El Lago Assal de Yibuti, uno de los destinos más singulares del mundo

El llamado ‘lago de miel’ de Yibuti presume de ser una de las mayores rarezas del continente africano, debido a su altísima tasa de salinidad. Pero ¿qué secretos esconde el lago Assal y por qué merece la pena visitarlo?

E l lago Assal de Yibuti no es el más grande de África. No es el más paradisíaco. Tampoco es el lago más codiciado por el público turista (ni siquiera es recomendable darse un chapuzón en sus aguas). Y sin embargo, este destino es una de las grandes atracciones turísticas de Yibuti. Las características del lago Assal son únicas en el mundo. Tanto es así que la UNESCO ha considerado declararlo como Patrimonio de la Humanidad, conjuntamente con el volcán Ardoukoba.

Descripción del lago Assal

El lago Assal está ubicado en un cráter volcánico en la parte centro-oeste de Yibuti, y marca el comienzo del Gran Valle del Rift africano, abriendo el camino hacia el desierto de Danakil. La salinidad del llamado ‘lago de miel’ se deba a que es la depresión terrestre más baja de su continente, a 150 m por debajo del nivel del mar.

Sus aguas de color turquesa y su privilegiada ubicación pueden engañar a los viajeros. No, el lago Assal en África no es una acumulación de agua como otra cualquiera. ¡Es la mayor concentración salada del continente!

foto lago assal 1
hilera de calaveras a orillas del lago Assal en africa
En la última captura se aprecia una hilera de calaveras recubiertas de sal, lo que demuestra la gran densidad de sal de este lago. Fotografía de PedroVillelaCG (TripAdvisor).

Sus blancas orillas ponen al viajero sobre la pista, y aunque no conozca nada sobre el lago Assal, se pregunta: «¿Todo ese blancor es sal? No puede ser». Y sin embargo, así es.

El lago más salado del mundo no es el Mar Muerto, sino el lago Assal. Su concentración salina es superior al 34%. Tan saladas son sus aguas y orillas que, mientras la flotabilidad de otros lagos hipersalinos es una divertida atracción, en Assal… puede ser mortal.

¿Por qué? Las orillas de Assal son similares a cuchillas y no pueden recorrerse con los pies descalzos. Tal densidad de sal convierte cualquier superficie en una cuchilla, de manera que la idea de darse un baño no es aconsejable.

Con la salvedad de la Antártida, el lago Assal alberga la reserva de sal más grande del mundo. Tiene un lecho de sal sólida con un espesor de aproximadamente 40 cm. Por si fuera poco, el lago salado Assal es uno de los rincones más calurosos de la Tierra, con puntos máximos de evaporación que pueden alcanzar los 55 ° C en verano. Pero su gran atractivo, la sal, también es su maldición, ya que no hay vegetación a la vista: sólo arbustos espinosos y una rica población de bacterias.

foto lago assal 5
foto lago assal 3
una calavera a orillas del lago assal
Esta calavera recubierta de sal bien merece una fotografía para el recuerdo. La segunda fotografía pertenece a Carmen González.

De todos los lagos de Yibuti, este es el más asombroso, como consecuencia de sus condiciones ambientales, especialmente el viento, el sol y la impresionante belleza del paisaje, que casi parece de cristal. En la superficie del lago Assal se puede apreciar una cambiante paleta de colores desde diferentes perspectivas.

Durante siglos, el lago Assal ha sido el epicentro del comercio de sal del Cuerno de África. No hace mucho tiempo, era bastante común ver a las caravanas de sal que transportaban su preciado cargamento hasta Etiopía.

paisaje del lago Assal de Yibuti
dromedarios descansan en el lago Assal de Yibuti
Unos dromedarios descansan a la vera del lago Assal. No es probable que su dueño les abreven en este lugar.

Las tribus de Afar, una de las poblaciones más pobres del mundo, todavía cosechan y venden los cristales de sal, y han hecho de este comercio su principal fuente de ingresos. Sin lugar a dudas, este insólito lago es una de las grandes maravillas que ver en Yibuti, un destino que nunca dejará de sorprender al público turista.

Historia del lago salado Assal

El lago Assal de Yibuti se formó hace más de 10 mil años. En sus orígenes más remotos, las dimensiones de Assal eran mayores y contenía una descomunal masa de agua salada.

La superficie actual del lago Assal alcanza los 54 kilómetros cuadrados. Esta extensión, aunque desprovista de agua, ayuda a entender la grandeza del lago original. Según diversas teorías, Assal habría sido inundado por acuíferos costeros procedentes del actual lago de Gubet.

imagen satelital del lago Assal de Yibuti
lago Assal de Yibuti panoramica
Esta panorámica de Assal recuerda a los viajeros que no es un lago pequeño, ni mucho menos.

Por otra parte, el lago salino Assal tiene en sus inmediaciones un vecino poco usual: el volcán Ardoukoba. Sus erupciones a lo largo de los milenios habrían provocado la ruptura del lago con el Golfo de Tadjoura.

Información sobre el Lago Assal

¿Dónde está el Lago Assal?

El lago salado Assal está ubicado en el mismo corazón de Yibuti, un país del extremo oeste de África. Se emplaza en la parte más occidental del Golfo de Tadjoura, concretamente en la región de Tadjoura, a escasa distancia de la región de Dikhil.

Una extensa lengua de tierra separa al lago Assal de Ghoubbet-al-Kharab y del Golfo de Tadjoura. Se encuentra a 1-2 horas en coche de la capital del país, como puede apreciarse en el mapa del lago Assal.

¿Cómo llegar al Lago Assal?

A pesar de encontrarse a miles de kilómetros de Europa, los viajeros que deseen conocer el lago Assal en Yibuti no tendrán dificultades.

En primer lugar, hay que reservar un vuelo hasta el Aeropuerto Internacional de Yibuti-Ambouli, situado en la Ciudad de Yibuti. Diversas aerolíneas cubren este trayecto desde Madrid, Barcelona, Roma o Londres: EgyptAir, Ethiopian, Turkish Airlines, Emirates o Qatar Airways, etc.

Desde el aeropuerto hasta el lago salado Assal hay dos horas en coche. Es posible llegar en taxi o en coche de alquiler por la carretera RN9 en dirección noroeste. En las inmediaciones del aeropuerto existen diversas empresas de alquiler de vehículos, como Europcar, Hertz o Lootah Rent A Car (a mayor distancia).

¿Mejor época para visitarlo?

Yibuti goza de unas temperaturas cálidas durante la mayor parte del año. Su clima desértico se siente con especial intensidad en el lago Assal, donde el termómetro puede alcanzar cifras de récord. Los meses de verano no son los más recomendables para visitarlo.

La temporada alta en el lago Assal se extiende desde noviembre hasta enero. Durante este periodo su clima es más bondadoso y fresco, correspondiendo al invierno de Yibuti. Esta es la mejor época para visitar el lago Assal y cualquiera de las atracciones turísticas del territorio yibutiense.

¿Precio y horario de visita?

El lago Assal en África no tiene horarios de visita, pudiendo explorarse durante todo el año. La entrada es gratuita, dado que no forma parte de ningún parque natural ni existen restricciones de acceso, y no es necesario comprar tíckets de acceso.

¿Lugares y monumentos cercanos?

Además del lago Assal en sí, existen otras atracciones en sus inmediaciones que serán de gran interés para los turistas. Buenos ejemplos son el parque nacional del Bosque de Day o la capital del país (a 120 km), una parada obligada para quienes busquen un souvenir como recuerdo de su visita.

Mucho más cerca se ubica el volcán Ardoukoba, cuya cima supera los 295 metros sobre el nivel del mar. No existe peligro de erupción. El último episodio tuvo lugar en 1978 a raíz de un terremoto, y se cree que lleva más de 3 mil años inactivo.

No lejos del lago Assal encontramos otra masa de agua de gran belleza: el lago de Gubet, una ensenada que conecta con el golfo de Tadjoura. Sus montañas, acantilados y senderos recónditos son perfectos para el público senderista o los amantes de la aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *