La Biblioteca de Alejandría, el Faro, la Columna de Pompeyo y otros lugares turísticos que ver en Alejandría

Alejandría es sinónimo de cultura y arte. La ciudad de Alejandro Magno se encuentra en la costa del mar Mediterráneo y es considerada como la segunda capital de Egipto. Además de su emblemática biblioteca, la Columna de Pompeyo, la Ciudadela de Qaitbay, el Palacio de Montazah y otras reliquias antiguas forman parte de la selección de maravillas que ver en Alejandría.

Hay mucho que descubrir, mucho que experimentar y muchísimo que ver en Alejandría, de Egipto, una metrópolis fundada en el año 331 a.C. por Alejandro Magno y que llegó a ser la Roma de su tiempo. Muchos de los sitios históricos más famosos de esta urbe, como su legendaria biblioteca, fueron destruidos por terremotos en el siglo XIV. Pero en la actualidad aún conserva parte de su glorioso pasado y de su identidad cosmopolita.

¿Cuáles son los mejores lugares que visitar en Alejandría?

El turismo en Alejandría brilla con especial intensidad gracias a la amplia selección de edificios, museos y monumentos históricos que atesora y que reflejan el legado cultural y patrimonial que esta ciudad ofrece al mundo.

Biblioteca de Alejandría

Uno de los principales lugares que visitar en Alejandría es su biblioteca, creada a comienzos del siglo III a. C., destruída siglos después y rescatada a finales de los años 80. La biblioteca originaria llegó a albergar todos y cada uno de los libros que llegaban a la costa de Alejandría, a veces por la fuerza, lo que demuestra la importancia de la cultura para los habitantes de esta ciudad.

¿Sabías que… la antigua Biblioteca de Alejandría fue la más importante de su época? Llegó a albergar nada menos que 900 mil volúmenes y manuscritos antiguos, muchos de ellos originales. Ptolomeo III, su creador, pedía prestadas obras antiguas para copiar sus contenidos, pero en su lugar devolvía los duplicados y no los originales. Así es como los manuscritos auténticos de Esquilo o Sófocles terminaron en esta biblioteca.

En la actual Biblioteca de Alejandría es posible acceder a diversas colecciones y exhibiciones, con un vasto museo en su interior. El exterior del edificio se asemeja a un disco blanco inclinado con diferentes grabados antiguos.

Ciudadela de Qaitbay

que ver en Alejandría quatbay
Esta fortaleza es una de las edificaciones más reconocibles de Alejandría. Foto de Ahmedherz.

El sultán Qaitbey construyó esta pintoresca fortaleza durante el siglo XIV para defender a Alejandría del Imperio Otomano y otras amenazas. Sin embargo, la fortaleza fue dañado durante el bombardeo británico de Alejandría durante un levantamiento nacionalista contra la hegemonía británica en 1882 y reconstruido alrededor del cambio de siglo XX. Qaitbey construyó la fortaleza aquí para aprovechar la importancia de otro monumento de importancia, el faro de Pharos, que desafortunadamente a lo largo del siglo XIV fue convertido en ruinas por los terremotos que asolaron el país.

Faro de Alejandría

que ver en alejandria faro
El Faro de Alejandría es uno de los grandes símbolos de la ciudad. Foto de Mohammed Mahdy.

El faro de Alejandría es una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, elaborado en piedra, con una arquitectura inconfundible y cuyos restos aún se encuentran actualmente en el puerto de Alejandría. Construido por Sostratus de Cnidus para Ptolemeo I Soter, este faro alcanzaba los 110 metros de altura, podía avistarse a casi 60 kilómetros de la franja costera y era uno de los símbolos de la ciudad de Alejandría, siendo mencionada en numerosos manuscritos. Asimismo, también aparece en monedas de la época.

Columna de Pompeyo

que ver en alejandria columna pompeyo
La Columna de Pompeyo es uno de los rincones más visitados de Alejandría.

La denominación de esta columna es engañosa, debido a que nada tiene que ver con el General Gaius Pompey, rival de Julio César, que fue matado a manos del faraón Ptoloma en el año 48 a. C. y que dio lugar a la célebre frase: «Roma no paga traidores». Esta enorme columna de 30 metros se cierne sobre los escombros del glorioso asentamiento antiguo de Rhakotis, la ciudad original de donde se desarrolló Alejandría. La columna se levanta de las escasas ruinas del Templo de Serapeum, una magnífica estructura que se encontraba aquí en la antigüedad.

Playa de Maamora

que ver en Alejandría playa Jpatokal
A pesar de no ser su principal atracción turística, en Alejandría es posible broncearse al sol. Foto de Jpatokal.

Playas de Alejandría hay muchas, pero ninguna como la de Maamora, situada al este de los jardines reales de Montaza. Está considerada como una de las principales atracciones turísticas de esta ciudad, debido a la calidad de sus orillas y a las muchas opciones de ocio y diversión que ofrece. Por otra parte, otros arenales que bien merecen una visita son las playas de Stanley, Abu Qir y Corniche.

Palacio de Montazah

que ver en alejandria

Y quienes todavía se preguntan qué hay que ver en Alejandría, no quedarán decepcionados con Montazah, un palacio de elocuente arquitectura, provisto de un jardín y una hermosa panorámida del mar Mediterráneo. Este palacio, además, está rodeado por diversos otros edificios históricos, y su jardín es uno de los más bellos de la ciudad, perfecto para pasear, relajarse y disfrutar de los días soleados. Cuenta con algunas plantas y árboles muy exóticos, que los visitantes pueden admirar.

Palacio de Cleopatra

que ver en alejandria palacio cleopatra
En imagen, un submarinista se encara con el busto de Cleopatra: ¿qué podría contarnos esta piedra si pudiera hablar?

Visitar este monumento submarino es toda una experiencia. Hace 1400 años, hubo un terremoto que hundió el palacio de la reina Cleopatra, que hoy se jacta de ser una de las Siete Maravillas del Mundo. Sus orígenes se remontan al 331 a.C., y desde finales del siglo XX un equipo de arqueólogos trabaja intensamente en su restauración. Sin lugar a dudas, otra de las maravillas que vale la pena visitar Alejandría.

Pocas ciudades de Egipto pueden comparar su historia, cultura y valor patrimonial con Alejandría, ciudad eterna en muchos sentidos, por la que el público turista siente una especial predilección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *