10 destinos para tus viajes a África de safari que te inspirará

No hay nada como la emoción de un safari africano. En la quietud de la madrugada, antes de que el sol naciente alcance su punto máximo y arroje un espejismo de calor en el horizonte, los aventureros inician su travesía, con el sonido de las criaturas salvajes que llaman en la noche y, sin embargo, con una extraña sensación de paz interior. Y es que los viajes a África safari son la máxima expresión de lo inesperado: en la sabana, uno nunca sabe qué le espera a la vuelta de la esquina, ni qué experiencias traerá cada nuevo día.

Decidir el destino donde se desea hacer un viaje a África safari puede ser difícil. Algunos parques son buenos para las vacaciones familiares, otros están diseñados para el romance y unos pocos se centran en actividades concretas, como la observación de aves o la cinegética. Se pueden elegir lodges de lujo con todo incluido u optar por un safari en coche. A continuación, descubrirás diez de los rincones más emblemáticos del continente africano para vivir esta experiencia. ¿Preparado para tu gran aventura?

¿Cuáles son los mejores destinos para viajar a África de safari?

Reserva Nacional Masai Mara, Kenia

Ubicada en el extremo suroeste del país en la frontera con Tanzania, la Reserva Nacional Maasai Mara es el destino de safari por excelencia de Kenia. Cubriendo más de 1,500 kilómetros cuadrados, es un verdadero refugio àra la vida silvestre. Es uno de los mejores lugares del continente para ver leones en su entorno natural. Las experiencias de Maasai Mara incluyen visitas a aldeas Maasai tradicionales o y la Gran Migración anual, que tiene lugar entre julio y octubre, con unos dos millones de ñus, cebras y otros antílopes que migran en masa a través del poderoso río Mara.

león turista viaje de safari
Un turista acaria a un león doméstico, experiencia fácil de disfrutar en cualquier viaje a África | Imagen de Tambako The Jaguar (Flickr)

Parque Nacional de Chobe, Botswana

Otro de los mejores destinos para establecer tus viajes a África en safari es el Parque Nacional de Chobe, que se encuentra adyacente al delta del Okavango en la esquina noroeste de Botswana. Su vasta extensión incluye cuatro ecosistemas distintos, lo que permite una gran variedad de animales y aves. Chobe es especialmente famoso por sus elefantes, con aproximadamente 120,000 de estos grandes animales, que viven dentro de las fronteras del parque. El mejor momento para visitarlo es durante la estación seca (de abril a octubre), cuando vastas manadas de elefantes y otros animales se reúnen para beber a lo largo de las orillas del río Chobe. Este afluente también permite una observación única de los juegos acuáticos de las aves autóctonas.

Parque Nacional Kruger, Sudáfrica

Situado en el noreste del país, en la frontera con Mozambique, el Parque Nacional Kruger es la reserva de caza más famosa de Sudáfrica. El parque es hogar del guepardo sudafricano, el perro salvaje en peligro de extinción y varias especies de pequeños felinos muy escurridizos. Es una buena opción para quienes visitan África por primera vez, con una amplia variedad de opciones de alojamiento (que van desde campings básicos hasta logias de lujo).

Con un sistema de carreteras bien mantenido y de fácil navegación, Kruger es también el destino ideal de safaris en coche y camión. Los observadores de aves deben planear su visita entre octubre y marzo. En este momento, el parque proporciona un hogar temporal para más de 200 especies de aves migratorias. Sin lugar a dudas, uno de esos rincones perfectos para tus viajes africanos en safari.

Parque Nacional de South Luangwa, Zambia

En el este de Zambia, el Parque Nacional South Luangwa es conocido por sus increíbles safaris a pie, que permiten una experiencia inmersiva en el desierto. En el parque conviven rebaños de antílopes y elefantes, así como varias especies de felinos. En particular, South Luangwa es un paraíso para los observadores de aves, con más de 400 especies de aves registradas dentro de sus límites. El mejor momento para visitarlo depende exclusivamente del turista: la observación de aves es mejor en la temporada de lluvias, pero la contemplación de los grandes mamíferos es mejor durante los meses secos de invierno, cuando los animales se congregan en las orillas del río Luangwa en busca de agua.

Delta del Okavango, Botswana

Otra de las opciones recomendadas para hacer un viaje a África safari se ubica en el río Okavango, que atraviesa el centro del desierto de Kalahari en Botswana, creando un sistema único de aguas continentales que da vida a una gran variedad de aves y mamíferos. En el delta del Okavango, puedes ver la vida silvestre desde la tierra y el agua, a veces en una canoa o mokoro tradicional. El mejor momento para visitarlo es durante la inundación anual (que se produce durante la estación seca de mayo a septiembre). En este momento, la abundante vida silvestre del delta se limita a las islas creadas por la inundación, lo que hace que los animales sean más fáciles de detectar. Los puntos destacados incluyen grandes manadas de elefantes y antílopes, hipopótamos, cocodrilos, leones y guepardos, entre otros. Muchas de las aves que se ven aquí son endémicas.

paisaje viaje a africa de safari
Una postal muy típica en cualquier viaje a África | Imagen de RenateDodell (Flickr)

Parque Nacional del Serengeti, Tanzania

En el norte de Tanzania, el Parque Nacional del Serengeti se encuentra junto a la Reserva Nacional Maasai Mara de Kenia. Es un escenario clásico para los entusiastas de los viajes a África de safari, gracias a las extensas praderas salpicadas de árboles de acacia y rebaños de cebras y antílopes que colorean sus paisajes. Estos herbívoros atraen a un gran número de depredadores, y el entorno abierto lo convierte en uno de los mejores destinos para ver a los leones y los guepardos en acción. El Serengeti es mucho más grande que el Maasai Mara. De noviembre a junio, el Serengeti actúa como el escenario principal de la dramática Gran migración. En este momento, innumerables manadas de cebras y ñus se reúnen para pastar, aparearse y dar a luz.

Bwindi Impenetrable National Park, Uganda

Viajando a África en safari también puede disfrutarse del Bwindi Impenetrable National Park, que se encuentra en el suroeste de Uganda, al borde del legendario Valle del Rift. Esta densa selva tropical alberga a casi la mitad de la población mundial de gorilas de montaña, una subespecie críticamente amenazada, con aproximadamente 880 individuos que permanecen en libertad. Aquí puedes seguir a pie los grupos de gorilas habitados del parque, lo que te permite enfrentarte cara a cara con estos fascinantes simios. El bosque también es hogar de chimpancés, mandriles y otros mamíferos, incluidos elefantes y antílopes. Su avifauna es diversa, con más de 20 especies endémicas. El parque también ofrece la oportunidad de conocer a los pigmeos nativos de la región.

Parque Nacional de Etosha, Namibia

En el norte de Namibia se encuentra el Parque Nacional de Etosha, una variada colección de diferentes hábitats, dispuestos alrededor de un área salina tan grande que se puede ver desde el espacio. Este parque es generalmente árido, y muchos de los animales aquí están adaptados para la vida en el desierto, incluidos los antílopes gemsbok y springbok. Los elefantes son comunes aquí, y es probable que veas a más de un león, una hiena y un guepardo. No encontrarás búfalos ni hipopótamos, pues es demasiado seco. El principal atractivo de Etosha es su población de rinocerontes negros en peligro crítico.

Ngorongoro Conservation Area, Tanzania

Este mágico paraje de Tanzania se distingue por su cráter volcánico: la caldera no inundada más grande del mundo. Esta gran depresión actúa como un recinto natural para innumerables especies de vida silvestre, incluyendo los Big Five (león, leopardo, rinoceronte, búfalo y elefante). Los puntos destacados poseen una población sana de rinoceronte negro y algunos de los elefantes más grandes del continente.

El lago en el centro del cráter también alberga enormes bandadas de flamencos de color rosa, mientras que la tribu de los Maasai todavía vive dentro del área. Otra atracción ineludible es la Garganta de Olduvai, un importante sitio paleo-antropológico que ha contribuido enormemente a nuestra comprensión de la evolución humana. Desde luego, un escenario idóneo para emprender viajes africanos safari.

elefantes ave posada en cabeza safari africa
Aunque los tigres y rinocerontes impresionan más, los elefantes embellecen el paisaje como ninguna otra especie | Imagen de Ludovic Hirlimann (Flickr)

Parque Nacional Hwange, Zimbabue

El Parque Nacional Hwange de Zimbabwe cubre aproximadamente 14.650 kilómetros cuadrados de tierra en el oeste del país. Es posiblemente el lugar menos concurrido de los destinos de safari más importantes del sur del continente, lo que permite un mayor sentido de la aventura, lejos de la molesta masificación turística. La población de elefantes de Hwange es legendaria, al igual que sus grandes manadas de búfalos. Los leones a menudo son vistos aquí también. Sobre todo, el parque es uno de los mejores lugares del mundo para ver al perro salvaje africano. Los lodges de caza privados de Hwange ofrecen una gran variedad de opciones de safaris para todos los gustos, que incluyen safaris a pie, safaris a caballo y safaris nocturnos.

Y si este artículo te ha sido útil, no lo dudes: compártelo con tus amigos y familiares a través de las redes sociales. ¡Las cosas buenas de la vida, como los safaris, pueden contagiarse!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *