Montaña de la Mesa, el destino más turísticos de Sudáfrica

montaña de la mesa en sudafrica

Votada como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo en 2011, la Montaña de la Mesa es una de las atracciones más populares del continente africano, tanto para los locales como para el público extranjero. Pero la montaña no es solo una imagen bonita, sino que también alberga el reino floral más rico y diminuto del mundo, y suficiente opciones de diversión para proporcionar momentos inolvidables a sus visitantes.

El país que tiene el honor de acoger la Montaña de la Mesa es Sudáfrica, hogar además del Parque Kruger, el Blue Train, el Cabo de Buena Esperanza y otras maravillas de interés turístico. Este elevación, más conocida como Table Mountain, es el hogar del reino floral más rico y pequeño del planeta, integrándose dentro del Parque Nacional Montaña de la Mesa.

Esta increíble reserva abarca una superficie de 57 kilómetros cuadrados y comprende la Montaña de la Mesa y Back Table. Entre ambos se jactan de albergar más de 1470 especies florales, muchas de ellas endémicas de la zona. También es habitado por el llamado damán de El Cabo y varias especies de mangostas, serpientes y tortugas.

[sc name=»Banner OnArticle»]

Flanqueado por Devil’s Peak y Lion’s Head, la Montaña de la Mesa se ubica en el extremo norte de la cordillera Cape Fold. Lo creas o no, en su parte superior no hay pico, sino una vasta meseta de tres kilómetros, que en tiempos fue el fondo de un valle prehistórico.

La leyenda dice que el mantel de nubes que se derrama sobre la montaña cuando sopla el sureste es el resultado de una competencia entre el diablo y un capitán de barco retirado llamado Jan van Hunks. ¡Qué imaginación tienen los sudafricanos! Lo que no puede negarse es que el clima en la Montaña de la Mesa no sea atípico, pues a diferencia de otras elevaciones, aquí impera un clima mediterráneo, con largos veranos cálidos y secos y un invierno fresco y húmedo pero relativamente corto.

montaña de la mesa Ian Barbour
Las playas de Ciudad del Cabo son perfectas para volar cometas y disfrutar de otras actividades al aire libre. ● Foto de Ian Barbour, Flickr

Gran parte del atractivo del turismo en Montaña de la Mesa reside en su flora y su fauna. No es necesario ser un entendido de las plantas para apreciar la rica biodiversidad de Table Mountain. La vegetación se encuentra en peligro de extinción en Península Sandstone Fynbos, al igual que la de Shale Renosterveld y algunas regiones del bosque Afromontane.

montaña de la mesa Matthias Mueller
La fauna y la flora de Montaña de la Mesa son impresionantes. ● Foto de Matthias Mueller, Flickr

Desde la década de 1920 no es posible encontrar leopardos en Montaña de la Mesa. En su lugar, podrás disfrutar de puercoespines, mangostas, serpientes, tortugas y un raro anfibio conocido como la rana fantasma de Rose. Si levantas la cabeza, podrás avistar zopilotes chacales, águilas calzadas, halcones harrier africanos, halcones peregrinos y cernícalos primitivos, entre otros, que constituyen sin duda una de las imágenes de Montaña de la Mesa más memorables.

¿Cómo se originó la Montaña de la Mesa y su peculiar meseta?

La Montaña de la Mesa está llena de misterios. Su historia se remonta unos 300 millones de años, cuando esta elevación estaba todavía al nivel del mar cuando una edad de hielo comenzó a crear, capa a capa, la superficie plana que hoy llamamos ‘Table Top’. Cuando los continentes se separaron, las tensiones y las presiones se acumularon en la corteza terrestre, dando las últimas cinceladas a su exótica orografía.

montaña de la mesa Harshil Shah
Esta es una de las fotos de Montaña de la Mesa más pintorescas. ● Foto de Harshil Shah, Flickr

¿Y de dónde viene su nombre? La montaña fue bautizada así por Antonio de Saldahna, después de que este navegante y militar portugués ascendiera por la Garganta de Platteklip en 1503 y quedara maravillado por esta meseta. De ello, Table Mountain se deriva de Taboa do Cabo, que literalmente significa Tabla del Cabo.

La presencia humana en esta montaña es posterior, de hace 30 mil años, y disponemos de evidencias de que fue habitada en la Edad de Piedra. La montaña era sagrada para los pueblos Khoi y San, ya que creían que su dios (Tsui o Goab) vivía allí. El primer europeo en ver el Cabo fue Bartolomeu Dias en 1448, y en 1497, Vasco da Gama se convirtió en el segundo de lograr esta hazaña, aunque la primera escalada de la que se tiene registro está reservada al citado navegante Antonio de Saldanha. Desde entonces, muchas personas de todo el mundo han escalado la montaña, hasta que el teleférico agilizó esta ardua tarea en 1929.

Subiendo a lo alto de la Montaña de la Mesa en teleférico

El teleférico de la Montaña de la Mesa en África es, en sí mismo, una gran atracción. Conocido como Aerial Cableway o Cable Way , permite disfrutar de las mejores vistas de Ciudad del Cabo. Está en funcionamiento desde hace más de 85 años y es sin duda un buen estímulo para soportar las temperaturas crecientes a medida que nos aproximamos a la cima, desde la cual la panorámica de la bahía y de Robben Island no tiene desperdicio.

[sc name=»Banner OnArticle»]

Desde su inauguración en 1929, este teleférico ha atraído a 24 millones de visitantes. El viaje es suave, pero rápido, pudiendo tardar entre 10 y 15 minutos. En lo alto de la montaña hay un buffet de autoservicio, aunque eres libre de hacer un picnic y disfrutar de la naturaleza a tus anchas. Sentirse entre las nubes, a unos 1066 metros por encima de la ciudad, no tiene precio, al igual que la posibilidad de contemplar una gran variedad de aves, desde águilas hasta pájaros solitarios volando por encima de grandes parcelas de fynbos, la flora autóctona del Cabo.

montaña de la mesa George M. Groutas
El teleférico permite ascender hasta la cima de la Montaña de la Mesa de forma cómoda y segura. ● Foto de George M. Groutas, Flickr

¿Sabías que… el nombre de este peculiar grupo de plantas y arbustos proviene de una antigua palabra holandesa fine bush (arbusto fino)? Los fynbos son un conjunto vegetal fuertemente asociado a las montañas de la región de Ciudad del Cabo y equivale, salvando las distancias, a la sabana en Tanzania o a la tundra en Siberia, no existiendo en ningún otro rincón de la Tierra más que en Sudáfrica.

Si bien el teleférico es muy divertido, obtendrás una experiencia mucho más gratificante al subir a través de Platteklip Gorge, una prominente garganta en el centro de la mesa principal, que es una de las rutas más populares de la montaña. Aunque pueda asustar en primera instancia, el ascenso es bastante sencillo, aunque te llevará unas 2-3 horas dependiendo de tus condiciones físicas. Una buena alternativa es India Venster, si bien las mejores vistas están reservadas a los viajeros que asciendan por Kasteelspoort, siendo además una ruta más fácil

[sc name=»Banner OnArticle»]

También hay rutas más largas a la cumbre desde los suburbios del sur. Tanto Nursery Ravine como Skeleton Gorge comienzan en el jardín botánico de Kirstenbosch. Desde Constantia Nek, puedes tomar un camino más largo y suave hasta las presas en la cima de la montaña

Ni qué decir tiene que una visita a la Montaña de la Mesa es una oportunidad única para explorar Ciudad del Cabo y sus atracciones turísticas: el colorido barrio Bo-Kaap, la histórica prisión de Robben Island, las playas de Bloubergstrand y Boulders o el Jardín Botánico de Kirstenbosch, entre otras maravillas de interés.

Si quieres ampliar esta información y buscar ofertas y promociones relacionadas con este destino de África, la web oficial de Montaña de la Mesa te será de gran utilidad. ¡Y es que pocos rincones de este continente sorprenden tanto como esta majestuosa elevación!

[sc name=»Autora Rebeca»]

Más destinos interesantes en África

10 lugares turísticos de África más visitados que debes conocer
África es un continente variadísimo, con tantos entornos, ecosistemas y maravillas naturales como granos de arena hay en una playa.
12 alimentos que no creerás que sean originarios de África
Son muchos los alimentos africanos que dan forma a la gastronomía de este increíble continente: los ñames, la yuca, el