Así es la Roca Zuma, el misterioso monolito con rostro humano en Nigeria

Conocido como la ‘Puerta de Abuja’, la Roca Zuma presume de ser uno de los monumentos naturales más insólitos del planeta Tierra. Este monolito acoge la representación de un rostro humano en una de sus caras y está asociado con infinidad de mitos y leyendas.

Desliza el ratón/dedo para navegar entre las imágenes. Haz clic para ver la galería.

La Roca Zuma es un colosal monolito que se puede visitar en la zona de Níger, en Nigeria, y que se eleva a más de 1.100 metros de altura. Su lado Este tiene rostro humano, y existe la creencia entre los Gbagyi de que alberga poderes sobrenaturales que protegen a los habitantes de la zona. Zuma es candidata a convertirse en una de las Siete Maravillas Naturales de África.

A continuación se describirá la Roca Zuma y se profundizará en la historia y mitos detrás de este monolito.

Descripción de la Roca Zuma

Conocida a su vez como Zuma Rock, la Roca Zuma está ubicada en Madala, al norte de Abuya, a unos 50 kilómetros en la carretera que conecta con Kaduna.

Zuma tiene una extensión de 725 metros, un diámetro de 3,1 kilómetros, y destaca sobre el paisaje debido a que se eleva unos 1.125 metros sobre el nivel del mar. Su imagen sirve para representar una parte importante de Nigeria, ya que está presente en el billete de 100 Naira, la moneda nigeriana.

La Roca Zuma de Nigeria se caracteriza por la presencia de rasgos faciales en el lado Este del monolito. Una atenta mirada al mismo permite apreciar en la roca la imagen de un rostro humano, donde los ojos, la nariz y la boca son muy visibles y semejan los rasgos de un anciano.

Se cree que es la imagen de una deidad y que aún conserva a su alrededor los poderes ancestrales que protegen la zona. Algunas tribus, como el pueblo Gbagyi, opinan que la Roca Zuma es una puerta de entrada al más allá y que todos los espíritus que abandonan su cuerpo van hacia ese lugar. Se dice que nadie debe instalarse en la Roca Zuma porque, de lo contrario, los espíritus que viven en ella, los castigarán.

La Roca Zuma es un lugar muy visitado en los meses de abril a octubre, debido a que, por la época de lluvias, el ápice de la roca se incendia creando un paisaje enigmático. No se sabe a ciencia cierta el motivo por el que ocurre. Según el geólogo Kistso Ngargbu, profesor de la Universidad Estatal de Nasarawa, este fenómeno puede atribuirse a las intensas lluvias que arrastran fragmentos de roca a gran velocidad, produciendo fricción al deslizarse por la superficie a gran velocidad, lo que generaría un principio de fuego.

Otra forma de referirse a la Roca Zuma de Nigeria es la ‘Puerta de Abuja’, pues se sitúa a las afueras de la capital nigeriana. Aunque se dice que pertenece geográficamente a Madula, se le conoce más como un símbolo del paisaje de Abuja. Justo detrás de la roca se erige el pueblo de Zuma Rock, creado para albergar a los turistas que van a visitar expresamente este insólito monolito.

Se puede visitar libremente, si bien, para acceder a la cima, hay que pagar una pequeña entrada. Es necesario escalar durante unas cinco horas aproximadamente con lo que se tendrá una vista aérea de la ciudad de Abuja, así como de los territorios cercanos.

Es recomendable que esta visita sea realizada con una preparación adecuada para garantizar la seguridad. Se escala con cuerdas, cascos y botas especiales, además de contar con un escalador experto en la zona, que normalmente organiza rutas por el lado Este de la Roca Zuma, por ser el más accesible a los principiantes.

Historia y mitos de la Roca Zuma

Se conoce que los primeros habitantes se asentaron cerca de la Roca Zuma hacia el siglo XV. Fueron los pueblos Zuba y Koro quienes la encontraron y denominaron Zumwa, que significa ‘el lugar de la captura de las gallinas de Guinea’, debido a que esta especie aviar abundaba por la zona.

Los pueblos construyeron asentamientos y, en sus exploraciones, descubrieron el rostro espiritual de la roca, el cual vieron como una representación de una deidad y comenzaron a ofrecer sacrificios y a adorarla para que les protegiera del mal. De ahí que, en la actualidad, gran parte de las gentes de Gbagyi sigue asociando la Roca Zuma con una deidad protectora para su pueblo.

De hecho, se cuenta que, en ocasiones, se escuchan ruidos extraños, y, a veces, como un abrir y cerrar de puertas. Los más crédulos vinculan este fenómeno con la muerte de alguna persona importante y lo relacionan con el mito de que la Roca Zuma de Nigeria es, en realidad, una puerta al más allá que debe cruzar todo aquel que fallece.

Pero dentro de la mitología que rodea a la Roca Zuma también figuran teorías apocalípticas. Se cree que alberga en su interior una gran masa de agua, y que si en algún momento la roca se abriera por su ápice, podría sumergir una parte del planeta Tierra bajo sus aguas.

Desde el siglo XV hasta hoy, la Roca Zuma ha sido utilizada como defensa y también como escondite en situaciones de guerra contra tribus invasoras o fuerzas extranjeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *