Mercado Central de Casablanca, un destino culinario de referencia

El Mercado Central de Casablanca es el mejor lugar para tomar el pulso a la vida diaria de esta urbe, degustar sus delicias gastronómicas y (por qué no) comprar algún souvenir.

S ería imperdonable visitar esta fascinante ciudad de Marruecos sin dedicar un día a conocer el Mercado Central de Casablanca: el mejor lugar para tomar el pulso de la vida diaria de esta urbe y degustar sus delicias gastronómicas.

El Mercado Central de Casablanca, en Marruecos, es uno de aquellos lugares tradicionales que ningún viajero debería dejar de visitar durante su estancia en la ciudad. Además, es muy fácil acceder a él utilizando el transporte público.

Al poner los pies en este lugar, el visitante se encuentra con un mercado bullicioso y lleno de vida, sobre todo por las mañanas, cuando la actividad comercial es mayor. Sin duda, hay que incluir este mercado en la lista de los mejores sitios para comprar en Casablanca, especialmente en cuanto a productos gastronómicos se refiere.

6,8

Interés turístico ⓘ

Seguridad ⓘ

Infraestructuras ⓘ

Descripción del Mercado Central de Casablanca en Marruecos

Conocido popularmente como Le Marché Central, el Mercado Central de Casablanca se encuentra ubicado en el corazón de la ciudad, en el área del Boulevard Mohammed V y la Medina, muy cerca de la zona del puerto.

En esta zona el trasiego de comerciantes, clientes, curiosos y turistas es incesante. Este zoco de Casablanca no es muy grande, pero cuenta casi con un centenar de puestos de venta. Gran parte de él se encuentra al aire libre. En todo caso, es fácil recorrerlo y orientarse dentro de él.

entrada mercado central de casablanca
Fotografía de Isabelle Mart, YouTube

Es cierto que el lugar atrae a muchos visitantes extranjeros y eso conlleva que algunos precios puedan estar en ocasiones algo hinchados. Aún así, el mercado ha sabido conservar su esencia y su autenticidad. Sin artificios ni «trampas para turistas». Y es que aquí la tradición sigue estando por encima del negocio. Buena prueba de ello es que los viernes a la hora de la oración todos los puestos de venta bajan la persiana y el mercado se queda prácticamente vacío.

puesto del mercado central de casablanca
Fotografía de Nicolas Guinebretière

Un aspecto muy característico del Mercado Central de Casablanca es la presencia abundante de gatos bien cuidados (y mejor alimentados). Estos felinos se dejan mimar por los turistas y saben apreciar la buena comida que les dan los trabajadores a cambio de mantener a raya a ratones e insectos.

El Mercado Central es el mejor lugar para comprar en Casablanca

La visita al Mercado Central de Casablanca, en Marruecos, es una auténtica fiesta para los sentidos: un festival de colores, aromas y sonidos que nada tiene que envidiar al famoso zoco de Casablanca.

Es imposible no quedarse cautivado con este ambiente tan evocador. Los puestos de carne, pescado, fruta, flores y artesanía, todos decorados primorosamente, desfilan ante las miradas de los visitantes como un baile hipnótico.

Todas las paradas del Mercado Central de Casablanca son dignas de visitar, pero sin duda los puestos de pescado con sus atractivos mostradores merecen una mención especial. El pescado y el marisco, siempre de primera calidad, llega cada mañana hasta aquí directamente desde el puerto. Los productos del mar son expuestos a diario a la vista de los compradores, ofreciendo un espectáculo tan vistoso como exuberante.

recipientes alimentos mercado central de casablanca
En imagen, unos recipientes con frutos y otros alimentos en el Mercado Central de Casablanca.

Como es costumbre en este tipo de mercados, los vendedores no se limitan a permanecer detrás del mostrador, sino que saludan a los visitantes y les invitan a probar sus productos, siempre con una sonrisa. Los idiomas que se escuchan aquí son principalmente el árabe y el francés, aunque muchos vendedores hablan también español.

No hay razón para sentirse cohibido: en los mercados tradicionales de Marruecos, la interacción entre vendedor y el cliente es muy especial: la frontera entre ambos se difumina y el regateo es la norma. Se podría decir que incluso una obligación. En este aspecto, el llamado Marché Central en Casablanca no es una excepción.

callejuela mercado central de casablanca
En imagen, una de las callejuelas de este mercado marroqui. Fotografía de Dr. Didier Hinz, Wikipedia Commons

Pasear, curiosear entre los puestos, charlar con los vendedores, dejarse llevar, comprar… ¡Pero sobre todo comer! La experiencia de visitar este mercado estaría incompleta sin un obsequio para el paladar. Y no es extraño que, después de un paseo entre tantas y tan variadas tentaciones, se despierte el apetito del visitante.

Y es que el Mercado Central en Casablanca es por encima de todo un lugar perfecto para almorzar y descubrir el arte culinario más genuino de la ciudad. Los expertos aseguran que es uno de los mejores rincones gastronómicos de todo Marruecos.

puesto de frutas del mercado central de casablanca
Fotografía de Holger Osterbuhr

Una de las experiencias más recomendables en el mercado es la de degustar un plato de ostras frescas con un chorrito de limón en alguno de sus puestos. ¿Existe mejor manera de disfrutar de este manjar?

Algunos de los mejores restaurantes de la ciudad se encuentran en las calles adyacentes al Mercado Central. Por supuesto, sus platos están elaborados con las mejores materias primas y productos frescos que cada día se ponen a la venta en sus paradas.

puesto del mercado central de casablanca en marruecos
Fotografía de Dr. Didier Hinz, Wikipedia Commons

También es posible (son muchos quienes se animan a hacerlo) comprar carne o pescado en los diferentes puestos de venta y acudir a alguno de los restaurantes que se ubican en el patio interior del mercado para pedir que la cocinen allí. Una experiencia irrepetible.

Y después del almuerzo, nada mejor que sentarse en alguna de sus teterías para regalarse un momento de relax saboreando un típico té de menta a pequeños sorbos.

Por estas y otras muchas razones, es justo afirmar que el Mercado Central de Casablanca es el mejor lugar para disfrutar del sabor más genuino de Marruecos y explorar los diferentes estilos culinarios locales.

La historia de Mercado Central de Casablanca se inicia en 1912

Los orígenes del Mercado Central de Casablanca se remontan a la época colonial francesa. De hecho, se encuentra en el corazón de un barrio lleno de antiguos edificios coloniales, ciertamente algunos mejor conservados que otros.

Después de su construcción en el año 1912, pasó a convertirse casi de manera automática en el mejor y más importante de todos los mercados de Casablanca (sin contar por supuesto con el zoco de la ciudad, que habría que englobar en otra categoría). Y todavía hoy lo es.

Zoubida es uno de los iconos del Mercado Central de Casablanca

El Mercado Central de Casablanca tiene más de 100 años de antigüedad, y pocos comerciantes pueden testimoniar su historia tan bien como Zoubida. La vida de esta vendedora de 87 años ha estado ligada a este zoco marroquí desde la década de 1970, siendo uno de los iconos del mercado.

Este vídeo es cortesía del canal LesInspirations ÉCO, YouTube.

Durante un reportaje para el diario marroquí Les Eco, Zoubida confesó que lleva «54 años vendiendo en el mercado» y que aún le quedan muchos más. Esta vendedora de mariscos y otras delicias del mar es una mujer de carácter, como no podía ser de otra forma en un mundo tan dominado por hombres como el comercio en Marruecos.

Información general sobre el Mercado Central

¿Dónde está el Mercado Central de Casablanca?

El famoso Marché Central de Casablanca se ubica en el Boulevard Mohammed V, en el distrito de Derb Ghallef, uno de los más populares de esta ciudad marroquí, en su extremo septentrional. Para más señas, este mercado de Casablanca está cerca de la Plaza de Mohammed V (a unos 700 metros), a sólo unos pasos del Hotel Colbert de la Rue Chaouia.

¿Cómo llegar al Mercado Central de Casablanca?

La mejor forma de acceder a Casablanca es a través del Aeropuerto Internacional Mohammed V. Existen diversas compañías aéreas (Tunisair, Royal Air Maroc o Lufthansa( que conectan esta ciudad marroquí con las principales capitales de Europa.

Desde el Aeropuerto Mohammed V, los viajeros disponen de tres medios de transporte para llegar al Mercado Central de Casablanca: en autobús, en taxi, en tren y en coche de alquiler.

En autobús: La empresa de autobuses CTM dispone de una línea regular que enlaza este aeropuerto con el centro de Casablanca. El precio de sus billetes ronda los 25 Dirham (2-3 euros) en trayectos de 100 km.

En taxi: Sabiendo dónde queda el Mercado Central de Casablanca, los viajeros podrán indicar su dirección a los numerosos taxistas que estacionan cerca del Aeropuerto Mohammed V. Los petit taxis son más baratos los grand taxis.

En tren: El Aeropuerto Mohammed V dispone de una planta inferior en la que se ubica una estación de tren, con una línea regular que conecta este aeropuerto con el centro urbano de Casablanca. Los billetes de primera clase tienen un coste de 50 dirhams (4-5 euros). Los billetes de segunda clase rondan los 35 dirhams (3 euros).

En coche de alquiler: Sin abandonar el Aeropuerto Mohammed V, los viajeros encontrarán sucursales de Sixt Rent a Car, Hertz, Mex Rent A Car y otras empresas de alquiler de vehículos. Esta última opción otorga una gran libertad a los turistas, pero encarecerá notablemente su presupuesto.

¿Mejor época para visitarlo?

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), el mejor momento para visitar el Mercado Central en Casablanca es entre principios de abril y finales de julio. Esta estimación se basa en el promedio anual de temperaturas y humedad ambiental.

La temporada alta de Casablanca coincide con las estimaciones del NOAA. La mayoría de los viajeros prefiere descubrir el Mercado Central durante el verano, cuando la animación social es mayor, si bien el coste y el grado de ocupación alcanzan su punto máximo. Es aconsejable reservar alojamiento con anticipación.

Otra respuesta a la pregunta de cuándo ir al Mercado Central en Casablanca es durante los meses de noviembre, diciembre y enero. ¿La razón? Es el periodo más lluvioso, lo que otorga una pincelada romántica a esta ciudad. Por otra parte, es una oportunidad para disfrutar del Fin de Año en Marruecos, una experiencia memorable en todos los sentidos.

¿Precio y horario de visita?

Aunque los comerciantes están allí a primera hora de la mañana, recibiendo el género fresco y preparando sus puestos con todo detalle, el horario de visita del Mercado Central de Casablanca es desde las 11:00 h. hasta las 15:00 h. Sus puertas permanecen abiertas todos los días, incluidos los domingos.

Pero en realidad, el verdadero apogeo del Mercado Central de Casablanca se produce durante el fin de semana, que es cuando se encuentra más animado: la gente se agolpa bajo las arcadas blancas rematadas por azulejos, atraída por el brillo de las frutas, los seductores aromas de las especies y los sonidos propios del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *