

tribu del desierto del namib
Los Himba son patrimonio cultural de Namibia y uno de los vestigios históricos de este desierto. ● Foto de Werner Bayer, Flickr.

Otra de las características del Desierto del Namib es la presencia de plantas de hasta 600 años de antigüedad. Hablamos de la Welwitschia, una de las plantas más notables del país, que puede encontrarse en la zona conocida como Welwitschia Wash, cerca de Gobabeb, una antigua hondonada. Lo creas o no, estas plantas fueron plántulas durante la Edad Media.

La Welwitschia es una planta con múltiples honores. Presume de ser el símbolo nacional de Namibia, y no sólo eso: también está presente en una de las medallas más notables que un namibio pueda recibir: la Order of the Most Ancient Welwitschia Mirabilis.

Sossusvlei, la joya oculta del Desierto de Namib

Pero el protagonista indiscutible del Desierto de Namib es el Valle de Sossusvlei, una superficie de arcilla y sal rodeada de altas dunas rojas, ubicada en la parte sur de este vasto desierto. Estamos ante una de las dunas de arena más altas del mundo, pues se eleva a 570 metros sobre el nivel del mar y se extiende a una gran extensión, cubriendo casi 500 kilómetros cuadrados.

desierto del namib
Sossusvlei es uno de los destinos estrella del desierto del namib. ● Foto de Yannik S, Flickr.

Sossusvlei en Namibia significa literalmente ‘un lugar de reunión de agua’, y en realidad es una cazuela de barro, que contiene agua de lluvia, salvo durante los periodos de sequía. Lo que hace que el área sea aún más extraordinaria es el intenso color rojo. Podría confundirse con un paisaje marciano fácilmente. Se debe a la presencia de óxidos de hierro en la arena, básicamente.

Los viajeros pueden determinar la edad de las dunas en función de su brillantez. Las sombras varían según la edad de las dunas, y cuanto más antigua es la duna, más brillante es el color de la arena.

7 actividades que hacer en el Desierto de Namib

¿Puede el turismo en el desierto de Namibia rivalizar con algunos de los lugares más turísticos de África? La respuesta es sí. Este insólito escenario es el hogar de algunas de las actividades más entretenidas que puedan disfrutarse en el continente.

Sobrevolar las dunas en globo aerostático

Poco podría compararse con una aventura en globo aerostático; es una experiencia nada menos que impresionante, con vistas incomparables del paisaje del desierto de Namib. Experimentar la emoción de un paseo en globo aerostático es una invitación irrechazable a descubrir las dunas de Sossusvlei desde una perspectiva privilegiada. No hace falta decir que esta es la mejor forma de explorar la flora y fauna del Desierto del Namib.

Buscar escorpiones en la oscuridad

Debido a la natural aridez del clima del desierto de Namibia, sus dunas son el hogar de innumerables escorpiones. Pero a diferencia de sus hermanos de Sudáfrica o Tanzania, estos cuentan con una característica notable: sus exoesqueletos tienen fluorescencia. Cuando las estrellas empiezan a iluminar el cielo, salir en busca de escorpiones puede ser una forma divertida de desafiar al miedo, siempre y cuando se haga con prudencia, pues estos artrópodos abundan en los árboles a lo largo del río de Kuiseb.

Hacer paracaidismo

Swakopmund es una ciudad de Namibia, situada en el desierto de Namib, y también a orillas del océano Atlántico. Sí, los paisajes de Namibia son increíblemente diversos, pero si de verdad quieres sentir la adrenalina y explorar el mapa del Desierto del Namib de una forma muy original, el paracaidismo te encantará.

paisaje de desierto del namib
Un coche abandonado en el Desierto del Namib. ● Foto de Werner Bayer, Flickr.

Disfrutar del sandboarding

Debido a la gran cantidad de dunas de arena que pueblan este desierto, el sandboarding es una actividad extremadamente popular. Tanto si eres un profesional o un principiante, esta puede ser una forma muy creativa de recorrer el Namib.

Hacer cruceros con delfines

El Desierto del Namib no está lejos del océano Atlántico, lo que provoca un contraste sensacional, único en el mundo. De ahí que los cruceros sean muy populares, actividad ideal para relajarse y contemplar a las poblaciones de delfines, tortugas marinas y ballenas que abundan en estas costas.

Viajar en quad biking

Cuando crees que Namibia no puede sorprenderte más, la posibilidad de viajar en quad biking te deja boquiabierto. El quad ofrece una sensación de libertad similar a desplazarse en caballo o en bicicleta, pero con una mayor comodidad. Es una actividad, además, que cualquiera puede hacer y una forma fantástica de aventurarse por las dunas.

Desde luego, el Desierto del Namib está llamado a convertirse en un escenario de leyenda, apto sólo para los viajeros más aventureros, sin olvidar a los amantes de la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *