Palacio Real de Casablanca, el monumento más bello de Marruecos

El Palacio Real de Casablanca es sin duda el monumento más bello de la ciudad costera. Construido hace un siglo por los hermanos Pertuzio, este hermoso edificio de estilo árabe está considerado como una de las grandes joyas de Marruecos.

E l Palacio Real en Casablanca presume de ser uno de los grandes cuatro palacios reales históricos de Marruecos. Los otros tres se encuentran en la capital del país, Rabat, en Fez y en Marrakech. Su arquitectura es una de las más bellas y exóticas de la tradición islámica, motivo por el que atrapa al turista internacional.

7,1

Interés turístico ⓘ

Seguridad ⓘ

Infraestructuras ⓘ

Descripción del Palacio Real en Casablanca

El Palacio Real de Casablanca, en Marruecos, es una obra maestra de la arquitectura islámica moderna. Una morada real grandiosa, rodeada de jardines donde florecen palmeras y naranjos, que perfuman un ambiente salpicado por el rumor del agua en las fuentes.

exterior del palacio real de casablanca
Foto de Trainfan2000, TripAdvisor

En sus visitas a la ciudad, el rey Mohamed VI de Marruecos se aloja siempre en el Palacio Real de Casablanca, que tiene la categoría de residencia oficial y es el escenario habitual de recepciones reales y otros eventos.

Este es el motivo por el que el edificio se encuentra siempre estrechamente vigilado y protegido por agentes de la gendarmería marroquí. Precisamente por esas mismas razones la visita al Palacio Real de Casablanca no es siempre posible.

Más conocido por los locales por su nombre en francés (el Palais Royal), este edificio es una maravillosa mezcla de estilos inspirados en la arquitectura tradicional árabe y los elementos constructivos propios de los grandes arquitectos franceses de principios del siglo XX, herederos de las corrientes del Modernismo y el Art Déco.

detalle del palacio real de casablanca
Foto de Cmirandola, TripAdvisor

La puerta de acceso al Palacio Real de Casablanca es sencillamente espectacular: altos muros de mármol decorados con inscripciones y dibujos geométricos (hay que recordar que el Islam prohíbe las representaciones naturalistas) flanquean las enormes puertas de bronce repujado de las que cuelgan enormes aldabas.

Este exótico palacio fue obra de los arquitectos argelinos Louis y Felix-Joseph Pertuzio.

Esta gran puerta de entrada está rematada por un arco de herradura apuntado, rodeado por un delicado ornamento de azulejos blancos y azules. Por la noche, la fachada se ilumina y el conjunto entero ofrece una visión todavía más fascinante.

En el interior del Palacio Real de Casablanca, que por desgracia no se puede visitar sin un permiso oficial, se encuentra el edificio principal, con un gran patio flanqueado de arcadas y rodeado de jardines de inspiración andaluza.

tejado del palacio real de casablanca
Foto de Peter G., TripAdvisor

Los bellos jardines del Palacio Real fueron diseñados por el paisajista francés Jean-Claude Nicolas Forestier y pueden ser admirados desde el exterior a través de las verjas de los muros que dan al Boulevard Victor Hugo. A Forestier se atribuye también el Parque de María Luisa de Sevilla y el Parque del Guinardó de Barcelona.

Historia del Palacio Real de Casablanca

La historia del Palacio Real de Casablanca se remonta a la década de los años 20 del siglo pasado. En aquella época las autoridades coloniales francesas estaban construyendo la ciudad nueva, o Nueva Medina, que debía representar la fusión de las tradiciones locales con el nuevo espíritu de modernidad y progreso llegado desde Europa.

puerta del palacio real de casablanca
Foto de Bob H., TripAdvisor

Uno de los barrios más emblemáticos de esta ‘ciudad nueva’ fue el de Habous. Por aquel entonces, aunque todavía bajo el protectorado francés, Casablanca había sido designada como nueva capital del país y el sultán quería disponer allí de una residencia a la altura de su rango.

De modo que fue en Habous donde el joven sultán Mohamed V, que más adelante sería uno de los artífices de la independencia del país, decidió emplazar la construcción de su nueva residencia. La tarea le fue encomendada a los hermanos Louis y Felix-Joseph Pertuzio, arquitectos franceses originarios de Argelia. A partir de ese momento, ambos se convirtieron en los arquitectos personales del sultán de Marruecos.

arcadas del palacio real de casablanca
Foto de Bob H., TripAdvisor

Los hermanos Pertuzio se encargaron de la fachada y el interior del palacio, solicitando la ayuda de Forestier, con el que ya habían trabajado anteriormente, para el diseño de los jardines.

Desde su construcción, este palacio ha sido escenario de diversos eventos nacionales e internacionales. Las más notables fueron sin duda la cumbre fundacional de la Organización de la Conferencia Islámica en 1969 y la visita histórica del Papa Juan Pablo II en 1985, bajo el reinado de Hassan II. Además, han sido muchas las figuras políticas recibidas por los reyes de Marruecos en el Palacio Real de Casablanca a lo largo de su historia.

cerca del palacio real de casablanca
Foto de Oleg Pokrovskiy, TripAdvisor

Sin embargo, para los turistas visitar el Palacio Real de Casablanca y conocer su historia desde dentro no es nada sencillo. Por razones de seguridad, sólo las personas acompañadas por guías oficiales y con un permiso especial pueden entrar en palacio y admirar su grandiosidad.

Información general sobre el Palacio Real de Casablanca

¿Dónde está el Palacio Real de Casablanca?

Tras conocer la fascinante historia de este lugar, no pocos lectores desearán conocer dónde queda el Palacio Real de Casablanca. Este emblemático edificio se ubica en la Rue Ahmed El Figuigui, una conocida calle del corazón del distrito Habous, en la Nueva Medina.

Hay muchos lugares de interés en el barrio de Habous, donde está el Palacio Real de Casablanca, que pueden servir de referencia para encontrarlo, como el Parque Isesco (a 700 metros), la mezquita Al Houda (a 1,35 km) o la preciosa mezquita Mohamed V (a 900 metros).

¿Cómo llegar al Palacio Real de Casablanca?

Para visitar el Palacio Real de Casablanca se debe acceder a la ciudad desde el Aeropuerto Internacional Mohammed V. Tunisair, Royal Air Maroc y otras aerolíneas conectan esta ciudad marroquí con las principales capitales de Europa. Los turistas encontrarán en este aeropuerto diferentes formas de llegar al Palacio Real de Casablanca en Marruecos:

En autobús: En Casablanca y otras ciudades de Marruecos, la empresa de autobuses más importante es CTM. Cuenta con una línea regular que conecta el aeropuerto Mohammed V con el centro urbano de Casablanca, desde donde será fácil llegar al Palacio Real. Sus billetes tienen un precio de unos 25 Dirham (2-3 euros) en recorridos de 100 km.

En taxi: Los grand taxis y los petit taxis (más asequibles que los primeros) son fáciles de conseguir desde el Aeropuerto Mohammed V. Sus taxistas sabran conducir a los usuarios hasta el Palacio Real de Casablanca, debido a la popularidad de este monumento entre los viajeros internacionales.

En tren: El Aeropuerto Mohammed V dispone de una planta inferior en la que se ubica una estación de tren. Los billetes de primera clase tienen un coste de 50 dirhams (4-5 euros). Los billetes de segunda clase rondan los 35 dirhams (3 euros).

En coche de alquiler: Sixt Rent a Car, Hertz, Mex Rent A Car y otras empresas de alquiler de vehículos disponen de sucursales en el Aeropuerto Mohammed V. Esta opción, a pesar de proporcionar una mayor autonomía a los turistas, no es recomendable para estancias cortas o presupuestos ajustados.

¿Mejor época para visitarlo?

Los datos del NOAA indican que la mejor época para visitar el Palacio Real en Casablanca es entre principios de abril y finales de julio. El promedio anual de temperaturas y humedad ambiental han sido utilizadas para establecer este periodo.

La temporada alta de Casablanca se desarrolla durante los meses de verano, cuando la animación social alcanza su culmen y la ocupación hotelera es mayor. Esta no es la mejor época para ir al Palacio Real de Casablanca para una parte de los turistas, debido a que los precios de los hoteles y de la reserva de vuelos son más elevados.

Otra respuesta a la cuestión de cuándo ir al Palacio Real de Casablanca es durante los meses de noviembre, diciembre y enero, cuando las lluvias son más frecuentes, las temperaturas son más frescas y es posible asistir a festividades como el Año Nuevo de Marruecos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *