Callejeando por Rabat: 10 lugares que ver en esta exótica capital

La Medina, los Jardines Andaluces, el Palacio Real o la necrópolis de Chellah destacan entre los lugares turísticos de Rabat. ¡Hay mucho que ver en Rabat!

La histórica Medina, el Faro, los Jardines Andaluces, el Palacio Real o la necrópolis de Chellah destacan entre los principales lugares turísticos de Rabat. La modernidad y la tradición se dan la mano en este sugerente destino, por el que cada año apuestan millones y millones de turistas. Y es que hay mucho que ver en Rabat.

Rabat, ubicada en la costa sudoeste de África, es la orgullosa capital de Marruecos y uno de los principales destinos turísticos del mundo. Aunque «El pasado está enterrado profundamente en Rabat», como afirmó la periodista Raquel Cepeda, es posible redescubrir su faceta más moderna en sus amplios bulevares y sus cafeterías al aire libre, donde se respira cierto cosmopolitismo. No obstante, los amantes de la historia quedarán encantados con el casco antiguo y las murallas fortificadas que aún conserva esta increíble ciudad.

¿Cuáles son los principales lugares que ver en Rabat?

Rabat ha sabido convertirse en una de las referencias del turismo marroquí, y no debido a su condición de capital y centro neurálgico, sino a los milenios y milenios de historia que se asientan en su geografía:

Medina de Rabat

que ver en Rabat medina de rabat

Una de las grandes maravillas que ver en Rabat en Marruecos es la Medina, construido alrededor del siglo X, motivo por el que se jacta de ser el espacio más antiguo de la capital. Como no podía ser de otra manera, se ubica en el casco antiguo de esta metrópoli, a la que puede accederse a través de la calle Souika.

Kasbah des Oudayas

que ver en Rabat Kasbah des Oudayas

Este antiguo campamento militar fue erigido en el siglo XII, acogiendo en su recinto algunos de los primeros palacios de la dinastía Alaouite, que aún reina. Su arquitectura medieval, que ha sido el hogar de diversas tribus árabes, inmigrantes andaluces y algunos de los sultanes más poderosos de Marruecos. La flor y nata de este lugar son sus callejuelas decoradas por puertas y fachadas de vistosos colores blancos y azul marino. Sin lugar a dudas, otro de los sitios más turísticos de Rabat.

Faro de Rabat

que ver en Rabat faro

Pero aún queda mucho que ver en Rabat y alrededores, como el faro del fuerte de la Calette, construido en la década de 1920 para advertir a los barcos y embarcaciones que se aproximaban a la orilla. Este faro, de blanco y elegante ‘tallo’, todavía está activo hoy. La puesta de sol es un momento particularmente agradable para visitarlo.

Dar al-Makhzen

que ver en Rabat Dar al-Makhzen

La construcción de Dar al-Makhzen, el Palacio Real de Rabat, comenzó a mediados del siglo XIX. Sin embargo, ya había un palacio y el que hoy conocemos fue construido sobre las ruinas del primero. Cuenta con una fascinante artesanía marroquí en la decoración del edificio. En su plaza central tienen lugar las principales fiestas en honor del rey. Asimismo, alberga un museo de arte marroquí.

La familia real de Marruecos cuenta con un palacio similar al de Dar al-Makhzen en cada ciudad del territorio. Por ello, los entusiastas de la arquitectura palaciega no deberían marcharse sin visitar Dar el Makhzen, uno de los lugares de interés en Fez.

Torre Hasán

que ver en Rabat Torre Hasán

Otro de los atractivos turísticos de Rabat es la Torre Hasán, una mezquita levantada en el siglo XII, que se encuentra inconclusa. De haberse llevado a término, habría sido la segunda mezquita más grande del mundo árabe, sólo después de la Samarra en Iraq. Abu Yusuf Yaqub al-Mansur, el tercer califa del califato almohade en 1195, es el responsable de esta torre, que estaba destinada a ser el alminar más grande del mundo.

¿Qué tienen en común la Giralda de Sevilla y la Torre Hasán de Rabat? La respuesta es Abu Yusuf Yaqub. Y es que el ‘padre’ de esta histórica torre también ordenó levantar el famoso minarete que corona la catedral de Santa María de la Sede, que forma parte de la identidad de la capital andaluza.

Chellah

que ver en Rabat Chellah

No puede decirse que Chellah sea uno de los lugares de Rabat más codiciados por los turistas. Sin embargo, esta necrópolis, que fue habitada por fenicios, cartagineses y romanos, dejaron atrás un legado exquisito. Los restos del asentamiento Sala Colonia aún permanecen, dispersos y muy deteriorados, pero con unas dimensiones y formas que dan una idea de la grandilocuencia de esta ciudad antigua. Abandonado en 1154, quedó desierto hasta el siglo XIV, cuando el sultán Merenid Abou Al Hassan Ali construyó la necrópolis hoy conocida como Chellah.

Mausoleo de Mohammed-V

que ver en Rabat Mohammed-V

Este mausoleo se encuentra en el lado opuesto de la Torre Hassan, y contiene las tumbas de un rey marroquí Mohammed V y sus dos hijos. Para las voces especializadas, la arquitectura del edificio es considerado una obra maestra de la dinastía Alaouite moderna, con su silueta blanca, coronada por un techo de tejas de color verde, que simboliza el Islam. Su construcción se completó en 1971.

Parque Zoológico Nacional de Rabat

que ver en Rabat zoo

Para las familias que deseen hacer turismo en Rabat, este zoológico no puede faltar en su itinerario. Está especializado en fauna marroquí, sahariana y africana, atesorando un sinnúmero de especies de interés. Esta visita es una oportunidad para conocer de cerca la fauna y flora marroquíes, que a menudo son endémicas, y las del continente africano. En su interior, además, se ubican varios restaurantes y cafeterías, como Le Konopizza o Naloub, ideales para degustar el harira, el couscous y otros platos típicos de Marruecos.

Jardines Andaluces

que ver en Rabat jardines andaluces

Consultando las opiniones sobre Rabat, Marruecos, se puede llegar a la conclusión de que uno de los destinos más queridos son los Jardines Andaluces. Ocultos en la Kasbah des Oudayas, fueron diseñados por los franceses durante el período colonial, siendo ideales para relajarse con su paz y su belleza. Aunque su nombre indique que fueron creados por españoles, en realidad fueron franceses los responsables de su diseño, pero inspirándose a todas luces en las fuentes y jardines de las regiones del sur de España.

Musée de l’Histoire et des Civilisations

que ver en Rabat Musee de lHistoire et des Civilisations

Este museo fue creado en 1920 para exhibir la historia de Marruecos desde la prehistoria hasta la era islámica, albergando una interesante colección de obras y piezas de gran valor. Además de las obras prehistóricas y de la colección de objetos de arte, destacan las herramientas y los materiales hallados en las ruinas de Chellah. La sala de bronces, por su parte, dispone de una serie de estatuas procedentes de las excavaciones de Banasa, Thamusida y Volubilis.

En vista de lo anterior, no sorprende que muchos viajeros asocien en el exotismo de Marruecos con Rabat, uno de los mayores exponentes de la arquitectura, belleza y encanto de este país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *