Por qué el Día de la Independencia de Mauritania se celebra el 28 de noviembre

El 28 de noviembre tiene una gran significancia para más de 4 millones de mauritanos. Se celebra entonces su separación de Francia, siendo un día festivo que conmemora la Independencia de Mauritania con distintos actos y eventos culturales.

independencia de mauritania

El 28 de noviembre es un día especial en el calendario mauritano. Se conmemora entonces su independencia de Francia, ocurrida a mediados del siglo XX, que marca un punto de inflexión en la historia de este país del África oriental. Se celebra anualmente bajo el nombre oficial de Día de la Independencia de Mauritania.

La República Islámica de Mauritania es una nación de la región del Magreb, que presume de ser el décimo primer país más grande del continente. Su denominación tiene sus orígenes en el reino Bereber de Mauretania, que existió entre los siglos III antes de Cristo y VII después de Cristo, en el territorio de lo que hoy es el norte de Marruecos.

El carácter de una nación puede ser simbolizado por la fecha de su independencia, cuando se convirtió en una república, o quizás por una fecha importante para su santo patrono o dirigente. En el caso del Día de la Independencia de Mauritania, es un día festivo en todo el país que pretende conmemorar el nacimiento de su república.

Mauritania y su independencia, una odisea en toda regla

La independencia de Mauritania, declarada el 28 de noviembre de 1960, fue la consecuencia de un largo historial de enfrentamientos y conflictos contra las potencias coloniales.

Francia inicialmente mostró interés en el área durante el siglo XIX y como su influencia crecía alrededor de Senegal, migró hacia el norte a Mauritania. Entonces, en 1901, buscó formalmente integrar el territorio y ponerlo bajo su influencia colonial, lográndolo exitosamente con una campaña que buscó trabajar con los emiratos nativos de la región como aliados.

Solamente los Brakna, Tagant y Trarza firmaron acuerdos con los franceses. El emirato más norteño, Adrar, no firmó. Con la alianza del Jeque Maa al-Aynayn, los dos grupos comenzaron una rebelión anticolonial contra la ocupación francesa en el territorio.

Todavía faltaban casi 60 años para el año de la independencia de Mauritania, pero la mayor curiosidad es la negativa de los Adrar a firmar el tratado con los franceses. Quizás lo hubieran hecho, pero previamente los franceses habían intentado reclamar la región de Adrar en 1904, lo que estimuló su negativa al dominio francés.

dia de la independencia de mauritania

La guerra de independencia de Mauritania fue librada como una rebelión anticolonial por los Adrar, hasta que fueron derrotados en 1912, y Mauritania se convirtió oficialmente en parte del Afrique Occidentale Française en 1920.

Bajo la dominación colonial, las condiciones de vida no mejoraron drásticamente como algunos habían anticipado. Los franceses prohibieron la esclavitud y la guerra entre clanes. Hubo pocas mejoras en la infraestructura regional, 90 de la población permaneció nómada y muchos pueblos sedentarios, cuyos ancestros habían sido expulsados siglos atrás, comenzaron a regresar a Mauritania.

Pero cuándo fue la independencia de Mauritania estrictamente hablando, nos lleva a fines de la década de 1950. En 1956 Marruecos consiguió la independencia luego de haber sido un protectorado francés. Todavía faltaban algunos años para que Mauritania consiguiera su independencia de Francia.

La historia de la independencia de Mauritania sostiene que en 1960 le fue otorgada como un movimiento precautorio, ya que las tensiones en los territorios coloniales de Francia se habían incrementado. Las reclamaciones de independencia crecían en intensidad y número, tanto en África como en la propia Francia.

Al obtener su ansiada libertad en 1960, se estableció la fecha de la independencia de Mauritania como un día festivo. La ciudad capital de Nouakchott fue fundada en el mismo lugar de la pequeña aldea colonial, el Ksar, que aún se conserva en esta urbe.

La Estructura de Richat, Nouakchott y otros lugares turísticos de Mauritania por descubrir

Son muchos los destinos que ver en Mauritania. La misteriosa Estructura de Richat, ciudades como Ouadâne o fortalezas centenarias como Chinguetti salpican la geografía mauritana, rebosante de naturaleza, reliquias arquitectónicas y maravillas geológicas.

M auritania es un país fascinante que cautiva a miles de viajeros año tras año, gracias a una cultura y una naturaleza rebosantes de encanto y colorido. Más allá de su patrimonio cultural, pues fue fundada por romanos, Mauritania debe su fama a su entorno natural: 1.03 millones de kilómetros cuadrados decorados con un generoso litoral y una gran porción del desierto del Sahara. Read more «La Estructura de Richat, Nouakchott y otros lugares turísticos de Mauritania por descubrir»

Sol y playa en Mauritania: 2 playas y más de 700 kilómetros de costa virgen

Este país del África oriental está lejos de ser un paraíso a la altura de Madagascar o las Seychelles. Sin embargo, las dos playas de Mauritania son arenales de características únicas en el mundo: Nuakchot y Nouadhibou.

Hablar de Mauritania es hacerlo de un destino con más de 750 kilómetros de costa, una generosa franja costera donde los hoteles, sin embargo, brillan por su ausencia. Hay belleza y exotismo en las playas de Mauritania, pero su sector turístico está pobremente desarrollado y sus infraestructuras son mínimas.

Con todo, las mejores playas de Mauritania satisfarán a los viajeros de espíritu aventurero que deseen descubrir algo diferente, único en el mundo. Dónde si no podría encontrarse un cementerio de barcos a pie de playa o unas orillas completamente desiertas hasta donde alcanza la vista. y es que Nuakchot y Nouadhibou son dos rara avises en el turismo de sol y playa.

Playa de Nuakchot

Si hay algo que distingue a las playas de Mauritania es su aspecto salvaje y solitario. Dado que en este país el turismo está todavía dando sus primeros pasos, sus largos arenales ofrecen al visitante la imagen primitiva y genuina de los arenales vírgenes de los tiempos del África precolonial, con blancas orillas y horizontes infinitos. Uno de estos paraísos es la playa de Nouakchot, conocida a su vez como plage de Nouakchott, una preciosa joya situada unos 5 kilómetros al norte de capital del país.

playas mauritania nouakchott
Fotografía de Michał Huniewicz.

Las olas del Océano Atlántico llegan a este tramo de costa sin que ninguna barrera natural las frene. Esta característica, junto con el régimen de vientos, hace de la playa de Nuakchot un lugar ideal para disfrutar del surf, aunque para muchos amantes de este deporte este rincón está todavía por descubrir.

Además, debido a su orientación geográfica hacia el oeste, la de Nuakchot es una de las mejores playas de Mauritania para contemplar la puesta de sol en toda su majestuosidad. El ocaso en esta playa es un momento mágico que deleita a los viajeros más exigentes.

A pesar de que la mayoría de hoteles y complejos turísticos se ubican en Nuakchot y no en la playa, el acceso en taxi desde la ciudad es rápido y barato, probablemente la mejor opción para el viajero. Una vez allí existe la opción de alquilar una carpa o una sombrilla, algo imprescindible para sobrevivir bajo el ardiente sol de Mauritania. También hay algunos pequeños locales donde tomar té y comer platos sencillos. La paz y la belleza que reinan a lo largo de los más de tres kilómetros de arena y aguas azules de esta playa ofrecen un fuerte contraste con el ruido y el bullicio de la ciudad.

playas mauritania nouakchott

Hay que añadir además que la playa de Nuakchot es un destino muy seguro y sus aguas son especialmente valoradas por su limpieza. La visita a este destino no estaría completa sin un paseo por los ajetreados muelles del puerto a última hora de la tarde. Los turistas pueden disfrutar del espectáculo diario de los pescadores arribando con sus canoas tradicionales pintadas de vivos colores y descargando sus redes llenas de capturas. Junto a los muelles abundan los bares y restaurantes en los que saborear platos de pescado y marisco fresco recién extraído del mar.

Playa de Nouadhibou

En el punto más septentrional de Mauritania se ubica la península de Ras Nouadhibou, cuyo territorio se encuentra repartido casi de forma salomónica entre el Sáhara Occidental y Mauritania, a la cual pertenece la costa oriental. En esta estrecha franja de apenas tres kilómetros de anchura se ubica la ciudad de Nouahdhibou y su famosa playa.

playas mauritania Nouadhibou

Son muchos los que conocen este lugar de arenas doradas como la playa de Mauritania de los barcos, no en vano esta es la característica más llamativa de esta parte del litoral mauritano y la que atrae a los viajeros más curiosos. Allí, los viejos cascos de numerosos barcos se oxidan lentamente, varados en la arena o sumergidos cerca de la orilla: pesqueros de arrastre, embarcaciones de recreo, pequeños cruceros… No son los restos de naufragios, sino el extraordinario y singular paisaje del mayor cementerio de barcos en África, en el que más de 300 embarcaciones languidecen sobre la arena.

Los primeros barcos fueron a parar allí a mediados de la década de los 80. Desmantelar grandes embarcaciones era entonces, y aún hoy lo es, un proceso muy costoso. De ahí que muchos propietarios sin escrúpulos pusieran su mirada en Mauritania, donde en aquellos años por el pago de un soborno relativamente pequeño se podían abandonar los barcos viejos e inservibles en la bahía de Nouadhibou.

El más famoso y más fotografiado de los barcos varados en la costa de Nouadhibou es el United Malika, un barco refrigerado de bandera marroquí y 120 metros de eslora, que encalló en un banco de arena el 4 de agosto de 2003. Los diecisiete miembros de su tripulación sobrevivieron y fueron rescatados por la Marina de Mauritania, pero el barco se quedó allí para siempre.

playas mauritania nouakchott

Además de los barcos varados, la playa de Nouadhibou en Mauritania está considerada como una de las más bellas del país, cada vez más frecuentada por los amantes del surf. También son muchos los submarinistas que eligen este destino para bucear entre los restos de los barcos hundidos, colonizados por corales y numerosas especies marinas que han encontrado en ellos un lugar donde vivir.

En la actualidad, el gobierno de Mauritania se encuentra ante un gran dilema: por una parte, existe la voluntad de limpiar la playa y eliminar para siempre los restos de los barcos; sin embargo, la cifra de visitantes de Nouadhibou crece año tras año gracias al poderoso reclamo turístico que estos barcos representan, aportando una importante fuente de ingresos al país.