Mezquita de Hassan II, el templo con el minarete más alto del mundo

Más de 10 mil artesanos y 7 años de duro trabajo fueron necesarios para erigir la Mezquita Hassan II de Casablanca, uno de los templos con mayor emblematismo del territorio marroquí.

ⓘ Desliza el ratón/dedo para navegar entre las imágenes. Haz clic para ver la galería.

La ciudad marroquí de Casablanca tiene su particular Giralda. Diseñada por Michel Pinseau, la Mezquita Hassan II es uno de los edificios más emblemáticos del África septentrional y uno de los templos musulmanes más visitados del mundo árabe, presumiendo de tener diversos récords en su haber, como el de edificio religioso más alto de Marruecos.

A continuación se profundizará en la descripción de la Mezquita Hassan II y en su historia, dando respuesta a las preguntas frecuentes sobre este destino.

Descripción de la Mezquita Hassan II

Situada en el bulevar Sidi Mohammed ben Abdallah Museum, la Mezquita Hassan II se eleva a los pies del océano Atlántico. Necesitó siete largos años para su construcción. Cerca de 10 mil artesanos pusieron su talento al servicio del rey Hassan II, que gobernaría Marruecos desde 1961 hasta 1999.

En realidad, la gran Mezquita Hassan II es un regalo para el rey marroquí. Pero también es un obsequio para los millones de turistas a los que cautiva año tras año. Y es que esta maravilla arquitectónica es una combinación de estilos moriscos con innovaciones propias de finales del siglo pasado.

La entrada de la Mezquita Hassan II da la primera sorpresa al público turista. Su descomunal minarete, de 210 m de altura, presume de ser el más elevado del mundo (el de la Giralda no supera los 95 metros, por ejemplo). Además, en su punto más alto cuenta con un láser nocturno, orientado hacia La Meca.

La ubicación de la Mezquita Hassan II (a la vera del Atlántico) y su gran altura tienen un significado especial. Sus creadores pretendieron subrayar uno de los versos del Corán: «el trono de Alá fue construido sobre el agua»

Aunque su exótico minarete sea el protagonista en todas las fotos de la Mezquita Hassan II, su arquitectura cuenta con otros muchos atractivos. Por ejemplo, en el exterior pueden admirarse algunos de los zellige o azulejos más bellos del mundo árabe. ¡Los hay de color azul, marfil y amarillo!

Pero los viajeros no deben conformarse con las maravillas externas. En el interior de la Mezquita Hassan II sorprende la presencia de un techo retráctil en la sala de la oración. Fue diseñado para que los fieles disfrutasen de la vista del cielo estrellado durante sus oraciones nocturnas.

En las diferentes estancias de la Mezquita Hassan II hay espacio suficiente para albergar a 25 mil personas (casi una tercera parte de la capacidad del Estadio Santiago Bernabéu, nada menos). Por si fuera poco, sus patios al aire libre cuentan con espacio suficiente para acoger a 80 mil personas.

La mezquita Hassan 2 de Casablanca tiene una gran importancia. Por ejemplo, es el edificio religioso más alto del mundo. Tuvo uno de los mayores costes de construcción: 500 millones de euros, nada menos.

Pero además la Mezquita Hassan II presume de ser la segunda más grande de África (sólo por detrás de la Gran Mezquita de Argel), siendo el edificio de su tipo con mayores dimensiones de Marruecos.

Historia de la mezquita de Hassan II

La mezquita de Hassan II en Casablanca, Marruecos, carece de la antigüedad de otros edificios árabes, como la Antigua Medina. Sin embargo, su temprana creación en 1993 le aporta un valor añadido, pues el paso del tiempo no ha hecho estragos en su belleza arquitectónica.

La historia de la mezquita Hassan II comienza en 1980. En julio de ese mismo año el rey de Marruecos, considerado descendiente directo del Profeta Mahoma, pronuncia un discurso multitudinario, expresando su deseo de levantar «una mezquita en el agua, porque el trono de Dios estaba sobre el agua».

El objetivo de la mezquita del rey Hassan II era permitir a los fieles rezar a Dios en tierra firme, con la visión del cielo y océano siempre presentes. En la construcción de este templo intervinieron infinidad de artesanos y trabajadores. Dedicaron 50 millones de horas para erigir no sólo el minarete y los edificios adyacentes, sino todo lo que puede admirarse en ellos.

Por ejemplo, se tallaron unos 53 mil metros de madera para la Mezquita Hassan II. El total de azulejos utilizados, puestos en un mismo lugar, ocuparía 10 mil metros cuadrados.

Además de la belleza intrincada y el increíble tamaño de la gran Mezquita Hassan II, sus creadores pusieron especial cuidado en la seguridad y resistencia de la estructura. Tanto es así que este bello edificio puede soportar terremotos y está dotado de sistemas de calefacción.

Preguntas frecuentes sobre la Mezquita Hassan II

¿Dónde está la mezquita de Hassan II?

La Mezquita Hassan II está situada en el extremo norte de Casablanca, una ciudad costera de Marruecos, el país más septentrional de África y uno de los más turísticos con diferencia. Pero ¿dónde queda la mezquita de Hassan II exactamente? Se ubica en el bulevar Sidi Mohammed Ben Abdallah, muy cerca de la cafetería Le Gatsby.

¿Cómo llegar a la mezquita de Hassan II?

La principal vía de acceso a Casablanca es el Aeropuerto Internacional Mohammed V, situado en Nouasseur. Infinidad de aerolíneas conectan esta ciudad con las principales capitales europeas. Por ejemplo, Iberia, Air Europa, Lufthansa o Alitalia cubren el trayecto Madrid-Casablanca.

Cuando los viajeros se encuentren en Casablanca, ¿cómo llegar a la Mezquita Hassan II? Es relativamente fácil. Puede hacerse en autobús, en taxi y en coche de alquiler.

En autobus: la empresa de autobuses CTM cuenta con una línea regular que conecta el centro urbano de Casablanca con el Aeropuerto Mohammed V.

En taxi: los viajeros no tendrán dificultad para encontrar a algún taxista dispuesto a llegarle directamente hasta la Mezquita Hassan II. Existen los petit taxis, que teóricamente deberían ser más económicos que los grand taxis. El coste del viaje hasta Casablanca ronda los 200 MAD (Dirham Marroquí).

En coche de alquiler: otra alternativa para llegar a la mezquita del sultán Hassan II es alquilando un vehículo en el mismo Aeropuerto Mohammed V, donde se ubican diversas empresas de alquiler de coches, como Sixt Rent a Car, Hertz o Mex Rent A Car. Esta es una opción más costosa que las anteriores, pero proporciona una mayor libertad a los viajeros.

Esta información sobre la Mezquita Hassan II será de gran utilidad a los viajeros que deseen visitar este monumento histórico.

¿Mejor época para visitar la mezquita de Hassan II?

La estación del año juega un papel importante en el disfrute de una visita a la Mezquita Hassan II en Casablanca. La primavera es un periodo ideal para descubrir esta y otras atracciones turísticas de Marruecos.

A principios de junio, las temperaturas son cálidas, pero no extremas. La temperatura durante este mes experimenta mínimos y máximos de 18° y 24° grados. La ocupación es reducida, y los hoteles y resorts pueden reservarse a precios asequibles, al igual que los billetes de vuelo.

Durante los meses de verano, en la temporada alta de Casablanca, la Mezquita Hassan II experimenta una gran masificación. Es importante reservar el alojamiento con anticipación. Los precios en general alcanzan su cénit, por lo que no es una temporada apta para ahorradores.

Para los turistas con presupuestos ajustados, puede ser una gran idea visitar la mezquita Hassan 2 durante el otoño y el periodo invernal. No obstante, es importante traer un paraguas y ropa adecuada en noviembre y diciembre, pues es la época más lluviosa del año en Casablanca.

¿Precio y horario de visita de Hassan II?

Las visitas a la Mezquita Hassan II deben realizarse en grupos de turistas, por no ser musulmanes. Aunque este es uno de los pocos templos religiosos que los extranjeros pueden visitar, existen reglas estrictas para hacerlo.

Por ejemplo, la vestimenta utilizada debe ser discreta, respetuosa y armonizar con la cultura local. No es necesario que cubrirse la cabeza, pero sí las rodillas y los hombros. Esta recomendación debe tenerse en cuenta en el salón de oración, la sala de abluciones y el hammam de la Mezquita Hassan II.

Por otra parte, es importante respetar los horarios de la Mezquita Hassan II. De sábado a jueves puede visitarse a las 9 AM, a las 10 AM y a las 11 AM; durante el mediodía se visita de 3 PM a 4 PM, y el viernes a las 9 AM, 10 AM, 11 AM, a las 3 MP y a las 4 PM. Dispone de un aparcamiento subterráneo en las inmediaciones. Ni qué decir tiene que el Ramadán y otras festividades pueden alterar el horario de visita de la Mezquita Hassan II.

Comprar entradas en la Mezquita Hassan II es necesario para acceder al interior del edificio. Las visitas guiadas están disponibles en varios idiomas. En líneas generales, el público turista tiene que pagar 120 MAD (11 euros), mientras que los estudiantes y los residentes extranjeros disfrutan de una tarifa reducida de 60 MAD.

Los menores también se benefician de entrada reducida. Los pequeños turistas de hasta 12 años pueden acceder a la Mezquita Hassan II desde 30 MAD, mientras que los menores de 6 años disfrutan de entrada gratuita, siempre y cuando vayan acompañados de sus progenitores.

¿Qué ver cerca de la mezquita de Hassan II?

Contemplar la fastuosa decoración de este templo no es la única actividad disponible. Los amantes de la cultura, por ejemplo, tienen una cita obligada con la Biblioteca de la Mezquita Hassan II. Si lo que se busca es una fotografía inolvidable, el Mirador Hassan II es el escenario ideal para conseguirla.

Pero la mezquita de Hassan II en Marruecos no es el único destino de interés turístico en esta parte de Casablanca. A menos de 200 metros se ubica la Playa Mohammedia, un modesto pero exótico arenal donde contemplar el atardecer es todo un placer.

A menos de un kilómetro de la mezquita de Hassan 2 se ubica la Medina Vieja. Situada en la Rue Chakib Arsalane, este templo presume de ser una de las reliquias históricas de Casablanca, al igual que el Mercado de Casablanca en sus inmediaciones.

Y si los viajeros no temen darse una larga caminata, a 2,9 km encontrarán la Antigua Catedral del Sagrado Corazón de Casablanca y a más de 4 kilómetros la Medina Nueva y La Corniche, una de las playas más bellas de esta ciudad costera.

¿Hoteles cerca de la mezquita de Hassan II?

Son muchos los hoteles cerca de mezquita de Hassan II. Los ahorradores acertarán al alojarse en el Hotel Helvetia (a unos 1,2 km), una casa de huéspedes de tres estrellas, en una calle contigua al Boulevard des Almohades.

A pocos metros, en la Place Ahmad El Bidaoui, se ubica el Hotel Central, un alojamiento cuyas dos estrellas esconden una oferta de servicios, prestaciones y habitaciones de primer nivel.

Otro de los alojamientos cercanos a la mezquita de Hassan II es el Hotel Kenzi Tower, en el Bulevar Zerktouni (a 1,6 km). Tiene cinco estrellas y está recomendado para viajeros con presupuestos holgados. Más económico es el Hotel East West, de tres estrellas, situado en la Avenue Hassan Souktani (a 1,7 km).

¿Dónde comer cerca de la mezquita de Hassan II?

¿Buscas restaurantes cerca de mezquita de Hassan II? Una de las mejores opciones es el Restaurante Café La Squala (a unos 1,3 km). Es famoso por los cañones antiguos de su entrada, su salón del té y su oferta de platos típicos de Marruecos.

El Restaurante Las Vegas (a 1,4 km) sirve platos de marisco, pescado y ensalada, con precios asequibles y una terraza con vistas a La Corniche. Los entusiastas de la comida libanesa no sabrán decir que no al Restaurante Baalbek, también en la zona de La Corniche.

Por otra parte, no hace falta alejarse tanto de la mezquita de Hassan II para desayunar. La cafetería Le Gatsby se ubica en una de las calles contiguas al bulevar Sidi Mohammed ben Abdallah Museum. Un poco más lejos se ubica el Cafe Chicoree de la Rue Doukalla. Ambas opciones son perfectas para degustar el delicioso café árabe, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial por la Unesco.

La Corniche, Legzira, Quemado y otras 10 playas de Marruecos donde soñar despierto

A caballo entre el Mediterráneo y el Atlántico, los 1.835 kilómetros de costa marroquí son el escenario de arenales de fama mundial. La Corniche, Legzira, Quemado o Tarfaya destacan entre las mejores playas de Marruecos.

Junto al exotismo de sus mercados tradicionales, mezquitas y desiertos, las playas de Marruecos son uno de los principales atractivos que ofrece este país del África septentrional. El turismo de sol y playa goza de una merecida fama en la geografía marroquí, sede de un fascinante abanico de joyas de arenas doradas y aguas cristalinas, en las que descansar, divertirse o disfrutar de la naturaleza. Read more «La Corniche, Legzira, Quemado y otras 10 playas de Marruecos donde soñar despierto»

La revolución en la música gnawa de Marruecos se llama Majid Bekkas

Majid Bekkas ha sabido mantener la espiritualidad en los ritmos gnawa, fusionándolos con géneros occidentales como el jazz y el blues, de forma similar a lo que Paco de Lucia hizo con el flamenco en Andalucía.

Los tintineos del banjo hajhuj y la percusión uniforme de las castañuelas conocidas como qraqab están ligadas al género musical más tradicional de Marruecos: el gnawa. Uno de sus máximos representantes es Majid Bekkas, un pionero internacionalmente reconocido de este género musical, que ha sabido combinar con infinidad de ritmos foráneos.

Majid Bekkas comenzó a tocar el banjo a los 15 años. Incluso después de enseñar guitarra clásica en el Conservatoire National de Musique de Rabat, este genio prefirió dedicarse por entero a su instrumento frente a cualquier otra actividad. «Es suficiente», afirmó. «Prefiero pasar el resto de mi vida tocando mi música». Eso hizo, y toda una carrera de éxitos avalan esta decisión.

En sus inicios, Bekkas eligió un banjo para tocar música popular «chaabi» antes de ayudar al nuevo renacimiento de música gnawa. Este género tradicional marroquí hunde sus raíces en la esclavitud, siendo famosa por sus marcados ritmos, hipnotizadoramente hermosos.

Bekkas advierte que «tenemos que tener cuidado cuando hablamos de fusión», para evitar perder la «espiritualidad» inherente a este género.

Antes de aprender a ‘hacer magia’, Majid Bekkas recibió primero el ‘hechizo’ de los ritmos típicos del gnawa. El artista Ba Houmane era una figura popular en Sale. Bekkas lo reconoció tocando música gnawa en las calles, y se interesó por aquellas melodías.

«Un día lo seguí. Estaba con el tambor, y lo seguí hasta su casa. Él me dijo: «¿Qué quieres?». Yo no supe que responderle». Así comenzó su aprendizaje con Ba Houmane, que se convertiría en su maestro.

Música gnawa: de la tradición a la revolución de Majid Bekkas y sus contemporáneos

La música gnawa ha sido parte de la cultura de Marruecos desde la llegada, a principios del siglo XI, de esclavos del África subsahariana. Las tradiciones de este grupo étnico (de nombre homónimo y aún existente en países como Argelia y Marruecos) incluyen una forma de música espiritual y ritualista, que está destinada a hacer las paces con el reino espiritual.

Aunque los gnawa fueron originalmente un grupo marginado en Marruecos, su música comenzó a popularizarse en la década de 1960, y hoy sus artistas son uno de los mejores reflejos de la cultura marroquí.

Majid Bekkas musica gnawa marruecos
Un músico callejero toca el hajhuj y entona canciones típicas del género gnawa.

El reciente boom de la música gnawa está logrando conectar a los marroquíes con una identidad panafricana. No es extraño que Maajid Bekkas opine que «la música gnawa en sí misma, es africana … La madre es una, es África. Incluso con el blues. […] Pero no es solo música».

Lo sucedido con los ritmos gnawa de dicha minoría étnica tiene paralelismos interesantes con el pueblo gitano y el flamenco en Andalucía, donde su artista más cosmopolita, Paco de Lucía, impulsó la llamada ‘fusión flamenca’. Esta evolución logró universalizar los ritmos tradicionales de Andalucía. Si bien la música gnawa no ha llegado a tanto, vive una fuerte diáspora por el resto del continente africano.

Aunque Majid Bekkas está entusiasmado con esta difusión, le preocupa preservar su integridad. «Todavía espero que esta música pueda alcanzar un mayor desarrollo… Pero de lo que tengo miedo, me temo que se convierta en algo que perderá su espiritualidad. Eso es lo más importante en esta música: debe mantenerse espiritual».

«Tenemos que tener cuidado cuando hablamos de fusión. Realmente tenemos que tener cuidado (con las mezclas de géneros), y debemos estar abiertos a conocer las otras culturas antes de comenzar a hacer esta fusión entre música gnawa y la otra música».

¿Cómo suena la música gnawa? 5 canciones de Majid Bekkas para descubrirla

Majid Bekkas está lejos de pertenecer a la rama más purista del género gnawa. De ahí que no sea el artista más recomendado para entrar en contacto con estos ritmos africanos. La siguiente playlist combina las melodías gnawa con el jazz, el blues y diversos ritmos africanos:

Mrhaba

Bossoyo

Mimouna Saadiyamou

Bania, junto a Khalid Kouhen y Manuel Hermia

Bouregreg

Marrakech, Casablanca y otras ciudades de Marruecos que debes visitar una vez en la vida

Rabat, Casablanca, Oujda, Marrakech, Meknes y otras ciudades importantes de Marruecos conquistan al público turista por su historia, sus paisajes naturales, el encanto de sus gentes y la magia de la cultura de Oriente, con lo mejor de Occidente.

Hablar de Marruecos es hablar de una historia, tradición y arquitectura milenarias, presentes en cada una de las ciudades que pueblan su mágica geografía. Cada vez son más los viajeros intrépidos que se animan a explorar las ciudades más importantes de Marruecos, debido a las muchas atracciones, hoteles y lugares de interés que atesoran. Read more «Marrakech, Casablanca y otras ciudades de Marruecos que debes visitar una vez en la vida»

La Plaza de Mohammed V, el corazón de Casablanca

Consagrada al rey Mohammed ben Yúsef, esta icónica plaza es depositaria de una larga tradición árabe con no pocas influencias europeas.

A medio camino entre la ciudad vieja y la nueva, la Plaza de Mohammed V en Casablanca es una visita imprescindible para cualquier viajero, depositaria de una larga tradición árabe con no pocas influencias europeas. Probablemente la Plaza de Mohammed V de Casablanca sea el punto más animado de la ciudad, además del centro neurálgico del sistema de transporte y un excelente lugar para pasear. Siempre llena de gente y con la presencia de importantes edificios históricos, esta plaza se originó a principios del siglo XX y debe su nombre a una de las figuras más importantes de Marruecos: el rey Mohammed V. Read more «La Plaza de Mohammed V, el corazón de Casablanca»

Barrio de Quartier Habous, el más icónico de Casablanca

El histórico barrio de Quartier Habous es uno de los más icónicos de Casablanca, muy popular entre los turistas gracias a su arquitectura árabe, sus comercios de artesanías y su mezcla de cultura francesa y marroquí.

U na de las paradas obligadas si se visita la ciudad de Casablanca es el barrio de Habous, también conocido como «Quartier Habous». Este popular mercadillo al aire libre recoge tiendas y puestos de artesanías en los que pueden encontrarse diferentes tipos de souvenirs. Hacerse con un recuerdo típico siempre será más fácil en el el Quartier Habous en Casablanca, aunque el público turista se verá obligado a regatear con los comerciantes locales. Read more «Barrio de Quartier Habous, el más icónico de Casablanca»

Palacio Real de Casablanca, el monumento más bello de Marruecos

El Palacio Real de Casablanca es sin duda el monumento más bello de la ciudad costera. Construido hace un siglo por los hermanos Pertuzio, este hermoso edificio de estilo árabe está considerado como una de las grandes joyas de Marruecos.

E l Palacio Real en Casablanca presume de ser uno de los grandes cuatro palacios reales históricos de Marruecos. Los otros tres se encuentran en la capital del país, Rabat, en Fez y en Marrakech. Su arquitectura es una de las más bellas y exóticas de la tradición islámica, motivo por el que atrapa al turista internacional. Read more «Palacio Real de Casablanca, el monumento más bello de Marruecos»

Mercado Central de Casablanca, un destino culinario de referencia

El Mercado Central de Casablanca es el mejor lugar para tomar el pulso a la vida diaria de esta urbe, degustar sus delicias gastronómicas y (por qué no) comprar algún souvenir.

S ería imperdonable visitar esta fascinante ciudad de Marruecos sin dedicar un día a conocer el Mercado Central de Casablanca: el mejor lugar para tomar el pulso de la vida diaria de esta urbe y degustar sus delicias gastronómicas. Read more «Mercado Central de Casablanca, un destino culinario de referencia»

Plaza de las Naciones Unidas en Casablanca, un destino con mucha historia

Entre la ciudad vieja y la nueva medina, es decir, a medio camino entre el pasado y la modernidad, las arterias más importantes de la ciudad más grande de Marruecos confluyen en un espacio urbano único: la Plaza de las Naciones Unidas de Casablanca.

L a Plaza de las Naciones Unidas en Casablanca posee una ubicación estratégica inigualable, en la encrucijada de las avenidas más importantes de la metrópolis marroquí. Este es el lugar preferido tanto por los turistas como por los locales para reunirse, pasear y tomar un café. Las terrazas de la Plaza de las Naciones Unidas en Casablanca son una invitación a disfrutar de una pausa y descubrir uno de los lugares más interesantes de esta ciudad. Read more «Plaza de las Naciones Unidas en Casablanca, un destino con mucha historia»

Antigua Catedral del Sagrado Corazón de Casablanca, el gran templo cristiano de Marruecos

Aunque hace ya tiempo que la Antigua Catedral del Sagrado Corazón de Casablanca dejó de tener una función religiosa, sigue siendo considerado uno de los edificios más bellos y emblemáticos de la ciudad marroquí.

E s cierto que la población de Casablanca es mayoritariamente musulmana, pero todos sus habitantes se sienten orgullosos de la Antigua Catedral del Sagrado Corazón de Casablanca. Este magnífico edificio de muros blancos y altos pináculos se levanta en el barrio de Gautier, en un torno muy europeísta. La piedra angular de la Antigua Catedral del Sagrado Corazón tiene casi cien años de historia, siendo testigo de la independencia de Marruecos y otros acontecimientos de importancia. Read more «Antigua Catedral del Sagrado Corazón de Casablanca, el gran templo cristiano de Marruecos»